La influencia de las energías en los pensamientos y decisiones.

El tema de las energías es un tema bastante denso que hay que verlo desde varias perspectivas. De donde surgen, como fueron tratados en los pueblos antiguos donde creían en la magia, como se entiende en esta era de los computadores, y finalmente como influencian la personalidad y afectan la conducta, es de lo que hablaremos hoy.

Esa máquina avanzada que es el organismo humano.

La ciencia ha avanzado mucho, y llegará el momento en que sea capaz de replicar a un ser humano. Con los avances de la inteligencia artificial, y la robótica, hemos visto replicas que se parecen a seres humanos con algunas funciones muy parecidas. Deberíamos suponer que si una inteligencia superior construye a un robot; entonces una inteligencia superior debería de programar y construir al ser humano o por lo menos debería de estar detrás de todos los mecanismos y leyes que permiten la evolución biológica de una hormiga, planta y demás seres.

La ciencia todavía está muy lejos de construir a un ser humano, empezando porque somos seres orgánicos, somos capaces de procrearnos y además el hecho de que dicho organismo crece, y su crecimiento se detiene en determinado momento, y no solo el ser humano sino cada forma de vida. Por otra parte el sistema nervioso encargado de recoger información del mundo exterior y del propio organismo; analiza y ejecuta respuestas, y lo procesa de manera diferente a una máquina; porque las maquinas tienen separadas la memoria, el procesador y el cableado que comunica partes, mientras que en el sistema nervioso las encargadas de todo este proceso son las neuronas que se conectan por sus propias prolongaciones.

Se dice que los seres son un compuesto de 3 partes: Materia, Energía y Consciencia. Las máquinas son materia, metal básicamente y funcionan con energía eléctrica.  Los animales tienen una materia orgánica, y una energía psíquica. Pero los seres humanos son los únicos que poseen consciencia.  La consciencia de las cosas es algo que todavía no somos capaces de replicar, y que puede estar bajo unas leyes que el ser humano ni la ciencia por el momento no es capaz de entender.  Se dice que la materia no crea ni se destruye, si no que se transforma, y entonces ¿qué sucede con las pensamientos como formas de energía?, si no se destruyen, ¿en que se transforman?. El artículo de hoy habla de las energías.

El pensamiento y las energías.

Las máquinas pueden enviar información y ordenes a larga distancia a través de tecnologías como el WIFI; por ejemplo hace sonar música en unos parlantes que se encuentran en otra parte sin ningún cable. Debemos pensar que si elementos tan básicos como las máquinas son capaces de comunicarse sin la necesidad de cables; entonces algo tan avanzado como el organismo pueda ejercer procesos muchísimos más avanzados y que todavía no hay maneras de medir.

El pensamiento funciona a través de impulsos eléctricos. Debido a su propia naturaleza eléctrica; estos al igual que los datos deberían tener la capacidad de viajar y llegar a otros destinos sin necesidad de cables. Deberíamos de pensar de estos pensamientos en términos de partículas subatómicas que guardan cierta cantidad de datos, y que en si mismo son entes que pueden crecer y tener forma propia. Tal y como existen otras formas orgánicas, en el mundo de los pensamientos pueden haber otras formas de pensamiento.

La energía es la fuerza invisible detrás del movimiento de una máquina. Si el mundo visible donde vemos la materia, todo es orgánico; entonces debe haber otro mundo sutil subatómico donde se mueven cosas sutiles como los pensamientos. Además el pensamiento al ser más sutil e interconectar todo el cuerpo debería encontrarse en otra esfera más sutil y moverse en dichas esfera. Es por eso que los antiguos a falta de términos como el átomo, mundo subatómico, decidieron referirse a estos como cuerpo mental, y mundo mental. También hablaron del cuerpo astral y mundo astral para referirse a la esfera donde se mueven las emociones. Todo esto estaba muy documentado en los antiguos tiempos; pero el mundo cristiano y la inquisición acabo con todo vestigio de civilización antigua.

Las formas de pensamientos en el mundo astral (Termino antiguo relacionado con las emociones)

Los pensamientos con cierta carga emocional se asocian y forman por así decirlo cuerpos mentales, que se condensan y adquieren más forma entre más asociados estén a emociones. Dichas formas mentales pueden llegar a tener “vida propia” alimentándose de formas de pensamiento más sutiles y de la misma naturaleza. Cuando hablo en estos términos es para darle un entendimiento más claro, pero pensemos que son solo mecanismos y comportamientos de ciertas formas de energía, propios del mundo subatómico y de naturaleza subconsciente, que reaccionan más no razonan. En los antiguos tiempos estas formas subconscientes y subatómicas eran conocidas por otros nombres.

Algunas de estas formas de pensamiento son reconocidas por cualquiera, por ejemplo los incubos (demonio masculino que se posa sobre victima femenina para tener relaciones mientras duerme) y los súcubos (demonio con forma de mujer que seduce a hombres en sueños). Lo cierto es que diversas formas de pensamiento se alimentan de los vicios de ciertas personas. Hay formas de pensamiento que se acercan e influencian a los borrachos, y de esta manera dichas formas mentales al propiciar ciertos pensamientos y conductas, se alimentan de ello, y de ahí es donde surgen cosas como las llamadas posesiones, donde un pensamiento no es nuestro y nos hace actuar en un sentido u otro. Si bien muchas pasiones no son más que comportamientos automáticos que ejecuta el cerebro, su correspondiente energético, estaría relacionado con estas formas de pensamiento.

Existen otras entidades de este mundo astral y son los egregor, que son energías mentales que soportan una idea, el cual se nutre de la energía mental de las personas con un mismo ideal, y pueden llegar a cierto grado de condensación en la medida de las pasiones. Por ejemplo una iglesia cristiana que lanzan cantos de alabanza tiene su propio egregor que se alimenta de tales oraciones y puede incluso llegarles a hacer “milagros”. También puede haber otros egregor  que se alimenta de las pasiones en un partido de futbol, otros que son alimentados por ideales políticos. Sus formas mentales están relacionadas con la naturaleza de los pensamientos que las forman, si son pensamientos de violencia, entonces su imagen es agresiva.

Dioses antiguos, magias y hechicerías.

Muchos egrégores fueron formados por las oraciones y creencias de las  mismas religiones los cuales se alimentan de la fe de sus seguidores, cada uno de los dioses de las mitologías se alimentan de las oraciones de quien le invocan y actúan en ese sentido.

Los grimorios de la antigüedad, los hechizos, encantamientos; son energías mentales con cierto propósito que se alimentan de quienes los usan. Miremos por ejemplo un conjuro que cualquiera puede leer en el gran grimorio del papa Honorio: “Yo Te conjuro, Antigua Serpiente, por el Juez de los vivos y de los muertos, por el Hacedor del mundo, por aquel que tiene la potestad en enviarte al averno; y te mando que sin demora te marches con todas tus obras y maleficios, de este siervo de Dios”. En otra parte del grimorio vemos un ritual, “Antes de empezar la evocación deberán barrer y allanar el sitio escogido para que te sea fácil el trazado de los círculos. Tomaras un gallo de alas y cola grises y completamente negro del pecho y bajo vientre, y con el cuchillo de mango blanco lo degollarás”.

Estas prácticas eran muy conocidas en la antigüedad y su sabiduría solo estaba al alcance de las abadías y por eso los que más sabían de estas magias antiguas y paganas eran los sacerdotes. Ya habíamos dichos en artículos anteriores que todos estos rituales mágicos su único propósito era concentrar la energía mental, y ayudaba a dar “más confianza” en los resultados a quien lo hacía. Siendo la fe la base de todo hechizo.

La influencia de las formas de pensamiento en el comportamiento, y sobre la buena suerte y mala suerte.

Existían hechiceros dedicados a estos artes antiguos, quienes hacían todo tipo de maleficios, maldiciones y sortilegios, los cuales invocaban dichas formas mentales o incluso las creaban, para de esta manera, ser dirigidas a alguien. Estas formas de pensamiento se adhieren al maldecido, el cual, inocente de lo que pasa empieza a ser influenciado por dicha forma mental y termina transformándolo en el carácter original de esa maldición.

De la misma manera esto sucede en la vida diaria. Por ejemplo cuando vemos a alguien y no esperamos nada de él; entonces dicha energía, junto con otros que piensen parecido, se adhiere al cuerpo mental, haciendo que esta persona sin querer empiece a cometer errores, debido a un inseguridad que no sabe de dónde proviene, y si el mismo calificara lo que le sucede; entonces diría que tiene mala suerte. Del mismo modo a alguien afortunado le sale todo bien a la primera, el confía en sí mismo y los demás también, y por tanto no hay ningún obstáculo o energía que le pueda perturbar, y dicen que tiene buena suerte.

Las formas mentales se adhieren al cuerpo mental (seguimos hablando en los términos de la antigüedad) y de allí empieza a influenciar la mente. Por ejemplo un engendro de estos en una persona deprimida se adhiere y empieza a tener ideas de suicidio, lo cual gradualmente se convierte en una fuerte idea que termina por ejecutar. Estas formas mentales se alimentan de ese modo y son atraídas por los pensamientos de personas proclives a cometer dichos actos. Una persona con malas energías está repleta de estas formas mentales pervertidas, y puede ser rechazada por una persona que tenga buenas energías, o un aura limpia (otro termino de la antigüedad). Por otra parte, una persona en ambientes pesados, puede ser influenciada a pensar de la misma forma. Estas formas mentales hacen que permanezcamos años en ciertos ambientes sin salir de él, porque siempre pensamos de la misma manera y nunca se nos ocurren ideas diferentes. Hay pensamientos tan fuertes que no somos nosotros mismos, somos como demonios, cuando estamos poseídos por la ira, por el miedo, por la lujuria. Durante la edad media, eran muy comunes las posesiones y también los exorcismos.  De ahí que alguien con una debilidad mental y siendo un buen hombre; mata a otro, viola a otro, aun con la consciencia de que eso es malo.

Defensa psíquica para liberarse de hechizos, malas energías y formas mentales.

Todo el mundo es influenciable a esto, dado que en las condiciones de vida normal, nadie vive prevenido de esto, y dichos pensamientos pasan desapercibidos y se piensan que son propios. Y como he dicho en otros artículos; bendita ignorancia para las personas de fe ciega, ya que de verdad la fe mueve montañas, en esta diré bendito escepticismo, porque un escéptico no le pasan nunca este tipo de cosas; porque toda su pensamiento y energía los rechaza, mientras que un supersticioso, miedoso y crédulo, es proclive a atraer estas energías. El escepticismo ha quitado mucha fuerza a todas estas formas mentales, y la ha concentrado en el propio hombre, que es finalmente donde debe de estar.
Por mucho tiempo todos los tipos de magia elemental, talismánica y ritual, fueron usados para crear o liberarse de tales energías. Hoy en día tales tipos de ritos ya no son necesarios, como ya lo hablamos en nuestro artículo: “Como el conocimiento de los antiguos se convirtió en la nueva era”. El hecho es que para defenderse de este tipo de pensamientos lo mejor es separar espacios de tiempo para fijar y repetirse a si mismo sus metas. Este tipo de pensamiento fijo, evita que otro tipo de energías se le adhieran.

Para las personas que son víctimas de este tipo de energía, les recomiendo que se lean algunos libros relacionados que les pueden ayudar. “Autodefensa psíquica” de Dion Fortune, “El gran arcano del ocultismo develado” de Eliphas Levi, “el arte de la verdadera curación” de Israel Regardie. Lo importante es que no separe su pensamiento de lo que quiere lograr, y si debe dedicar 2 horas diarias a fijar su pensamiento; entonces hágalo. Recomiendo leer mi artículo, “Claves para enfrentar una enfermedad”.

Si te gusto este artículo, seguro te va a gustar: “técnicas de meditación para quien no lo ha logrado”. Si aprendiste algo; entonces da Like y disfruta los nuevos artículos siguiéndonos en redes sociales.

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.