El pasó a paso para lograr las metas del año. Factores subconscientes.

Cuando hablamos de metas siempre pensamos que todo es cuestión de voluntad, sin embargo detrás de nuestras acciones hay una cantidad de factores subconscientes que determinan el éxito de un propósito, y es lo que veremos hoy.

ANTES DEL PROPÓSITO

Estas 4 recomendaciones son básicas para el logro de propósitos, ya que son la fuente de energía que tendrás para hacer tu menta, sin un orden en esto, simplemente no tendrás alientos para seguir una meta a largo plazo.

1. Mantener un nivel mínimo de energía.

Para hacer cualquier actividad necesitamos ánimos y energía, el cual es escaso debido a nuestro ritmo de vida. ¿Has sentido las veces en que te levantas con fuerzas y ganas de hacer muchas cosas?, ese debería ser el estado que debes mantener para hacer cualquier actividad. Es como los niños no se pueden mantener quietos, porque tienen mucha energía. ¿Has visto cómo funciona un aparato cuando las pilas están agotadas?, pues resulta que la mayoría de las veces nuestras pilas están agotadas y así es difícil terminar cualquier proyecto. Debes respetar tus horarios de sueño, si son 8 horas para que amanezcas descansado, entonces 8 horas debes dormir.

Lo otro es la alimentación. Uno de los procesos más pesados para el organismo es la digestión, si comes mucho te sentirás pesado todo el día y aminorará tus fuerzas. Debes comer poco y bien alimentado, masticando muy bien para alivianar la carga al estómago. Reemplaza tu ansiedad de comer algo, por tomar agua, a veces tú no tienes hambre, tienes sed. Este punto es fundamental para emprender cualquier meta, sino, no pasarás del entusiasmo inicial, y luego abandonarás por falta de energía. Si tu trabajo consume todas tus fuerzas es mejor que le abandones y busques otro, porque sencillamente nunca pasarás de ahí, porque no tendrás fuerzas para hacer nada más. Respeta el descanso y alimentación de tu organismo y el té responderá cuando lo necesites.

2. La búsqueda de la satisfacción debe permanecer.

Existe un estado natural en el ser humano y es la búsqueda constante del placer, que se resume en una par de palabras: “sentirnos bien”, ese sentirnos bien, se encuentra en cualquier actividad como el ver televisión, chatear, leer un libro, fumar, actividades que nos hace reír, etc… Nuestra mente tiene ese mecanismo constantemente activado.

Debemos aprender a identificar esa búsqueda de esas actividades y darles un orden. Si nos descuidamos, nuestra vida se pasaría en el trabajo, y el resto del tiempo dedicado a estas actividades que si bien nos hacen sentir bien, no representan ningún progreso para nuestra vida, cuando menos lo piensas, han pasado los años, estarás más agotado y en la misma situación de siempre. Es natural buscar sentirse bien; pero debemos aprender a buscar espacios para ellos y evitar que nos consuma todo el tiempo. No es conveniente suprimirlos totalmente, ya que estos son los alimentos del alma o de las emociones, que dan sentido a tu vida, si las suprimes te sentirás como que tu vida no tiene nada de bueno, por lo que afectará tu estado de ánimo.

3. El desarrollo de la disciplina con actividades de presión.

Muchos de grandes no tienen disciplina para hacer las cosas, muy seguramente porque cuando pequeños le hacían todo, sus padres eran muy complacientes, y su única actividad era ver televisión y chatear. Esto es muy perjudicial para la disciplina, ya que la única manera de que se desarrolle es haciendo cosas que no nos gusta. Si estas en esa posición que evades cualquier actividad de esfuerzo, que no terminas lo que empiezas, entonces nunca es tarde para empezar. Busca actividades que te obliguen a hacer algo. Mi preferida es el gimnasio, ya que tiene un grado alto de motivación, esfuerzo y recompensa. Existen otros modos de desarrollar disciplina como un curso extra, dedicarse a un deporte, escribir en un blog, etc. Lo importante es que no dejes de desarrollar una actividad extra, algo que te veas obligado a hacer, sea porque pagaste un dinero, o porque tiene un profesor, o porque te comprometiste.

4. Libera tu equipaje.

Has una lista de todas las cosas que haces día a día, y te darás de cuenta que muchas de ellas no son necesarias. Básicamente lo que necesitas para vivir es comer y dormir, medítalo y te darás de cuenta de que es así, y todo lo demás que te hace falta es porque le has dado mucho poder en tu vida. Por supuesto como seres civilizados necesitamos muchas cosas; pero no se puede decir que sin tener algo o hacer algo en específico se va a morir o será un caos. Debes aprender a suspender muchas actividades en tu vida que no te aportan nada, e incluso sacrificar muchas otras que te pueden aportar algo. Antes de empezar con un nuevo propósito debes mirar que cosa vas a sacrificar en tu vida, porque sencillamente lo que vas a hacer, no la puedes arrumar al lado de las demás cosas que haces.

Cada actividad en tu vida ocupa un espacio en tu mente, por lo que aminora concentración, también requiere esfuerzo, por lo que te quita energía. Debes aprender a liberarte de muchas cosas si quieres aprender a lograr muchas cosas. Les comento comparto una experiencia personal. Hace algún tiempo me robaron el celular, y estaba esperando tener dinero para conseguir el último iPhone, por lo que decidí esperar para reponerlo, al principio fue difícil; pero con el tiempo me acostumbre a estar sin un móvil, y la experiencia es que te sientes más libre. Con esto quiero decir que estamos llenos de cosas que creemos que necesitamos; pero que en realidad no es así, y debemos aprender a desprendernos. Por supuesto aún tengo pendiente la compra del móvil; pero no tengo afán, no soy esclavo de ello.

AL ELEGIR EL PROPÓSITO.

Ya tienes el ánimo y la energía para hacerlo, ya sabes dedicar un espacio para mantener tu estado de ánimo, ya tienes una rutina adicional que alimenta tu disciplina, y ya tienes un espacio en tu vida para tu nuevo propósito. Este propósito es algo en el que no debes rendir cuentas ni actuar bajo presión, es algo que depende enteramente de tu voluntad, por lo que debes tener varios puntos en cuenta. Para los siguientes puntos; toma un lápiz y una hoja (prefiero que sea un documento online, para que así lo puedas recordar), si estás leyendo esto es porque si tienes tiempo, además no te voy a quitar mucho tiempo.

1. Ser sincero consigo mismo.

Lo más importante es que definas que es lo que quieres de la vida, en donde quieres estar dentro de unos años, y que tienes que hacer para lograrlo. También debes saber que si quieres algo, debes de renunciar a algo, porque no puedes todo al mismo tiempo, y porque hay cosas que no son compatibles y no pueden estar en el mismo lugar. Es mejor terminar algo que iniciarlo decía salomón, así que si vas a empezar a hacer algo, que tengas la seguridad de que lo vas a terminar cueste lo que cueste, no puedes llenar tu vida de cosas a medias y mal hechas, eso lo único que hace es desgaste. Escribe que quieres de la vida, donde quieres estar y a que debes renunciar. ¿Estás dispuesto?. La vida se logra a través de metas y triunfos, cada estado en tu vida es el resultado de una lucha por conseguirlo, así que si quieres estar bien, debes definirte ahora.

2. Divide y vencerás.

La razón por la que muchas veces no logramos algo, es porque sentimos que lo que debemos de hacer es muy pesado, y nos sentimos sin fuerzas, lo mejor para solucionar esto, es hacer la actividad lo más simple que se pueda. Primero debes definir una lista de cosas que tienes que hacer para lograrlo. Luego debes ponerle un número, que indique en qué orden lo vas a hacer. Después escoge la primera de estas actividades, y divídela en pequeñas tareas, simplifica lo más posible su consecución. Escoge la más sencilla de las tareas. Es mejor que al tengas pequeñas metas fáciles de conquistar, ya que al terminar el día verás un logro, mientras que si pones una sola muy difícil, pasará mucho tiempo antes de sentir que estas avanzando en algo, y te desmotivaras.

3. Definir un tiempo y espacio.

Define el horario. Dicho horario debe ser sagrado y no ser reemplazado por ningún motivo. El espacio o lugar donde lo vas a hacer también debe ser sagrado. Cuando uno está haciendo algo, cualquier cosa nueva, acostumbrarse a los cambios, disminuye mucho la disposición para hacerlo. Acepta que dicha actividad se va a demorar mucho tiempo. Todos quieren las cosas para ya, y por eso al ver todo el tiempo que les espera en ello, se desaniman y abandonan. Si empiezas ahora, así sea la más sencilla de las actividades, algún día lo lograrás. Es preferible algo sencillo de manera continua y no tratar de apresurarse para no terminar con nada. Has de la nueva actividad una rutina, como si fuera parte de tu vida, y en menos de lo que piensas, verás resultado. Mi recomendación es que empieces poco a poco, lo importante es empezar. Es mejor ser tímido al inicio y terminar, que ser fiero y no terminar. Así sea un minuto diario que le dediques, no te debes avergonzar si es todo lo que eres capaz de hacer, lo importantes es que sin falta hagas ese minuto diario, después aumentas la cuota en la medida de tu disposición, lo importante es no abandonar. Cuando termines la tarea vuelve a la lista, y realiza la siguiente. ¿Ya escribiste cuando y donde, y cuanto tiempo diario le dedicarás?.

DURANTE EL PROPÓSITO.

Una vez iniciado lo más importantes es continuar sin detenerse, luego avanzar y empezar a ver resultados, estas son algunas recomendaciones.

1. Necesitas la ayuda psíquica.

Hay que ser sinceros, para lograr un propósito se necesita cierto grado de esfuerzo y paciencia, y por este camino es más el sacrificio y el tiempo que los resultados. Así que hay que recurrir a nuestra fuerza psíquica, al manejo de nuestro subconsciente; si queremos algo con menos esfuerzo y menos tiempo. Vuelvo e insisto en el tema de las visualizaciones y las sugestiones, he dado algunas claves, aunque por supuesto las principales no las voy a publicar en el blog. En todo caso hay mucho material en la web, si quieres apresurar el logro de sus metas, apliquen dichas claves; libros como el secreto, la magia de pensar en grande y todos los de este estilo, te ayudarán.

2. Mantenerlo presente.

La principal razón por la que alguien abandona una meta, es porque se le olvida, parece algo quizás obvio; pero es verdad. Así que si quieres recordarlo, debes dedicar un tiempo a repetir lo que debes hacer. Un buen ejercicio es el escribir en una hoja de papel, una plana con lo que debes hacer o logra, luego repetirlo en voz alta, haciendo como si fuera de verdad. Procede de este modo hasta que seas capaz de hacerlo automáticamente.

3. Inclinado más no caído.

Muchos al tiempo de empezar a ejecutar su propósito, abandonan debido a la falta de motivación, a la falta de energías, a que se presenta otros compromisos. La clave para llevar a cabo, es no interrumpir jamás, puedes disminuir el ritmo, más no parar. Es como la vida misma, ella no da pausas, porque si pausa, entonces mueres. Así es con tus propósitos, no permitas por nada interrumpir ni pausar. Si es necesario, disminuye la actividad a un minuto; pero no lo dejes de hacer. Por ejemplo; si estás haciendo un curso online, y no quieres hacerlo hoy, es preferible que a la misma hora, ingreses al sitio, leas el título y luego abandones, que ni siquiera intentarlo, ya que al hacer esto, el propósito seguirá vivo. Esa es la clave, para que no lo olviden.

4. Mantén la actitud.

Todo está en tu mente. Si piensas que es difícil lo es, si crees que no lo lograrás, entonces no podrás, porque el centro de tu actividad nace de tu pensamiento, y si tu pensamiento es en contra de tu propósito entonces no tendrás modo de llevarlos hasta el final. Ya bastante se tienen con las dificultades de la vida diaria, ahora para que a estas se sumen las de tu propio pensamiento. Que ni una gota de tu pensamiento vaya en contra de lo que tú debes hacer, y estarás con toda tu fuerza intacta. Deja a un lado las preocupaciones, dedícate a hacer al menos una cosa bien, y verás todo el éxito que obtendrás con una sola cosa bien hecha. A medida que cultivas éxitos, el caos se alejará de tu vida, porque el desastre no suele acercarse a donde suele haber cosas buenas. El desastre siempre se apodera de los débiles y desafortunados, por eso es que debes ser fuerte y exitoso.

5. Calidad.

Es mejor ser conocido por una sola cosa bien hecha, que por cientos de cosas a medio hacer. Si miran los grupos musicales, ha habido quienes en toda su vida, solo han tenido un solo éxito, y se vuelven famosos, y no falta quien se tome foto con ellos. Mientras que quienes llevan toda una vida tocando música y nadie les conoce porque no han tenido un “éxito”. Del mismo modo debes hacer con tu vida, al menos intenta lograr una sola cosa bien, y eso te dará fuerzas para mucho rato. Una vez eso que haces, lo hecho con calidad; entonces podrás avanzar en tu actividad. foto vía: Marino Maurizi

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.