16 factores que afectando tu estabilidad en la salud el dinero y el amor.

Nuestra vida está compuesta de 3 aspectos básicos que son la salud, el dinero y del amor.  Todo se reduce a estos 3 pilares y las falencias en alguno de ellos, hace que todo lo demás marche mal.

El propósito de este artículo es descubrir cuáles son esos factores que atacan estos aspectos básicos para nuestro bienestar.

  1. Factores que contribuyen a problemas de salud.

La salud mental es algo a lo que no le ponemos mucho cuidado, y esto a larga perjudica nuestro cuerpo y nuestra vida. Es muy fácil caer en depresiones, en estrés.  Nos hemos acostumbrado a vivir así, y esto hace que veamos estas conductas como normales, tanto que con el tiempo forman parte de nuestra forma de ser, y terminan por ahuyentar a la gente y a las oportunidades. Veamos las causas más comunes.

– Estrés

El estrés surge por cosas que no somos capaces de manejar, porque nos hemos metido en muchos asuntos o en cosas que van más allá de nuestras fuerzas, así que ese sentimiento de no poderlas manejar se convierte en frustración, y luego en agresividad. A la larga todas estas cargas fueron nuestra elección y se soluciona con soltar muchas de esas cargas innecesarias.

– Depresión

Según últimos estudios, el saber que otros están peor que nosotros nos da alivio, y también hay otros estudio que nos habla de que el dinero nos da felicidad solo si nos hace más rico que otros. Así que muchos de nuestras inconformidades surgen al compararnos con los demás, cosa que es un asunto mental. Si nos ponemos a recrear todas las cosas que nos falta y las cosas malas que nos han sucedido, podemos caer en crisis depresivas difíciles de recuperarnos. Solemos sentirnos el centro de las desgracias y no valoramos las buenas cosas que tenemos como la salud, la familia. Hay cosas que muchos no tienen, y aun así sigue luchando con fuerza, quizás porque están concentrados en sobrevivir y no les da tiempo para ponerse a quejar.

– La hipocondría.

La hipocondría consiste en pensar que se tiene una enfermedad sin tenerla, y eso no solo pasa a nivel del cuerpo, si no de muchas situaciones. A veces podemos llegar a ser muy paranoicos y cree que estamos llenos de problemas, o armamos una tormenta en un vaso de agua, o nos sentimos perseguidos por los demás, cuando a la larga el asunto no es tan grave, y solo es cuestión de reflexionar y tomar decisiones.

– El sedentarismo y la falta de deportes.

Si tenemos un cuerpo es porque lo necesitamos, no ha llegado el tiempo en que vivamos en un mundo puramente mental. En todo caso, el cuerpo no está condicionado para estar sentado o quieto todo el día, así que con el tiempo a falta de cuidado podemos tender a ser más obesos, puede generar problemas de postura, y con serias molestias que se solucionarían con un poco de deporte diario.

– Falta de cuidado en la alimentación

No le ponemos mucho cuidado a la alimentación, pero dado que somos lo que nos alimentamos, entonces si nos alimentamos mal, pues nos enfermamos. El exceso de ciertos alimentos, el consumir muchas grasas, alimentos artificiales y químicos, es algo que a larga termina por enfermarnos, así como también la falta de ciertas vitaminas, el comer a deshoras, el llenarse mucho, el masticar mal. Si miramos bien, la forma en que nos alimentamos es algo que no le ponemos cuidado pero puede estar perjudicándonos mucho.

– Los excesos y malos hábitos.

Básicamente cualquier cosa nos puede hacer daño en tanto no lo hagamos con moderación.  Hasta de tomar agua cualquiera se puede morir. Lo importante entonces es que no lleguemos a una situación en la que sea un algo lo que nos maneje a nosotros.

  1. Factores que contribuyen al deterioro de nuestras relaciones.

Estamos de acuerdo que uno de los puntos difíciles es la convivencia con los demás; pero estas situaciones se complican porque no hemos sabido manejar la situación. Miremos solo algunos ejemplos.

– No saber comunicarnos.

La falta de buena comunicación acerca de las cosas que nos molestan del otro y las cosas que nos agradan, y viceversa, siempre hace que se encuben profundos conflictos que más adelante exploten en grandes problemas cuando ya no toleramos la situación. También podemos decir que el no saber expresar las cosas que queremos hace que estas no sucedan y por tanto tengamos que aguantarnos lo que no queremos

– Dar demasiado.

En una relación el hacer todo el esfuerzo y el luchar siempre por el otro; hace que la otra persona caiga en un desinterés. Es una regla en la vida acerca de que nadie cuida lo que no le cuesta.

– No dar nada.

El otro extremo también genera problemas, ya que cuando no hacemos nada por cuidarnos, no luchamos por conquistar a otras personas, ni le decimos cosas bonitas, o no le hacemos sentir pasión, pues de aquí surge el interés en otras personas que pueden tener en sobra lo que a nosotros nos falta.

– Intolerancia respecto a las defectos de otros.

Estamos de acuerdo que son muchas las cosas que nos molestan de otros, lo ideas sería encontrar a alguien perfecto en todo.  Pero eso realmente va a ser difícil, además de que nosotros también somos un cumulo de defectos.  El no sabernos aguantar ciertas cosas de los demás, el evitar muchas cosas que nos hagan daño, pueden hacer que terminemos solos.

– No saber llegar a los demás.

Respecto a las personas que nos gustan, no podemos esperar que el amor ideal ande por el mundo buscándonos, son cosas que no suceden, es por eso que es tan importante saber decir las cosas, saber llegar, saber conversar, saber progresar en la relación y en definitiva saber seducir.

  1. Factores que contribuyen al deterioro laboral.

El éxito laboral es algo que debemos cultivar porque  por una parte aquí es donde permanecemos la mayor parte de nuestra vida, y por otra parte, solo el dinero que recibimos de nuestro esfuerzo es el que nos garantiza el bienestar en nuestra vida diaria.  Así que es normal buscar estar bien ubicado y ganar más; pero esto a veces no es posible porque descuidamos ciertos factores.

–  Llevarse mal con la mayoría y no conservar amigos. 

Uno no lo cree; pero la ayuda siempre puede venir desde donde menos uno lo espere. Y así que esa persona que alguna vez conocimos, en cualquier momento nos puede dar un empujón en algún asunto, y no podamos recurrir a esa persona porque quedamos enemistados.

Además todos sabemos que muchas de las cosas se mueven por influencias y contactos, entre más contactos tengamos, entre más ganemos el aprecio de los demás, más probabilidades tendremos, incluso sobre los más preparados. Así que nuestro primer error siempre será el no saber cultivar, ni conservar las buenas amistades.

– Falta de Competitividad.

Una persona con grandes talentos y capacidades, es más probable que tenga éxito laboral. Entre más agiles, más organizados, mas tendencia a dar resultados, mejor trabajo en equipo, mayor liderazgo, entre otros, más oportunidad tendremos de progresar.

El ser mejor cada día, el ser un experto en algo, en hacer las cosas con calidad, es algo que requiere mucho esfuerzo, pero hay que hacerlo.

–  Falta de preparación y actualización.

Son muchas las cosas que hoy en día se pueden aprender, el conocimiento es algo que marcha a ritmo muy acelerado.  Si no mantenemos actualizados, entonces iremos quedando obsoletos.

Hoy en día es si no buscar en Internet y con tan solo manuales nos podemos volver expertos en algo, tan solo es separar el tiempo para ello y aminorar el tiempo dedicado a cosas menos lucrativas. Entre más preparados estemos mejor haremos las cosas.

–  Falta de resultados o de cosas para mostrar.

Podemos estar lo mejor preparado del mundo, podemos ser los más eficientes, pero si no tenemos como demostrarlo, entonces nadie nos va creer. Lo que debemos de hacer, es luchar por todos los medios por hacer visibles nuestras capacidades, enfocando nuestra habilidad en hacer algo que los demás puedan valorar.

Si usted es capaz de dar muestra de su talento, si es capaz de mostrar un logro, entonces la gente confiará en usted. Que sean sus hechos los que hablen.

– No saber vendernos.

Una parte importante para sobresalir es tener talento; pero el otro 50% es saber venderse, que los otros se den cuenta de que somos buenos.  No hay necesidades de merecérselo por los ojos a los demás, ya que cuando algo es realmente bueno, puede sobresalir por referencia de los demás.

Aprenda a mostrar sus habilidades, dígaselo a los demás, ellos no leen la mente. Hable de sus triunfos, de sus preparaciones y estudios, de su participación en eventos importantes. De este modo la otra persona que no tiene idea de quién es usted, lo tendrá en cuenta y lo calificará a partir de las cosas que usted le dijo. Eso sí, trata de no parecer arrogante, simplemente  hazlo como si fuera algo informativo.

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.