4 factores inconscientes que forman nuestra personalidad y forma de ser.

Con nuestro ritmo de vida, de compromisos, de agitada vida social y laboral, es realmente poco el tiempo que nos queda para pensar acerca de quiénes somos y que es lo que realmente queremos de la vida, ya que en vez de actuar por consciencia, actuamos por reacción, así que a la larga nos convertimos en personas según el ambiente donde estemos y no en lo que queremos.

Establecer una identidad es seguir nuestro propio camino, para poder realizar nuestros deseos y expresar nuestra verdadera forma de ser, es terminar donde nosotros queremos y no a donde el viento que más sople nos lleve.

1.      Todo lo que nos rodea influye en la forma de ser y pensar.

En el subconsciente existe una tendencia a obedecer e imitar aquello que consideramos de mayor fuerza.  Si nuestros padres son dominadores, crecemos según sus gustos a pesar de nuestros propios deseos. Luego a medida que vayamos creciendo, son los ambientes en que nos movemos los que nos indican nuestro camino a seguir.  Es por eso que en ambientes violentos, conformistas, pesimistas, las personas crece con la misma tendencia, ya que el cerebro no encuentra un punto de referencia diferente que le pueda guiar.  Si lo único que ve y alimenta nuestra alma es agresividad entonces así seremos.  Nadie puede formar una personalidad diferente a partir de una referencia que no tiene.

Al igual que el pez no podría distinguir que se mueve dentro del agua, ya que nadie distingue dentro de que se mueve, así mismo nosotros no distinguimos que influencias nos marcan, y en qué ambiente nos movemos.

Es difícil que alguien con muchas aspiraciones pueda llegar lejos dentro de ambientes conformistas, o que alguien con unos buenos proyectos pueda surgir en ambientes en donde no se apoyen las buenas ideas, o que alguien que creció en ambientes depresivos y agresivos pueda desarrollar un personalidad optimista.

2.     Todo lo que admiramos inconscientemente lo imitamos.

Por naturaleza tendemos a seguir a todo aquello que consideramos más fuerte, más exitoso, ya que el seguir dichos puntos de referencia, garantizan de cierto modo una mejora en determinados ambientes.  Eso está bien, ya que de ese modo la naturaleza garantiza que todo irá mejor.  Ahora bien, en una mente inmadura, y con falta de conocimiento, estos conceptos pueden ser errados.  En un adolescente  el punto de referencia acerca de lo que es ser fuerte, es el tipo duro de su cuadra o del colegio, y cuando este no lo hay; entonces es el que ve en las películas.

A medida que crecemos, alimentamos nuestro cerebro con nuevas experiencias, y si alguien viene a nosotros con un cuento de que en tal parte si te convierten en millonario, o que en tal lugar te dan la salvación, o que meterte en tal negocio ilícito se puede hacer mucho dinero, entonces si la idea está bien sustentada entonces es muy probable que terminemos por seguirla, y además empecemos a  rechazar otras nuevas propuestas.  Las primeras ideas o propuestas que lleguen a nuestra vida siempre tienen mucha fuerza, por su misma novedad, y porque aun somos incautos.

Otros toman sus puntos de referencia de los libros que leen.  Las primeras cosas que leemos puede llegar condicionarnos. Si empezamos leyendo libros de ciencia entonces una mente escéptica guiara nuestra forma de pensar, pero si leemos libros de metafísica entonces seremos muy creyentes.  Y no con esto estoy queriendo decir que tal o cual tema es verdad, si no que es para hacer caer en cuenta que nos dejamos absorber mucho por el tipo de lectura que tenemos, y por las primeras ideas que llegan a nuestra mente.

3.      Llegamos a ser aquello que nos acostumbraron a hacer.

Las costumbres en las que crecimos son parte integral de nuestra personalidad.  Estas nos han acompañado por años, y es por eso que ni nos damos cuenta que las tenemos.  Las cosas a las que estamos acostumbrados a ver y a hacer, se vuelven invisibles.  Esto sucede por el hecho de que ya no es la consciencia la que se encarga de asumirlas, si no el subconsciente.  Esta es la razón por la que las cosas más extraña que hagamos, la veremos normal si estamos acostumbrados a hacerlas.  De este modo un drogadicto, un alcohólico, una persona agresiva, etc. ve muy  normal lo que hace, le parece que tiene toda la justificación para hacerlo, y solo son las duras realidades las que le pueden cambiar dicha visión.

Podemos tener cientos de costumbres que son normales para nosotros y el ambiente en que nos movemos; pero que mirándolo conscientemente y con buen juicio, estas pueden verse dañinas, improductivas, o generadoras de obstáculos para nuestros propósitos.

Una persona puede tener cierto tipo de personalidad que sin darse cuenta le puede ocasionar problemas, ya sea porque es muy autoritario y por tanto gritón, muy sincero y por tanto ofensivo, muy complaciente y por tanto se aprovechan de él; entonces es muy difícil que se percate de ello ya que la fuerza de la costumbre no le deja identificar esas facetas de su personalidad. Esto también se extiendo al ambiente en que nos movemos, ya que a veces podemos actuar de manera extravagante, fanática, violenta, y lo vemos normal.

Nuestras tendencias y nuestras costumbres alejan las cosas que le son diferentes por el hecho de que no tienen que ver nada con nosotros. Esa es la razón por la que son difíciles los cambios, ya que vivimos de una manera que no tiene que ver con lo que queremos.

4.    Nuestro ambientes mentales personal.

Los ambientes no solo son externos sino que también hemos podido crear ambientes mentales hechos de nuestra propia imaginación. Lo que leemos y las cosas en las que normalmente reflexionamos genera un ambiente en el que nos movemos dentro de nuestras propias ideas, viendo el mundo desde ese ángulo, tal y como un pez ve el mundo a través del agua de la pecera.

A la larga terminamos atrapados en nuestros propios pensamientos, sin percatarnos que estos pueden estar errados.  Esta será la forma que vemos el mundo, y nos es difícil ver otra forma, ya que estos pre-conceptos ocupan toda nuestra visión, vemos a través de ellos.  Es por ello que cada día en vez de tener tendencia a aprender algo nuevo, lo único que hacemos es confirmar lo que ya creemos.  Es quizás esa la razón por la que el creyente ve la imagen del santo en la piedra, y por la que el escéptico encuentra razones para negar las cosas sobrenaturales.

Cuando nadamos dentro de un mundo de ideas, entonces rechazamos las que son diferentes a estas. Tendemos a rechazar lo diferente. Para entenderlo coloquemos un ejemplo muy obvio, es como si un borracho tratara de tomar una clase de yoga, sencillamente no compagina, y ambos se rechazan.  O incluso algo tan sencillo como alguien de carácter débil y sensible actué como alguien con carácter fuerte y autoritario, simplemente no lo acepta, no es capaz. Del mismo modo, solemos rechazar las ideas que no estamos acostumbrados a imaginar.

COMO DESARROLLAR UNA LIBRE PERSONALIDAD

1.  Romper esquemas y hábitos, haciendo algo que no es de su personalidad.

La única forma es vivir experiencias nuevas, hablar con gente nueva, leer cosas nuevas, ir a lugares diferentes. Entrar y convivir en ambientes donde nunca ha estado, incluso si usted es una persona muy rígida y moral, sería importante que  se atreviera a hacer algo arriesgado, si usted es una persona desorganizada, y la vida la toma poco en serio, entonces hago algo que implique mucha responsabilidad.

Cuando usted se sale de sus moldes, de sus pre-conceptos  empieza a adquirir otro tipo de consciencia, puede ver cosas, respuestas donde antes no las veía. Y seguramente surgirán nuevas oportunidades.

2.    Crear arquetipos mentales que nos ayuden a ser mejores.

Los arquetipos  son formas mentales, o tipos de pensamientos con una tendencia a algo, es una imagen mental a la cual seguimos. Normalmente los arquetipos culturales y los paradigmas internos guían nuestra vida, pero como estos son inconscientes e impuestos; entonces por lo regular son errados.  Un pensamiento errado puede condicionar nuestra vida por años.  Pero la idea aquí, es que a partir de la consciencia determinemos lo que es mejor para nosotros.

Es importante que usted busque una aspiración superior, una ideología, una personalidad, una forma de vida que se convierta en un modelo a seguir. Una vez la encuentra usted debe de basar su vida en ello.

Si te gusto la lectura, entonces no te pierdas los nuevos artículos, suscríbete a la lista de correo del panel derecho, y descubre un artículo nuevo cada semana.

Foto vía: pedrosimoes7

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.