Ideas erradas y falta de consciencia; ese enemigo oculto, paciente y silencioso.

Muchos a pesar de sus esfuerzos, a pesar de todo el conocimiento que crean tener, no han podido obtener ciertos logros y solucionar su propia vida. Aparecen dificultades de la nada y no saben por qué.

Sobre identificar esas fuerzas ocultas detrás de las cosas que nos perjudica y que aparentemente no tienen explicación, es de lo que hablaremos hoy.

Ideas erradas, ese enemigo oculto y silencioso.

Causa y efecto, el mundo de las ideas es el mundo de las causas y el mundo físico es el mundo de los efectos. Las ideas se conectan con los sucesos materiales, porque es a partir de las ideas que se mueven en nuestra mente, que se manifiestas las cosas que nos suceden en lo vida diaria. Ideas pobres, es igual a pobreza, ideas egoístas es igual a rechazo de parte de los demás, ideas sumisas es igual a abuso por parte de otros, ideas erradas es igual a problemas. Lo que pasa es que nadie para sí mismo desmerita sus propias ideas y por esos es que se aferra al error.

Nadie quiere que le sucedan cosas malas, todo el mundo actúa con la mejor intensión para que las cosas le salgan bien, nadie es tan tonto para hacer conscientemente cosas malas para que le salgan mal. Hasta el más despiadado de los asesinos para sí mismo cree que está haciendo las cosas bien. Las buenas intenciones no bastan, lo que uno crea acerca de uno mismo tampoco, solo importa la realidad. Cuando hay problemas, es porque hay ideas erradas. Y si alguien supiera cuáles son sus ideas erradas, entonces cambiaría su vida en un instante. El problema es que nadie por lo regular sabe que está haciendo mal, porque nos engañamos a nosotros mismos. De ello ya hablé en mi artículo: “Porque no nos gusta que nos digan la verdad y 5 formas de autoengaño

Una idea errada puede hacer que te metas en más problemas, además hace que te empeñes en proyectos que no te dejan nada. Esas ideas erradas te pueden acompañar a lo largo de toda tu vida, siempre están ahí detrás de todas tus equivocaciones y problemas, y nunca las detectarás. Una idea errada puede permanecer dormida por años a falta de circunstancias que las hagan actuar, pero llegado el momento se activan y destruyen tu vida.

Inteligencia y voluntad en contra, a causa de esas ideas erradas.

Como hemos hablado en este blog, la inteligencia y la voluntad son los dones más preciados que un ser humano puede cultivar, y estos se desarrollan en la vida diaria, como lo hablamos en el artículo: “inteligencia en la vida diaria”, y “hábitos que refuerzan la voluntad”. Pero que sucede cuando alguien con ideas erradas, y a la vez inteligente y lleno de voluntad, trata de aplicar esas ideas, pues que puede producir un daño inmenso.

Hitler, Stalin, y muchos hombres de la historia, eran muy inteligentes y personas de gran voluntad, pero sus ideas fueron capaces de destruir la vida de muchas personas. A lo largo de la historia y en diferentes culturas aparecen hombres muy inteligentes y fuertes que se hacen escuchar y son capaces de convencer a muchos de cosas que por sí mismo no hubieran sido capaces de pensar. Es por ese motivo que un hombre que vive una vida sin meterse en problemas, después de escuchar a uno de estos hombres inteligentes, termina empuñando el arma y matando a cientos.

Grandes ideas en manos de hombres inteligentes y fuertes pueden salvar este mundo. Mientras que una sola idea errada, en manos de un hombre inteligente y capaz, puede destruir el mundo. Tenemos que tener mucho cuidado, ya que a medida que se es más inteligente, más es la capacidad de engañar a otros y a nosotros mismos. Quizás ese hombre que leemos en esos libros tan maravillosos, esa persona que aparece en televisión y que muchos se ponen de pie para aplaudir, sea una persona con buenas intenciones; pero que a largo plazo afecta la vida de todos para mal.  Si las personas crecen en talento; pero no en consciencia, pueden producir mucho daño, y es por eso que debemos “descubrir el subconsciente”.

6 formas de identificar ideas erradas en tu subconsciente.

1. La atribución de los sucesos a otros.

Aquí el primer error de interpretación, hay quienes creen que su forma de vivir no es más que un conjunto de circunstancias llamadas un mal gobierno y una sociedad que no brinda oportunidades, una familia que no te brindo todo el apoyo, un destino que ha sido injusto contigo. Este tipo de pensamiento hace que las personas no acepten sus propios errores, y al atribuir lo que sucede en su vida a circunstancias externas, entonces no tienes ninguna posibilidad de mejorar, porque nadie puede manejar cosas que no están en sus manos.  No hay nada mejor para ocultar una idea errada que buscar culpables en los demás.

Las situaciones que vivimos, son el fruto de nuestras decisiones, independientemente si estas las tomamos en un estado de inmadurez e inexperiencia cuando éramos más jóvenes o ignorantes. La ventaja es que al ser nosotros los responsables de lo que nos sucede, también podemos cambiar las situaciones.

Si bien puede existir un destino, entonces recordemos lo que dice Carl Jung “Hasta que lo inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida, y tú lo llamarás destino”. Y si bien hay otras personas que pueden influenciar nuestras decisiones; entonces deberíamos acostumbrarnos a influenciar las decisiones de otros, y no al contrario.

2. Mide los resultados. Los hechos y los resultados lo son todo.

No es el propio concepto que tengan de uno, ni siquiera el concepto que tengas los demás, lo que realmente determina si alguien está en lo correcto y si además es una persona exitosa. Eso solo lo determina la propia vida y los hechos reales. Las ideas nos pueden engañar, los hechos no. Usted puede pensar todo lo que quiera acerca de usted, y de como debe ser el mundo, pero si sus hechos, su realidad no es la mejor, entonces seguramente te estas sobrevalorando mucho.

Cuando vemos la labor de alguien, la calificamos en base a unos parámetros. Si vamos a calificar un ingeniero, la hacemos en base a su capacidad de construir edificios que brinde una mejor calidad de vida a los demás. Si el edificio se derrumba, entonces es un mal ingeniero. Si calificamos a un gobierno, lo hacemos en base a su capacidad de brindar una calidad de vida al país, y si al terminar su gestión el país quedo más pobre y con problemas de seguridad, entonces es un mal gobierno. Si calificamos nuestra propia vida debería ser en base a nuestra capacidad de lograr una calidad de vida, salud y buenas relaciones con el entorno. Usted siempre debe de tener un norte en cada aspecto de la vida, ese norte debe ser un referente superior de bienestar y poder. Por ejemplo, usted se puede creer un buen líder, pero no logra resultados, mientras que hay otro líder que si obtiene resultados, entonces usted debería abandonar su ideas erradas y tomar como referencia a ese líder que tiene ideas que dan resultados. Por supuesto al tomar una referencia debe hacer un análisis más profundo, como por ejemplo medir que consecuencia a largo plazo tiene ese nuevo tipo de ideas.

Así que si queremos saber si estamos equivocados o en lo correcto. Simplemente miremos nuestra vida y eso lo confirma todo. Los hechos lo son todo. Muchos insisten que están en lo correcto, se molestan con la sola idea de que alguien les diga que están equivocados, no quieren aceptar su error e insisten en él. Identificar cualquier aspecto que presente un conflicto, nos puede dar una idea de que algo está mal.

3. Las cosas que nos lastiman, lo que representa dificultad, ocultan una fragilidad.  

Hay cosas que no nos gusta admitir, porque nos da vergüenza, y por tanto tratamos de no pensar en ello. El no querer tocar ciertos temas, es señal de un asunto no resuelto que tememos enfrentar. Estas guardando en un cofre algo que te afecta, e inconscientemente sabes que si abres ese cofre tendrás que enfrentar una verdad que te hará sentir débil y que te lleve a hacer largos esfuerzos. A veces no aceptamos la verdad porque es sinónimo de esfuerzo y responsabilidad, y no nos gusta escuchar esas palabras.

Lo otro es cuando al tocar una idea nos molesta, porque si algo es capaz de descomponernos, es porque eso está tocando fibras internas que no hemos podido superar. Tenemos que revisar porque algo nos molesta, tal vez es porque nos muestra aspectos de nuestra personalidad que no queremos ver, o porque afecta a nuestros deseos egoístas, o porque puede derrumbar algo a lo cual hemos dedicado tanto tiempo y esfuerzo. A lo larga, esto está relacionado con cosas que no queremos enfrentar.

Otro clave para identificar ideas erradas es identificar aspectos conflictivos en nuestra vida, ya sea en nuestras relaciones interpersonales, en nuestra salud, en nuestro trabajo. Si algún aspecto esta generando conflictos y no se soluciona a pesar del esfuerzo; es porque de fondo hay una idea errada.

4. Una versión parcializada de las cosas y dividir en bandos, produce una visión sesgada de la vida.

Según el viejo principio del TAO, se dice que hay tanto bien en el mal, como mal en el bien. Para crear algo se necesita de un polo positivo y un polo negativo. Es decir que nuestras ideas, y las cosas en las que creemos, pueden tener aplicaciones negativas y positivas, y puede afectar nuestra vida de manera positiva o negativa. Por ejemplo, el orgullo nos mete en conflictos con los demás; pero también nos salva la dignidad. Su polo opuesto es la humildad, que ayuda a vivir en paz con los demás; pero que nos puede mantener en la humillación. Las exportaciones en un país es algo bueno para el que exporta, y malo para el que importa, y no porque el exportar sea bueno o malo en sí.

Cuentan las antiguas mitologías, que para destruir al hombre le fragmentaron el alma, lo alejaron de la unidad. Esta fragmentación se ve en nuestra sociedad cuando se enfrentan doctrinas ateas vs creyentes, comunistas vs capitalistas y tanto grupo filosófico o sociales proclamando su verdad.  Todo se podrá solucionar cuando puntos de vista contrarios se unan a confrontar sus desacuerdos, ya que cada uno tendrá una versión que el otro no es capaz de ver.

Tenemos que sentarnos y hacer una buena reflexión de nuestra vida e identificar esas ideas parcializadas. Eso que reprochamos o aprobamos vehementemente, debemos revisar si eso que rechazamos es por temor o por desconocimiento, o porque en nuestro caso particular, afecta nuestra vida de una manera “real”. Mirar si una forma de pensar que nos está brindando un beneficio visible, no está generando problemas a largo plazo. Por ejemplo, un ladrón se siente más listo y más fuerte que aquellos a los que roba, pero no reflexiona lo suficientemente las consecuencias de acostumbrarse a vivir de ese modo.

5. Paradigmas errados de la sociedad y la cultura; presente en cada acción.  

Hablando de grupos y de quienes fragmentan. Nuestra sociedad y cultura no es más que el resultado de paradigmas heredados de la antigüedad. Muchos dicen que todo tiempo pasado fue mejor, y eso no tan cierto. En ese tiempo pasado no había una sociedad, había esclavitud, no había derechos humanos, ni derechos de la mujer. Conforme avance la sociedad, se hace más consciente, y por eso hoy en día hablamos de los derechos de los animales, de cuidar el medio ambiente, de sentarnos a dialogar, de democracia. Muchas de esas ideas que vienen de la antigüedad y que seguimos ciegamente están erradas y afecta nuestra vida sin darnos cuenta. Mucha de esas ideas antiguas fueron buenas en su tiempo, pero que aplicadas a las problemáticas modernas, producen más conflictos. Lo otro es que muchas ideas de nuestro tiempo han sido manipulados según los intereses de quienes están el poder, como el caso de la corona británica que prohibió lo estudios de ocultismo y alquimia de Newton y otros científicos. De esto hablamos en nuestro artículo: “Grandes civilizaciones de África, Asia, Europa, América, y Medio Oriente que nos cambiaron la vida”.

Las leyes, la forma de vivir de todos, son el resultado de esos paradigmas. Por ejemplo, un paradigma que estuvo arraigado por muchos años en la cultura china, es que sus mujeres debían usar unas vendas en los pies para mantenerlos pequeños, ya que los pies pequeños eran símbolo de feminidad. Dicho paradigma mantuvo por muchos años a las mujeres atadas a una costumbre que les producía mucho dolor. Así como en china, en cada cultura hay cientos de cosas que hace infeliz la vida de las personas y que seguimos ciegamente. Otro ejemplo es respecto a donde yo vivo; ya que cuando voy a la tienda de la esquina a pedir así sea una manzana, esta me la dan en una bolsa. Esa bolsa sumada a otras cientos de bolsas en el mundo que se usan sin una necesidad real, produce unos niveles de contaminación increíble, y yo por lo menos en la tienda digo que no hay necesidad de la bolsa para cosas pequeñas. Por otra parte ese coste de ese tipo de bolsas en el mundo, si se recogiera ese dinero entre todos, podría ayudar a los niños pobres de áfrica. Se que suena a frase de político y de reina de belleza, pero pongo este ejemplo para que sirva de referencia de como uno puede reflexionar sobre las cosas cotidianas  y su necesidad real en nuestra vida.

Debemos reflexionar acerca de esas costumbres de la sociedad, de las enseñanzas de nuestros padres, de lo que aprendimos en la escuela, de las cosas que leemos en internet, si estas realmente nos ayudan. Un ejemplo es si hay una doctrina que te dice que es mejor ser pobre y resulta que te estas muriendo de desnutrición junto a tus hijos, pues entonces tienes que buscar otra doctrina preferiblemente la que te habla de riqueza que en tu caso particular ayuda a solucionar tu necesidad más inmediata. No hacer como hace la mayoría, que sumidos en unas condiciones de pobreza inmensa, se aferran a filosofías que defienden la pobreza. Otro ejemplo es de algunos sumidos en problemas de obesidad, se involucran con filosofías que desprecian el cuerpo. Si no aceptas tu problema, no lo solucionas. Otro ejemplo es de filosofías que te dicen que lo que estás viviendo es una prueba e inconscientemente te sientes superior, y eso te estimula sin darte cuenta a meterte en problemas. Nadie necesita ponerte a prueba, lo propia vida de por si es dura, como para ponerle más cargas, la vida siempre es un reto, en tanto no logremos solucionarla.

6. Experiencias y conclusiones erradas.

La vida de cada uno de nosotros es bien diferente a la experiencia de vida de otros, y la personalidad individual también, nada es igual, nada permanece quieto. Por eso siempre hay diferentes formas de pensar y de vivir, y esto cambia con los tiempos. En base a esas particularidades, cada uno interpreta la vida de una manera diferente, saca sus propias conclusiones. Lo otro es que a poca experiencia de vida, más pobre es la interpretación de lo que nos rodea, ya que nadie puede hablar con total claridad de algo, si no lo ha vivido, y es por ello que personas carentes de muchas vivencias de todo tipo, están llenos de ideas erradas, por mucho que haya investigado del tema. Hay que vivir mucho, muchas cosas, para hacerse a una idea de la vida. Esto lo digo porque hoy en día hay un fenómeno de muchos jóvenes, incluso de colegios, que porque ya los robaron una vez, y la pareja les fue infiel, ya se creen los más experimentados del mundo o que han vivido muchas cosas.

Mucho de nuestra forma de vivir actual, es por esas decisiones y camino que tomamos de jóvenes. Por ejemplo, un ladrón tomo esa decisión de joven. No es algo que después de años de experiencias y vivencias, con unos 40 años, haya dicho, voy a convertirme en ladrón. Del mismo modo, cada cual tomo un camino de joven, y eso ha moldeado si vida actual. Las decisiones infantiles nacen más de deseos efímeros, de hormonas, de inexperiencia, y no tienen capacidad de medir consecuencias a largo plazo. Debemos identificar en que momento tomamos esas decisiones que afectan nuestra vida actual, y como podemos corregir.

Aparte de las propias decisiones, lo que moldea nuestra vida son las circunstancias en las que nacimos. La costumbre vence todo. El crecer en ambientes violentos puede favorecer un carácter agresivo. Muchos de nosotros podemos ser asesinos en potencia, solo que las circunstancias que hemos vivido no han favorecido el despertar ese tipo de conducta. Cada cual tiene sus experiencias que lo marcan por el resto de su vida. Por ejemplo, el vivir mucho tiempo en soledad, el crecer en lugar donde todo se lo echan en cara, etc, necesariamente generan formas de pensar que afectan su vida a largo plazo. Debemos reflexionar como nuestra forma particular de vivir nos ha afectado.

Consecuencias que persiguen a lo largo de toda la vida.

Causa y efecto están ligados y no se separan fácilmente, todo acto tiene sus consecuencias ya sea de manera inmediata, o muchos años después cuando las condiciones lo permitan. Las cosas no se solucionan solas, solo se empeoran, y cosas que no enfrentamos hoy, aparecerán mañana con más fuerza. No te puedes esconder de las consecuencias de tus actos, ni de tus errores fácilmente.

Esa palabra mal dicha de manera inconsciente en un momento inadecuado, puede despertar el odio de alguien que no lo quería escuchar y que pasaba por ahí. No sabes de qué manera esa persona que has conocido hoy, puede afectar tu vida a largo plazo. Ese acto que hicistes de niño para impresionar a unos amigos a quien no le importabas, es el vicio que hoy te destruye. Los errores de tu niñez son los verdugos del hoy, y los que están abriendo tu tumba para el mañana. Por eso es que es importante no dejar avanzar las cosas y solucionar asuntos pendientes. Debes aprender a revisar tus asuntos pendientes, como lo hablamos en el artículo anterior sobre: “Como los asuntos pendientes y emociones no resueltas generan agotamiento”.

He hablado de que no siempre se puede separar los efectos de la causa, pero esto no se aplica en todos los casos. Por ejemplo, debido a tus decisiones un hombre perdió el empleo, pero resulta que gracias a tus esfuerzos, tu empresa ha sacado un producto que soluciona la vida de muchos, entonces si bien no hicistes nada por ayudar a aquel hombre que se quedó sin empleo, por otro lado hiciste algo muy bueno para todos. Digo esto para que no nos asustemos por los errores inconscientes de nuestra juventud. Lo que no podemos hacer es quedarnos quietos y que todo en nuestra vida se solucione solo.

Foto vía:  AngelsWings

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.