Como el subconsciente trata de compensar partes de la personalidad que creemos que nos falta.

La compensación es un mecanismo que utiliza nuestro subconsciente para tratar de equilibrarnos al entorno donde nos encontremos.

Cuando hemos crecido con ciertas carencias económicas, emocionales y sociales, entonces esto es algo que se busca compensar de alguna manera.  Está claro que a nadie le gusta mostrarse en clara desventaja frente a los demás.  Cuando nos encontramos en ciertos ambientes en el que todos competimos en igualdad de condiciones, ya sea por el un ascenso laboral, por la atracción del sexo opuesto, por reconocimiento, etc, entonces se crean actitudes en las que no nos veamos menos que otros.

Por supuesto, esto no son cosas que se hacen conscientemente, sino que es el subconsciente que se encarga de ello, generando mecanismos que cumplen con la función de compensación.

  1. La fachada suele representar lo contrario a lo que se trata de mostrar.

Existe una sana tendencia a ocultar debilidades, después de todo no nos gusta que nos tengan lastima o que se burlen en nuestra cara de cosas de las que creemos que carecemos, así que subconscientemente se cree que la mejor manera de ocultar algo es mostrando lo contrario. Los ejemplos respecto a esto son casi infinitos, veamos algunos:

–  Una persona con una profunda fragilidad interna trata de mostrarse fuerte ante los demás, a través de decir palabrotas, de enfrentarse a otros, etc.
–  Una persona con mucho temor, suele gustar de las armas, es decir que necesita algo radical y poderoso que lo proteja, que inspire temor.
–  Una persona inmadura y que se lo suelen recalcar, puede tratar de ocultarlo de muchas formas, ya sea en su vestimenta, en el tipo de decisiones que toma.
–  Algunas veces las personas con un carácter débil, suelen aparentar mucha seriedad, como una forma de protegerse de un potencial abuso.
–  Una persona que vive de broma en broma, puede tratar de ocultar una inseguridad respecto a su forma de ver la vida, o a la insatisfacción que sienta por su forma de vivir.

Las posiciones que se asuman dependerán de las circunstancias y de la personalidad de cada cual.

  1. La tendencia a buscar lo que nos falta.

En la mayoría de los casos no tenemos suficiente con aparentar lo que no somos, necesitamos llenar un vacío y eso lo hacemos buscando algo que lo represente, algo en lo que nos sintamos libres, llenos o protegidos.

–  Si nuestra vida ha carecido de emoción, entonces buscaremos el peligro.
–  Si hemos sido sometido a muchas reglas y presiones, entonces buscaremos ambientes libertinos.
–  Si tuvimos una vida algo triste, siempre se suele buscar el humor.
–  Si nos faltó afecto, entonces lo andamos buscando en los demás.
–  Si hemos sido sometidos a muchos abusos y engaños, entonces buscamos la tranquila soledad.

  1. La máscara que nos ponemos al tratar de adaptarnos a ciertos ambientes.

Nuestra tendencia más común es la de adaptarnos al entorno en que vivimos.  Eso es de vital importancia para una especie tan social como los somos los seres humanos.  Así que es muy común que dentro de un entorno todos se parezcan en sus vicios y sus virtudes.

En la antigua Grecia se sentaba en lugares públicos a discutir de filosofía, y fue así como charladito charladito, fueron dando origen a muchas de las ciencias que hoy mueven al mundo.  Ahora bien, eso no sucede hoy en día, si alguien sacara el tema como el de cuál es la razón de la existencia, no solo se burlarían de él, sino que pensarían que se está enloqueciendo.

Dependiendo de la tribu social a la que nos acerquemos, se hablará de ciertos temas específicos, se vestirá de un modo. Total que a la final terminamos optando por crear una personalidad, que sea aprobada por los demás.  Dentro del ambiente en que crecemos solemos imitar conductas que no tienen que ver con nuestra naturaleza y nuestros verdaderos propósitos y como no solemos reflexionar acerca de nosotros mismos; entonces a la larga solemos quedar así, y lo confundimos con nuestra verdadera personalidad.

Esto es como cuando alguien crece en medio de barras bravas, él puede tener un noble corazón, pero para adaptarse a su entorno se vuelve agresivo, y a la larga ya no volverá a sentir nada, será insensible. Eso nos puede pasar a nosotros en nuestro entorno, con otro tipo de situaciones.  Esto se debe a que el subconsciente asume como una orden aquella postura que mantienes por mucho tiempo.

  1. Atacando lo que sabemos que nos hace falta.

Hasta ahora hemos visto como el subconsciente genera posiciones, busca llenarse de algo, o busca imitar algo que no posee… pero cuando no lo logra por ninguno de estos medios, entonces lo que hace es rechazarlo, para que así no le haga daño.

Usted no puede atacar algo de lo cual no siente ninguna amenaza. La violencia es un síntoma de debilidad, de sentirse amenazado. Usted no es violento con alguien más frágil que usted. Miremos en el ámbito laboral en la que competimos por ascender, al que vemos como competencia y que pueda llegar a destacar, lo que hacemos es desvirtuar lo que hace, atacándolo por cualquier flanco.  Lo descalificaremos y hasta del peinado nos pegaremos para atacarle.

Debemos mirar que tipo de reacciones tenemos ante algo, si la atacamos es porque nos sentimos amenazados. Si la amenaza no es directa ni real, entonces es porque de cierto modo nos sentimos en desventaja y no lo queremos aceptar.  Esto es importante saberlo, porque la mejor manera de triunfar sobre las debilidades es aceptando que hay cosas que no tenemos, para así empeñarnos en conseguirlo.

  1. Mentir, regañar y otras cosas que te dan un falso poder.

De lo que más buscamos dentro de nuestro entorno, es el poder, así sea que no lo admitamos.  ¿Porque lo buscamos?, pues porque nos hemos sentido frágiles, porque hay cosas con las que no hemos sido capaces, porque a veces nos hemos sentido aplastados con un profundo sentimiento de impotencia ante una situación que se nos sale de la mano, porque  a veces nos toca quedarnos cruzados viendo como los demás consiguen las mejores cosas y nosotros no hemos podido.  El sentimiento de impotencia es algo muy común, y es por eso que las personas buscan el poder, pero como no es algo fácil de conseguir, entonces tratan de crear un falso poder.

– Una persona mentirosa se siento con cierto poder, ya que de cierta manera se siente más inteligente por estar manipulando al otro.
– Una persona que vive regañando y que los demás le obedecen para evitar dicha incomodidad, entonces se siete con poder al ver que otros no tienen más remedio que obedecerlo.
– Alguien que haya leído muchos libros, se siente con poder al dictar cátedras para demostrar su erudición, así sea que nadie le haya preguntado, y a él no lo haya constatado.
– Una persona que maltrata o abusa de otra, siente poder debido a que es capaz de someter a otro.
–  Si alguien se compra un carro, un vestido, un celular, y lo muestra a cada rato, entonces, siente poder al hacer caer en cuenta que otros no lo tienen.

Lo llamamos falso poder, porque a la larga esto no conduce a nada, e incluso puede llegar a meternos en problemas, ya que a nadie le gusta sentirse menos que otro, y mucho menos ante algo que subconscientemente se sabe que es un falso poder.

¿Porque el subconsciente toma este tipo de decisiones?

Aunque no lo creamos, cientos de años de evolución han generado mecanismos en el cerebro para adaptarnos de la mejor manera al entorno en el que nos movemos. Nuevos mecanismo serán creados en futuro y serán transmitidos a través de los genes a nuevas generaciones. De entre esos mecanismo esta la adaptación al entorno que nos rodea como una manera de mantener la cohesión para una especie social como somos los seres humanos. Lo otro es protegernos a nosotros mismos de cosas que nos pueden hacen potenciales daños, etc.  Esto se aprendió hace cientos de años, viviendo y comprobando, y luego asumiendo una nueva conducta.

Cuando uno empieza a comprender los mecanismos que subyacen tras de cada acción deja de parecerle la vida tan absurda, tan injusta, y logra ver que todo tiene un curso natural. El subconsciente no es algo perfecto, el solo asume mecanismos a partir de algo que haya funcionado en una experiencia particular.  Es por eso que actuar por reflejo hace que nos estrellemos a cada rato, mientras que si aprendemos a descubrir nuestro subconsciente, podemos conocer mecanismos errados y a partir de ahí mejorar. Nadie puede operar sobre algo que no conoce.   La naturaleza se mejora a sí misma en cada oportunidad y nosotros debemos seguir su ejemplo.

Si te gusto la lectura, entonces disfruta de las nuevas, suscríbete a la lista de correo del panel derecho, y recibe un artículo nuevo cada semana.

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

3 Comments

  • Anónimo Responder

    Me explico mucho

  • Manuel Daniel Ramirez Responder

    Muy interesante su artículo, me animo mucho y me hace pensar en la razón que tenía Stephen Hawking "mientras haya alguien que piense la humanidad tiene esperanza", gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.