Como el entorno cambia nuestra forma de ser sin darnos cuenta.

Nosotros como individuos somos en gran parte el resultado de la cultura en la que hemos nacido. Además de eso un buen sujeto puede ser transformado completamente debido a ciertos factores sociales. El propósito de este artículo es mostrar cuales factores influyen inconscientemente en el individuo.

La naturaleza evolutiva del ser humano.

Como seres vivos, el ser humano nace con ciertos impulsos naturales que le llevan a buscar ser mejor. Esta necesidad de ser mejor es un instinto que lleva a las especies a dar el siguiente paso en una próxima generación. Por otra parte los animales tienen un fuerte sentido de grupo y de familia.

Dentro de un ambiente, las especies buscan adaptarse de la mejor manera y sacar el mejor provecho de lo que les rodea. Buscan ser más rápidos, más inteligente, y más fuertes dentro de su entorno, para así poder sobrevivir, y pasar todo lo aprendido a través de los genes a sus descendientes. En el ser humano este impulso de ser mejor no esta presente en muchos.

El ser humano nace con los impulso naturales de vivir y cuidar la vida del grupo; pero en algún momento esto cambia, y por eso de entre todas las especies animales, es de los pocos animales que bajo ciertas circunstancias renuncia a proteger a su cría, a ese impulso de vivir, y quita la vida a otros de su mismo grupo.

Los instintos en los animales son muy fuertes y eso les protege.

En los animales solo hay instinto, es decir que no pueden evitar ser como son por naturaleza. Un instinto le obliga a comportarse de cierta manera. Por ejemplo nuestro instinto sexual nos obliga a buscar pareja. Los animales al no tener un complejo pensamiento es guiado por unos cuantos instintos.

El ser humano puede pensar, y a partir de unas reflexiones toma unas decisiones, que pueden ir en contra de sus instintos. Esas reflexiones son a partir de lo aprendido en sus circunstancias particulares, o de pensamientos infundados por la cultura.

El ser humano está empezando a experimentar el pensar. Siendo el pensamiento lógico tan nuevo en la naturaleza; entonces pueden suceder toda clase de errores de los cuales aprendemos, y que el aprendizaje es pasado a nuestros descendientes.

No hay libros donde está la guía definitiva de cómo deben ser los parámetros del pensamiento, no hay unas maneras correctas de pensar y actuar, y por eso la mayoría de los pensamientos son errados, estamos aprendiendo. Ilustro esto hablando de temas como el reciclaje, la discriminación racial, la esclavitud, el derecho de los animales. Que aunque son de lógica, para muchos son un tema desconocido.

Factores que cambian los impulsos naturales.

Hay entonces unas fuerzas subconscientes que llevan al individuo en una dirección diferente a sus instintos y a tomar decisiones erradas.

1. La fuerza de la costumbre.

El lugar en que nacimos determina en su mayoría nuestro comportamiento. La fuerza de la costumbre en una cultura, de eso que se acostumbraron a hacer día a día, es una fuerza que nos obliga a hacer lo mismo.

Es muy difícil escapar a la fuerza de gravedad del pequeño mundo de problemas y conflictos en el que nacimos. Imaginemos un campesino, que quiere estudiar y trabajar de médico; pero como su familia no tiene dinero para el estudio y tampoco creen que eso signifique gran cambio, más bien lo obligan a trabajar en el campo. Los buenos deseos de superación del campesino de este ejemplo, son ahogados.

Los costumbres de una sociedad no son más que las adaptaciones a las ideas de alguien, por más incoherentes que sean. El cerebro ve como normal algo que todo el mundo hace y que se acostumbro a hacer. Además es muy difícil cuestionar cosas que uno hace de manera inconsciente.

2. La presión del grupo.

La presión de las masas es muy fuerte. Pocos son los que se atreven a tener una conducta diferente al de las mayorías. Incluso no tiene que ser la sociedad, si no un grupo familiar o de amigos desadaptados y equivocados.

Los seres humanos somos muy influenciables, hacemos según hace la mayoría. Y es que enfrentarse a cosas como la impopularidad, los comentarios de la gente, las burlas, y todo de manera constante, es algo que nos produce dolor, y por naturaleza lo evitamos. Así que el remedio es complacer a los demás.

La adaptación a nuestro entorno es una ley natural para sobrevivir. De esto modo para lograr una convivencia en entornos sociales, debemos de hacer cosas con las que en un principio no estamos de acuerdo.

3. La fuerza de las creencias.

Un ser humano es un cumulo de vacíos, de necesidades psicológicas que debe de llenar. Por ejemplo la inseguridad, la incertidumbre, se busca llenar con grandes dosis de poder. El ser humano busca algo que le brinde satisfacer esa necesidad y generalmente lo encuentra en las creencias.

Las creencias es la fuerza más increíble que hay. Usted puede ser un hombre tranquilo que dedica su tiempo libre a ver televisión, y de un momento a otro verse prendiéndoles fuego a otras personas por una creencia. Un buen ejemplo es el caso de las torres gemelas en donde un individuo arrastro un avión para matarse a él y a cientos de personas.

Entre más extremas son las situaciones en las que nacemos, más extremas pueden ser las creencias a las que se aferran, después de todo para crear una nueva creencia solo basta con imaginar, y mucho imaginan toda clase de abominaciones, y no faltará gente que crea en ello. A más gente que crea en ello, más normal se ve.

4. Una tonta decisión.

Nadie es el culmen de la sabiduría y por eso nadie esta exento de cometer un tonto error, y  resulta que ese tonto error le puede causar unas desastrosas consecuencias que le hunden.

Una llamada por el celular, usted contesta, no mira la vía, y una niña que cruzaba la calle de prisa. Usted entra a la cárcel por homicidio involuntario. En la cárcel alguien se enamora de usted, le hace la vida imposible, le hace despertar de los peores instintos en usted, y a usted le aumentan la condena. Cuantos no estaremos en cárceles que no necesariamente tiene barrotes, por unas decisiones tontas.

Nadie está exento de decir una tonta palabra en el momento menos adecuado, tomar una decisión que le hace perder el dinero, y los mecanismos sociales están creados para castigar los errores y no para servir de apoyo para las soluciones. Esto genera en la gente un impulso a no cometer errores,a evadir resposabilidades, y al huir de ello terminan cometiendo más errores.

Como vencer la fuerza de los condicionamientos sociales.

Una persona puede vencer dichos condicionamientos y lograr plasmar su creatividad.

1. Aislamiento de ciertos factores.

Si la fuerza de la sociedad es tan fuerte, y nosotros queremos cultivar nuestras propias ideas. Entonces debemos de alejarnos, y más bien cultivar todo en soledad. No se progresa en lugares con gente contraria a nuestras ideas.

Una vez logrado ciertas metas, debemos aprender a compartir, ya que si nos aislamos del todo, perdemos el sentido de la realidad. Las personas que piensan contrario a nosotros, están para hacernos ver las cosas desde otros ángulos y darle una explicación más completa a la manera que vemos el mundo.

2. Complemente con ideas contrarias a la suya.

No podemos dejarnos involucrar por creencias de extraños, y mucho menos entregar nuestra vida a ello.

Cuando siente el entusiasmo por una idea de alguien, casi que siente que lo absorbe; entonces trate de leer el punto de vista contrario. De este manera pierde fanatismo, y le puede salvar de hacer cosas extrañas.

3. Tenga confianza y fe en el propósito.

La confianza en sí mismo es despertar todos sus poderes ocultos, su creatividad. Es dar vía libre a toda nuestra capacidad. Del mismo modo la fe es la confianza hacia algo externo, es darle vía libre a que toda fuerza externa nos ayude, mientras que la falta de fe, es obstaculizar esa fuerza en caso de que si exista.

Establezca una meta y un objetivo en el cual va a basar toda su actividad. Tenga confianza plena es sus capacidades, y tenga fe en los factores externos que pudieran ayudar.

Cuando usted se lance a una labor, es mejor que se lanza con toda confianza y fe, ya que si no, es mejor entonces que no lo haga, ya usted ha creado ciertos obstáculos.

4. Paciencia, la más descuidada de las virtudes.

Listo has cometido un error, y debes de lidiar con todas las consecuencias, debes de limpiar tu propia mierda, tu propio desastre. A nadie le gusta; pero debe de hacerse. El encargarnos de nuestros errores, es un largo camino, en el que hacemos cosas que no nos gusta, mientras nos aguantamos de hacer lo que nos gusta.

Es un gran problema en nuestra sociedad la desesperación, la impaciencia, todo lo queremos para ya mismo. Pero forma parte de la vida, hacer cosas que no nos gusta y hacer otra que si nos gusta. Forma parte de la vida, hacer de las dos cosas.

Las dos especies de personas y nuestra intolerancia natural.

En este vídeo con ese corto cuento de la rata y la ardilla, nos sirve para reflexionar, que todas las personas en el fondo somos lo mismo, pero que ciertas circustancias los llevan a verse diferente, y esa diferencia nos hacer rechazarlos. Una persona con oportunidades puede ser la ardilla del cuento, mientras que una persona sin oportunidades puede convertirse en una autentica rata.

Todos somos de la misma naturaleza, pero los lugares en que vivimos, lo que vestimos y comemos, nos hace ser una forma u otra. Estamos acostumbrados a juzgar a las personas duramente por lo que dicen o por lo que hacen, y quizás no tuvieron tanta suerte como lo pudimos haber tenido, y quizás en las mismas condiciones actuaríamos igual.

Debemos de replantear esa forma de juzgar a los demás, deberíamos brindar espacios para ayudar de alguna manera a quienes han cometido errores y no convertir todo en un castigo. Por un error alguien hizo perder una pierna a otro y por castigo ese alguien perdió una mano. Ahora donde había dos recursos humanos que podían ayudar, no quedo ninguno, y quizás con nuestra ayuda y junto al que hizo perder la pierna, se pudiera encontrar la solución para quien cayó en desgracia.

Conclusión.

El hecho de que estemos bien, no quita que por diversos factores externos o internos, en algún momento entremos en situaciones adversas y lejos de ser castigados esperamos una oportunidad para solucionarlo. También es importante ser pacientes y encargarnos de corregir nuestros errores con toda la fe y confianza que se pueda.

También te va a gustar: “Segundas oportunidades, cuando se pueden y no se pueden dar”. Si te gusto; entonces comparte y disfruta de los nuevos contenidos siguiéndonos en redes sociales.
Foto vía: DeShaun Craddock

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.