5 claves para aplicar el arte de vivir con ventaja en la vida diaria.

La ventaja es una de esas cualidades a la que poco le ponemos cuidado; pero que puede cambiar radicalmente nuestra vida. La razón por la que en nuestra vida a veces las cosas se complican, es porque nos hemos dejado coger ventaja de las situaciones, las hemos dejado avanzar hasta un punto que no tienen solución.

Podemos percibir que algo va hacia al peligro, pero no nos preocupamos hasta que sintamos en nuestra carne sus consecuencias negativas.  De ahí la importancia de aprender a vivir con ventaja.

En este artículo vamos a ver en que consiste el arte de la ventaja y luego como desarrollarla en nuestra vida diaria para obtener las cosas que queremos.

El arte de la ventaja.

Estas son algunas características que debemos aplicar a nuestra vida para aprender a vivir con ventaja, de tal modo que estemos por delante de las situaciones.

  1. Es mejor ahora que después. Cójale ventaja a las cosas y no al contrario.

Eso lo saben muy bien los vendedores.  Si una venta no tiende a cerrarse inmediatamente cuando todavía el cliente está motivado, es muy probable que después se arrepienta.  Es muy sencillo, las cosas que se dejan para después no se hacen, porque ya no estaremos motivados, porque hay otras cosas para hacer, o sencillamente porque se nos olvidó.

Las cosas sobre las que no se trabaja tienden a degenerarse y cogernos ventaja, es decir que si no ahorramos, lo más probable es que las deudas nos cojan ventaja, si no hacemos deportes la obesidad se apodere de nosotros, si no hacemos las paces entonces el conflicto crece.  Esto no debe de ser así, nosotros somos los que debemos cogerle ventajas a las cosas, y no que las cosas nos cojan ventaja. En solo este hecho esta la mayor parte de nuestros problemas.

Hacemos las cosas solo porque estamos presionados, porque el problema está muy avanzado. Cuando nos acostumbramos a hacer las cosas porque hay que hacerlas para no quedar mal, porque hay alguien presionándonos, entonces nos acostumbraremos a vivir según dicten las circunstancias y no según nuestros deseos.  Si nos acostumbramos a hacer las cosas que deben ser hechas por nuestra propia voluntad, sin que nadie nos esté diciendo nada, entonces podremos construir las circunstancias que queremos.  Seamos nosotros los que creamos las circunstancias y no ellas a nosotros.

  1. Mejor mantener un bajo perfil, para luego sorprender y no al contrario.

Sucede mucho que por quedar bien, siempre andamos ofreciendo esperanzas de que todo va a salir muy bien, que todo será rápido, que las cosas son fáciles. Entonces llegado el momento, resulta que las cosas ni eran tan fáciles, ni tan rápidas, y a larga salimos dejando las cosas a medias porque no nos quedó el tiempo para hacerlas bien. Es preferible decir que las cosas no las ve muy viable, que cree que no lo va lograr, que se demora algo de tiempo. Luego deberá concentrarse en hacer las cosas bien y sorprender con un trabajo rápido y bien hecho, esto deja buena impresión.  Cuando usted no pinta el panorama tan positivo, usted queda con ventaja.

Por los regular los seres humanos tendemos a ver las cosas en las que no estamos involucrados como muy fáciles de hacer, y es que todo desde afuera se ve sencillo. Así que lo más probable es que respecto a algo que vayamos a hacer, el otro piensa que eso no tiene mayor complicación, y nosotros lo vemos muy fácil, y es por eso que debemos de exagerar, así creamos que es solo un momento.

  1. Reconoce cuando algo te supera. El fracaso es una elección.

Solemos ser muy obstinados, y a veces por orgullo, por pena, por deseo, solemos aferrarnos a cosas que claramente van mal. Podemos emprender un proyecto y no es hasta cuando hayamos perdido el último centavo, que reconocemos que debimos habernos retirado antes, el hecho de que no queramos demostrar a los demás de que fallamos, es una de las causas por las que  nos quedamos atados hasta el final para tratar de recuperarlo. Podemos tener una relación que va mal, y no es hasta cuando ya no nos podemos ni ver, que optamos por separarnos.

La mayoría de los conflictos se pueden evitar con tan solo decir que no, o con tragarnos nuestro orgullo y renunciar a algo que nos hace daño. Que no nos de pena decir que no, no temamos perder cosas; es mejor perder poco que mucho. Debemos aprender a tener una visión a largo plazo, saber por dónde pueden ir las cosas, y detenerse antes de que el peligro suscite. Es decir que no esperar a que la situación haya cogido una ventaja tal, que ya después no somos capaces de superarla.

Hay ocasiones que emprendemos proyectos y nos salen mal. Siempre habrán cosas que nos superan, pero que no son ni inalcanzables, ni insuperables. La mayoría de las veces por las que fracasamos es porque no estábamos lo suficientemente preparados, y esa es quizás la única explicación. Es mejor prepararse lo suficiente, ir con todo a nuestro favor, con todas las ventajas, para así tener un éxito seguro.

  1. Siempre conservar una opción, es mantener de pie a pesar de las adversidades.  

Si miramos la lógica de las cosas, en todos los aspectos siempre se conservan opciones, en un hogar a falta del padre está la madre, en el organismo todos los órganos vienes pares, en un país si falta el presidente está el vicepresidente.  ¿Entonces porque andamos por la vida con una única opción?  Es muy común ver personas que pierden el trabajo, y caen en crisis nerviosas porque era lo único que tenían.

Debemos acostumbrarnos a tener una reserva para cada cosa.  Si es en la parte económica, deberíamos tener algo que por aparte nos esté produciendo un beneficio, y además ir ahorrando e invirtiendo dichas ganancias.  En los momentos de crisis eso nos sostendrá. Es bueno en nuestros tiempos libres y como pasatiempo cultivar otra habilidad, para que así cuando la que actualmente tenemos no se necesite, entonces tengamos otra cosa con que valernos.

Cuando invirtamos nuestros esfuerzos en algo, no lo entreguemos todo de tal modo que nos quedemos sin nada.  Si hacemos una inversión; no es bueno entregar hasta el último centavo, por más prometedor que parezca, ya que nada es seguro, y quedaríamos en desventaja. Si tenemos nuestros hijos y nuestra pareja, también debemos conservar algo para nosotros, no sea que ellos falten o sean malagradecidos y finalmente quedemos sin nada.  En una competición no demostremos todas nuestras habilidades, no sea que alguien mire todo lo que somos capaces de hacer y sepa como vencernos.  En conclusión, en ningún aspecto de la vida es bueno entregar todo hasta quedarse sin nada.

  1. Aprender a escoger lo importante. Se premia el hecho no el esfuerzo.

El hacer algo tan sencillo como el aprender a escoger las cosas que son realmente importantes es lo que nos puede llegar a dar ventaja en muchos aspectos de la vida. A veces no es hacer más sino hacer lo que es necesario, lo que nos puede llevar al éxito.  A nadie le premian el esfuerzo si no los resultados, así que aprender a enfocarnos en lo primordial es el secreto de rendir bastante, sin necesidad de hacer muchos sacrificios.

En nuestra vida deberíamos aprender a separar un espacio para identificar cuáles de todas las cosas que tenemos por hacer, cuales son más importantes, cuales nos desgastan menos. Trabajando en lo primordial, tendrá los suficientes argumentos para estar con ventaja.


DESARROLLANDO EL ARTE DE LA VENTAJA

  1. Todo tiene una señal de alerta.

En todos los aspectos de la vida siempre hay una señal. Muchas veces el dolor, los tropezones, los problemas, no son más que una señal de que algo anda mal, y que se debe de detener y corregir el curso de las cosas.  El caos, la desilusión, y la tristeza no es más que una muestra de que no hemos puesto cuidado a la alerta.  Así que aprendamos a poner cuidado a las alertas antes de que las cosas se compliquen.

Si ve que lleva una relación y que usted tiende en algún momento a reaccionar de una manera en la que pierde por completo el control, entonces aléjese ahora, y no después.  Si siempre termina con el mismo tipo de personas que la hace sufrir es mejor poner atención a que está pasando, y corregir antes de emprender una nueva relación. Si conoce a alguien y esta persona es una manipuladora, entonces mejor aléjese ahora y no cuando sea demasiado tarde.

  1. Todo tiene una puerta de entrada y otra de salida.

A veces podemos estar viviendo un caos y seguimos por años sometidos a él.  Si hay algo con lo que contamos como seres humanos, es el poder de tomar decisiones acerca de nuestra vida. No hay ninguna razón para permanecer en algo que claramente nos está haciendo daño.  Así como todo tiene una puerta de entrada debe tener una de salida, y si no la vemos, entonces hay que visualizarla, construirla, y gradualmente irnos desplazándonos hacia la solución.

Ante cualquier situación que usted se involucre usted siempre debe de tener una puerta de salida, y si no la tiene, entonces debe de ir creándola. Que no llegue un momento en que una situación lo encierre.

  1. Haga cosas para demostrarse que si puede.

La razón por la que no intentamos algo y permanecemos atados a una situación; es porque no creemos que los podamos hacer, demostrémonos que sí. Empecemos a concentrarnos en cosas que nos dan resultados y non da ventaja.

La mente necesita un norte para poder actuar, si no le definimos claramente lo que hay que hacer, entonces siempre actuara a la deriva. Que su día termine con cosas positivas, con cosas que le dan clara ventaja. Que su día no termine como si nada hubiera sucedido, o como si hubiera perdido cosas.

  1. Escoja la ventaja y no la desventaja.

En cualquier situación es importante tomar una decisión donde usted siempre gana, no tome decisiones respecto a cosas inciertas. Si va a escoger algo incierto, entonces que tenga un punto de apoyo. Si hay una cosa fácil y una difícil escoja la fácil, si hay que escoger entre bastante y poco, entonces escoja bastante para usted. No se preocupe de volverse facilista, créame que la vida de por si le pone retos, no sea usted quien se ponga los obstáculos.

No enfrente, no busque, y aléjese de cosas que lo ponen en desventaja.

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.