Cómo lograr enfoque mental en tus proyectos

La capacidad de actuar y lograr resultados es una de las mayores virtudes que llevarán al éxito a una persona. Entendiendo por éxito el lograr unos mayores niveles de comodidad, tranquilidad, poder, placer, amor, y toda cosa positiva que tu quieras. Si estas conforme con tu vida, entonces pocas veces se pasa de ahí. De este conformismo pocas veces surgen fuerzas adicionales, porque pocos dan más de sí, cuando están conformes.

La mayoría de los seres humanos no pasamos de ser personas que solo creen saber lo que se debe de hacer, que imaginamos lo que se debe de hacer, pero pocos pasan al nivel de la acción, es en la acción donde están los hombres que moldean la historia, y que se distancia del sujeto normal de la esquina, que solamente es un titan en su pensamiento. La imaginación puede todo, y todos somos grandes en el pensamiento. Pero a la vida no le importa lo que pienses, a la vida le importa son tus actos. 

Ahora bien, una vez una persona pasa al plano de la acción, se da de cuenta de que son casi innumerables las cosas por hacer. Simplemente porque sabe que lo puede hacer. La mayoría tienen muy arraigado en el subconsciente la sensación de que no pueden hacer nada en la vida real, salvo ahorrar para conseguir un televisor más grande e ir de vacaciones. En el plano de la acción, las posibilidades son casi infinitas, al mismo nivel de la imaginación, solo que no se hacen con la misma rapidez que como se piensan. Cuando ya se lleva mucho tiempo en el plano de la acción se da de cuenta de la cruda realidad, de que cada cosa es impresionantemente difícil de hacer y que demora mucho tiempo. El tiempo y la energía se hacen tan valiosos como el mismo aire. Luego, tratando de aprovechar estos recursos, te das de cuenta que la mayor fuente de energía, y que desperdicias a raudales, esta en la mente, en tus pensamientos, y es ahí donde te planteas como aprovecharla mejor. Pensamientos que puedes aprovechar en nuevas ideas, estrategias y maneras inteligentes de hacer las cosas, son desaprovechados en fantasias, negativismo y una cantidad de pensamientos mecánicos que dan vueltas en tu cabeza una y otra vez. 

Es aquí donde entra este artículo, que nace con el propósito de ayudar a enfocar tu mente en la realización.

El trabajo previo de autoconocimiento y aceptar la realidad.

Antes de pasar a ser un hombre de acción pura y dura, hay que quitar capaz y capaz de autoengaño, esto es tan impresionantemente difícil, que es poco probable que una persona salga de ese encierro mental, ya que vencer los niveles y niveles de justificación que tiene la mente para mantenerlo en sus propias mentiras, es difícil por el hecho de que no es fácil vernos con todas nuestras fragilidades. Es mucho más fácil nadar en la ilusión, en la apariencia, en no aceptar el dolor y mentirse diciéndose que todo esta muy bien. Es más fácil escapar a la fantasía, allí no tienes que hacer esfuerzo, solo la piensas y ya. Más fácil aun es esperar que llegue esa pareja perfecta que te dará la felicidad, sin que tu tengas que hacer nada, salvo estar a su lado.

Definitivamente vivir en el engaño y la fantasía es tentador, el problema es que te acostumbras y luego el cuerpo no responderá cuando quieras actuar. Adicionalmente confundirás la irrealidad con la realidad. Por eso el primer paso es ver las cosas como son. Pero primero y antes de aceptar nuestra realidad, debemos hacer los siguientes pasos

  1. Autoconocimiento y aceptar tu realidad

Debemos conocer esa verdadera realidad en la que nos encontramos, lo cual requiere de un trabajo arduo de autoconocimiento en la que descubres ideas erradas, fantasías, percepción equivocada de la realidad, esfuerzos que no llevan a ninguna parte, estupideces mentales, emociones de las que somos esclavos, inmadurez, conocimientos equivocados aprendidos en algún momento, y un largo etcétera.

La importancia de reflexionar

Simplemente observe su vida, y reflexione como llego allí y como permanece allí, es entonces cuando vendrá a tu mente los pensamientos detrás de las acciones y situaciones.

  1. Evitar saturar la mente de información

Disminuir la cantidad de información que llega a tu mente y por tanto disminuyes compromisos que asumes con esa información. Por ejemplo, es inevitable que al escuchar una noticia como: “Que descubrieron como el presidente de tu nación estaba robando dinero”, entonces te involucras con dicha situación, y tu mente empieza a generar toda una cantidad de pensamientos, que unido a tantos otros pensamientos te hacen nadar en cosas irreales que te hacen perder la atención de cosas realmente importantes.

Relajar tu mente y buscar momentos para apartarse

Algo que ayuda mucho es realizar ejercicios de relajación mental, que ayudan a despegarte de tanta información. Ejercicios de ayuno mental respecto a la tecnología. Separar espacio de soledad, y de no hacer nada.

  1. Solucionar asuntos pendientes

Son cientos de asuntos pendientes que tenemos en nuestra vida diaria, no nos percatamos de ello, porque nos hemos acostumbrado a no ponerles a atención, ya que, si no piensas en ello, simplemente no esta ahí. Por lo tanto, esto más adelante aparecerá en forma de dificultades. Y por asuntos pendientes me refiero a absolutamente todo: a tus emociones, a tu vida, a tu economía, a tus prejuicios. Todo necesita solución, y todo lo debes hacer tu solo.

La costumbre de anotar todo

Aquí la clave es anotar cuanta cosa vayas detectando que necesita solución en tu vida y que por supuesto le puedas brindar una solución en corto plazo.

Después de saber que hay cosas para solucionar, entonces deberías de luchar por solucionar de manera inmediata cada uno de ellos, trata de dejar tu lista en blanco, empieza en este instante. Llegará en el momento que tan pronto algo surge, lo solucionas de forma inmediata, queriendo estar libre para enfrentar nuevos retos.

  1. Divagación mental, automatismo

Vivimos en un estado de ensueño en la que vivimos fascinados contemplando nuestros pensamientos, y nos apartamos de lo que esta sucediendo en el mundo real, del cual se encarga nuestro subconsciente de hacernos actuar de forma mecánica y de aparentar que somos normales.

Hemos sido educados por la cultura y el entorno de una manera, la mayoría de las veces equivocada, con creencias erradas, con prejuicios, y con el tiempo ese ambiente es tan familiar como lo es el agua para el pez. En ese ambiente familiar se hablan de las mismas cosas, se piensa de forma similar, y por tanto ya no es necesario conectar la consciencia, ya es el subconsciente que se encarga de todo, de reaccionar de la misma manera, de decir las mismas cosas. En dichas circunstancias es difícil si quiera percibir otro tipo de realidad, tener otro tipo de aspiraciones, emprender proyectos que te lleven a nuevas aventuras. La vida se estanca al igual que el pensamiento. Vivimos divagando en las mismas preocupaciones, en las mismas acciones.

Nueva información para tu mente

La mejor manera de evitar la divagación es pensar en cosas nuevas, y para ello debes constantemente reflexionar acerca de lo que te sucede y de como puedes lograr una solución. Entonces el pensamiento pasará de ser pensamiento divagante a pensamiento estratégico. Muchas cosas pueden ocurrir cuando dejas de pensar en tonterías recurrentes y usas el pensamiento en generar ideas nuevas e interesantes.

En este punto la única manera de luchar contra el pensamiento divagante es ponerse a hacer algo productivo y también alimentar tu mente de algo productivo. Es difícil por propia voluntad pensar en otra cosa y mantener la atención en otra cosa, y por tanto hay que crear rutinas de actividad productiva y de consumir información positiva relacionada con nuestros proyectos.

Enfócate en mejorar las situaciones rutinarias que vives

El automatismo es difícil de controlar, entonces crea y vive en automatismos que te ayudan a desarrollar una habilidad. Entonces que tu trabajo y tus responsabilidades te ayuden a desarrollar talentos de liderazgo, que el estrés te ayude a desarrollar habilidades para gestionar mejor tu tiempo. Adicionalmente aprende más acerca de temas que estén relacionados con lo que estés viviendo. Si diriges personal, entonces lee libros sobre como dirigir personal y hacerlos más productivos, de esta manera alineas lo que llega a tu mente con las cosas que haces. Luego, cuando ya domines la situación y hayas desarrollado esa habilidad de forma mecánica, entonces busca y enfrenta nuevos retos.

  1. Pensamiento ordenado

Imaginemos en este instante tu habitación, tu casa, de seguro que sabes donde esta cada cosa, porque está ahí, y que uso le darías. Nada esta porque si, cada cosa cumple su función, y lo que no cumple una función, entonces lo botas, no quieres que haya cosas que ocupen espacio innecesariamente. El espejo, el champú, las ollas, las tijeras, las cortinas, y todo, tienen una utilidad y un espacio. Con el tiempo la casa se va llenando de cosas que no necesitas, de ves en cuanto debes separar tiempo para empezar a limpiar y dejar solo lo importante. En un inicio convives con las cosas que tus padres te compraron, pero en la medida que creces, compras cosas según tus necesidades. Finalmente, cuando llega tu novia te dice que deberías comprar ciertas cosas nuevas.

Así mismo sucede con tu mente, en un principio tus pensamientos no son los tuyos, sino que son cosas que la cultura puso ahí, y de la cual es muy difícil de escapar. Luego, cuando empiezas a crecer en consciencia, empiezas a consumir información que tu mente inquieta pregunta. Esas preguntas te llevan con el tiempo a nuevas circunstancias y personas que te permiten conocer aspectos ocultos de tu personalidad.

Vivir en nuevos entornos con personas nuevas

La clave para trabajar en tu mente y descubrir nuevas cosas, es leer información contraría a la que estas habituado, vivir situaciones nuevas con personas contrarias a tu personalidad, y entonces descubrirás que existe un mundo más allá de tus creencias.

Observarte en situaciones nuevas

Habíamos dicho que tu mente es similar a tu casa, cada cosa que esta allí, cumple una función. La diferencia es que en tu casa sabes claramente que hay, como llegó, y que utilidad darle. Lograr esto en la mente no es tan fácil porque no sabemos que hay allí. Es por eso por lo que vivir nuevas situaciones, te muestra facetas de tu personalidad desconocidas, nuevas personas te dirán cosas de ti que nadie se atrevió a decir, nuevas actividades te harán actuar de maneras desconocidas. De esta manera es más fácil que detectes que hay en tu mente.

Práctica la auto – observación

Con el tiempo de estar observando los pensamientos que se mueven en tu mente, entonces sabrás que hay allí, como llego allí, y que utilidad le darás a ese tipo de pensamientos. Entre más practiques la auto – observación, más fácil será lograr este objetivo.  No necesitas anotar nada, ni clasificar nada, con el tiempo sabrás que tipo de características tienen tus pensamientos.

  1. Desidentificación, despago, desapasionamiento

El cuerpo y la mente se acostumbra a vivir en aquello a lo que se ha dedicado por muchos años, y por más que trate de cambiar, será casi que imposible lograr ese cambio, ya que si fuera una única cosa que debes de solucionar, pero como son cientos de estas, entonces la labor se hace difícil.

Dejar de pensar en algo, dejar de actuar de cierta manera, dejar de identificarse con ciertas situaciones, es cuestión de costumbre, de salud mental, de lograr cierta plenitud, de solucionar muchas cosas en tu vida. Tu no te puedes despegar de algo que crees que necesitas hasta que encuentras algo que te llena lo suficiente como para no necesitar ciertas cosas.

La mente tiene una orientación natural al placer, a la comodidad, al bienestar, y si le ofreces otras formas de vivir esto, entonces la mente se orientará a ello y abandonará lo demás. Tu dejas de pensar en cosas que ya no consideras tan interesantes, ya no te hacen tanta falta.

Encuentra una nueva pasión

Al igual que cuando estas enamorado ya no quieres pensar en otras personas, de la misma manera sucede cuando encuentras una pasión, algo que te gusta y que podrías pasar horas haciendo sin sentir cansancio. Encuentra varias pasiones productivas que ayuden a construir tu vida de forma positiva. Esto hará que muchas actividades que antes te gustaban, te dejen de llamar la atención. Esto lo descubres conociendo personas nuevas.

Ser autosuficiente y vivir de forma sencilla

Te apegas a las cosas porque crees que las necesitas, te acostumbras a depender de ellas, y salvo el alimento y dormir, uno no necesita realmente nada, solo que uno se acostumbró a vivir así.

El teléfono celular no lo necesitas realmente, sino que te acostumbraste a ello. Si bien es útil, no quiere decir que no puedas vivir sin el. Con esto no estoy sugiriendo que no uses celular, sino que debes practicar momentos de no usar el celular, por ejemplo, al ir al gimnasio.

Vivir de forma desapasionada y apegada a las cosas es acostumbrarse a vivir sin tanta cosa, sin volverte un ermitaño. En vez por luchar de llenarte de cosas, lucha por liberarte de cosas.

Las cosas no tienen más importancia de las que le das

Ya lo he mencionado, pocas cosas son importante. Piensa en estos momentos en algo que en algún momento consideraste urgente y tenía que hacerse ya. Ahora piensa si en ese momento te hubiera dado ganas de ir al baño, y que fuera diarrea y tuvieras que aislarte por 2 días hasta recuperarte. Entonces la prioridad cambia, y el mundo sigue normal como antes. Si hubiera cosas inaplazables, entonces tu no dormirías, pero aun con todos tus afanes, debes de dormir. Así que nada es realmente importante.

Cómo lograr no identificarse con tus pensamientos

Cuando estés todo empeliculado con una historia en tu mente, piensa simplemente que no es importante, déjalo aparte, aguántate las ganas de hacerlo, haz el ensayo, y te darás de cuenta que no tenía ninguna importancia verdadera.

  1. Eliminar las cosas que no necesitas en tu vida

El proceso de eliminación forma parte de cualquier aspecto de la naturaleza. Las culturas abandonan tecnologías obsoletas, en nuestra casa botamos las cosas que no sirven, nuestro cuerpo hace el mismo proceso con los desechos, y así mismo deberíamos hacer con nuestra mente.

Debemos generar una rutina de rechazo mental, en las que nos vemos obligados a expulsar de nuestra mente formas de pensamiento obsoletos, que no aportan nada a nuestra vida. Por supuesto tienes que identificar los pensamientos perjudiciales y viciosos que están detrás de muchas acciones equivocadas.

El desprecio consciente por cosas sin valor

Así como el aprecio, el desprecio es una fuerza que cumple su función. De la misma manera que aprecias a alguien por pensar en los detalles positivos, así mismo desprecias por pensar en detalles negativos. En tu mente puedes hacer algo similar.

Separa espacios en tu vida para pensar en las cosas que te perjudica y porque deberías abandonarlas. Primero deberías tener una lista de cosas que te perjudican, y luego tener una rutina en donde piensas en porque debes abandonarla. Entonces sucederá lo mismo que sucede cuando ya no estás enamorado de una persona, sino que le tienes rabia debido a que no dejas de pensar en todo el daño que te ha hecho. Simplemente eso sale de tu vida.

Haz una lista de cosas negativas y de razones por las que deberías abandonar esa actividad, hábito, luego, separa 10 minutos diarios a pensar en ello concentrate en el sentimiento de desprecio, de no querer ver eso.

Eliminar cosas que no eres capaz de despreciar

Hay cosas en la vida que tu sabes que debes abandonar, pero por alguna razón no puedes enfocar desde el punto de vista negativo. Es por ello por lo que en dichos casos lo que debes hacer es simplemente ejercer un proceso de eliminación, en la cual comunicas la idea a tu subconsciente, y este se encarga de subconscientemente apartarlo de tu vida.

La practica consiste en dirigir desde tu imaginación, a ese que quieres eliminar hacia un lugar donde se desvanesca. Esto requiere de trucos adicionales que vemos en nuestros cursos.

Ignorar lo que no quieres

Sencillamente no ponerle atención a algo, es la mejor manera de no entrar en contacto con ello. Genera la costumbre de que cuando algo venga a tu mente, entonces piensa en otra cosa. Mejor si piensas en tu meta. Solo es tomar la costumbre. Para ello separa un espacio en la que le dices a tu mente cual debe de ser la costumbre a tomar cuando una actitud que no quieres aparezca. 

Genera un mecanismo de ignorar, siempre que venga un pensamiento pon por ejemplo un netflix en un programa que te guste, por ejemplo “friends” y así tu mente generará ese mecanismo cada vez que quieras escapar de cierta mecanicidad. También puedes ir a la cocina y prepararte algo. 

  1. Enfocarse en proyectos grandes

Evolución, es la gran fuerza que mueve a todo en la naturaleza, todo evoluciona; los celulares, los animales, y también la consciencia del ser humano. Dicha evolución nos llevará a mayores niveles de poder, placer y bienestar. Bendito mundo moderno en el que ya no tienes que llevar en tu bolso una cámara, una calculadora, una agenda, un reloj, un teléfono, ya que todo esto lo ofrece celular. Invento fruto de mentes inquietas que creyeron que todo podía ser mejor.

Lo mismo sucede con el ser humano, siempre puede ser mejorado, y esa mejoría nace en la mente, logrando mayores niveles de concentración, disciplina, relajación, orden. Una persona ordenada, enfocada y disciplinada, puede lograr ciertos niveles de acciones que una persona sin dichas cualidades no lograría. Pero para que esto pase del plano de la imaginación al plano de las acciones, requiere mucho esfuerzo. De la misma forma que deportista pasa largas horas en el gimnasio alzando pesos cada vez más difíciles que le obligan a esforzarse más, así mismo debemos entrenar nuestra mente.

A. Encuentra ese deseo que te obliga a actuar

Normalmente es la vida la que nos obliga a esforzarnos y a desarrollar ciertas habilidades para superar ciertas situaciones, y cuando esto sucede entonces surge el dolor. Pero cuando es a través de la consciencia que lo hacemos, entonces lo llamamos esfuerzo y disciplina. Pero nadie puede lograr esfuerzo y disciplina sin la suficiente motivación, y es por eso que la única manera de lograr esto en dosis suficientes es encontrar una meta tan grande, un deseo tan grande, que te obligue a hacer cosas extraordinarias.

Nadie puede lograr algo sin pasión, sin dedicación. Deseos vagos, dan resultados vagos. Fuertes e inquebrantables deseos logran hazañas.

B. Apártate de los deseos irreales y poco fructíferos

Antes de lograr enfocarte con toda fuerza a tu meta, debes primero aprender a apartarte de muchos vanos deseos y fantasías que te llevan a ninguna parte. También debes de aceptar que hay cosas que no van a ser posibles en mucho tiempo, cosas importantes que deberán ser desplazadas por otras todavía mucho más importantes, y que deberán ser sacrificadas por años por mucho que tu las quieras realizar.

Para apartar esas fantasías, imáginas que se alejan lentamente para no volverlas a ver.

C. Enamórate de tu meta

De la misma forma que hemos procedido con el desprecio, así mismo hay que hacer con el amor. Es decir que se debe de pensar una y otra vez en las virtudes de la meta, de hacerlo una y otra vez y porque deberías hacerlo. Pasar un tiempo recreando esto en la mente te dará la fuerza de voluntad para actuar. Recrea, imagina y siente una a una las razones para actuar en dicho sentido. En la medida que sientas sus beneficios en esa medida querrás hacerlo.

D. Imita a tu meta, atrae a tu meta

Adicionalmente debes imitar aquello que quieres lograr, debes ejecutar en tu vida ciertos actos que son afines a esa meta y apartarte de todo lo que la pueda espantar. Debes empezar a leer, a contactar personas, a decorar tu hogar, a visitar los sitios que sean afín a lo que quieres lograr. Aquí debes hacer un calendario de actividades, que deberá cumplirse dentro de unas fechas y lograrse dentro de un rango de tiempo previamente establecido. Día a día deberías dedicar un espacio a caminar en ese sentido.

E. Siente tu meta, vívela, convéncete

Anota las motivaciones para realizar dicha meta, recrea en tu mente los beneficios y piensa en ello. Esto funciona con metas materiales. Cuando se trata de cosas espirituales, entonces debes programar tu cerebro con afirmaciones. Debes completar con senzaciones de que realmente es así. Debes estar convencido al 100% de que sucedera.

F. Deseo inextinguible al 100%

La única manera de pasar de tivias motivaciones y por tanto de tivias acciones, es tener un deseo devorador por la meta, una llama inextinguible por vivirla.  En la medida que lo logres, entonces más rápido llegarás a ello. La clave esta en tratar de llevar a la meta las motivaciones y beneficios de lograrlo una y otra vez.

G. Rutina de trabajo

La rutina garantiza crear un hábito y actuar de cierta manera productiva. Crear rutinas productivas es el camino hacia el éxito. Sin rutinas, estás disperso. Asegurate y esfuerzate por hacer todo de la misma manera todos los días hasta lograr el éxito. 

H. Esfuerzo e intensidad

La única costumbre que no debes tomar, es la de dejar que cada día hagas el mismo esfuerzo, te quedas así, y será muy dificil para avanzar. Si el mes pasado hicistes media hora, entonces el proximo més esfuerza por hacerlo por media hora más, con más dedicación, más detalle. Forza a tu cuerpo a dar un poco más de si. 

I. Enfoque en Mejorar

Tu mente debe ir siempre desarrollando su potencial, tu en cada instante debes desarrollar nuevos talentos y para eso respecto a cada cosa que haces debes estar pensando como lo haces más rápido, con más intensidad, con más fuerza, y luego lo aplicas en cada instante que puedas. 

You need to add a widget, row, or prebuilt layout before you’ll see anything here. 🙂
Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.