Como se desarrolla en nuestro subconsciente pensamientos psicópatas, depravados y crueles. ¿Cómo superarlos?

 

La mente es un mecanismo en constante evolución y mejoría, y como todo mecanismo tiene sus cosas por mejorar, sobre todo en lo que tiene que ver con el pensamiento del ser humano. En la mente de cualquiera se pueden cultivar toda clase de aberraciones, de los cuales no se es consciente. Sobre cómo es ese proceso es de lo que hablaremos hoy.

Factores que contribuyen a desórdenes en la personalidad.

Todos podemos tener rasgos de psicópatas, de crueldad, y las siguientes son algunas de las razones para llegar a ser así.

1. Por problemas de nacimiento y crecimiento.

No le ponemos mucha atención; pero lo que tiene que ver con el nacimiento influye demasiado en la persona. Los genes heredados de los padres transmiten características, que nos acompañan por el resto de la vida. En el proceso de crecimiento la alimentación, el manejo de las emociones y la educación, forman la futura personalidad. Si uno de estos mecanismos fallan, pueden generar toda clase de desórdenes en la personalidad.

Una falta de nutrientes puede generar problemas de aprendizaje, unos malos genes hace que la persona herede enfermedades y desordenes, una falta de afecto y violencia familiar puede volver a alguien un antisocial.

2. Despertar los instintos.

Somos animales con cierto desarrollo intelectual. Todavía obedecemos a instintos comunes en todos los seres humanos, como lo son el instinto de protección o el instinto sexual. En cualquier momento se nos puede despertar un ataque de ira o una lujuria incontrolable. Cuantas veces una persona por un comentario dañino que le hizo alguien; despierta ese instinto de protección, que le llena de odio, de rabia en contra de la otra persona, y no puede evitar sentir desprecio y ganas de atacarlo. Despertar los instintos es fácil, controlarlos es difícil.

3. Ignorancia y malas decisiones.

Nadie nace hecho un sabio. Las cosas que vivimos son fruto de nuestras decisiones. Un momento de impulso, de instinto, un momento de aburrimiento, una falta de información, y la decisión que tomemos cambia radicalmente. Una palabra mal dicha en un momento de ira, un papel que no se debió haber firmado por falta de información, un lugar al que no se debió haber ido, encontrarse en el momento equivocado y no tener forma de explicar porque, y toda nuestra vida cambia para siempre.

4. Autoengaño y justificación de conductas.

El instinto y la emoción son más fuerte que la razón. Así que a la larga terminamos obedeciendo a nuestros impulsos por más reprochables y degenerados nos parezcan. Una clara muestra es que alguien puede saber que el médico le prohibió el licor y el cigarrillo y aun así lo sigue haciendo. Ahora imaginemos todos los desórdenes de la personalidad e instintos despertados que generan toda clase de obscuros deseos, los cuales al principio le pueden parecer depravados, pero ante la falta de control de su personalidad y para poder convivir con ello, se debe engañar a sí mismo y aceptarlo.

Un asesino, un ladrón, un mentiroso, un cochino, y cuanto tipo raro haya, en un principio se sienten mal, y luego lo pueden considerar una virtud. El asesino se creer fuerte, el ladrón se cree ágil, el mentiroso se cree más listo, y un cochino se cree descomplicado. En otras ocasiones niegan esa actitud, es decir lo hacen pero no le ponen cuidado, hasta el extremo de llegar a creer que no son así. Seguro alguna vez alguien ha tenido la oportunidad de hablar con un mentiroso que realmente odia la mentira.

5. Falta de empatía, y un exceso de egoísmo y ambición.

Hay gente que nace sin algo llamado empatía, es decir sin la capacidad de ponerse en el lugar del otro, ni de sentir compasión. Simplemente les da nada el sufrimiento de alguien. Hay quienes disfrutan con el dolor ajeno. Les es muy divertido burlarse del débil, de que alguien se caiga y quede inválido, de ver sufrir a un animal, les parece divertido sentir el temor de alguien por su vida, de ver la cara de tonto cuando le dicen una mentira a alguien. Y finalmente hay quienes tienen tanta ambición que acallan la voz de la compasión con el fin de obtener lo que desean.

Porque no detectamos los psicópatas que nos rodean.

Podemos tener en la familia o en los vecinos un psicópata y no es fácil detectarlo por varias razones.

1. Los psicópatas se ven como personas normales

Pensar en los psicópatas como nos los pintan en las películas al estilo viernes 13 en la que un tipo con una cierra va volando cabezas, es equivocado por varias razones. En primer lugar si existiera alguien así, no podría sobrevivir en este mundo, no solo por las leyes de la sociedad, si no que aparte de psicópata es estúpido, y eso es otro tema, no siempre ser psicópata es sinónimo de retraso mental. Un psicópata, un depravado, una persona cruel, es alguien con el mismo nivel de inteligencia que cualquiera, y se comporta de una manera normal, solo que tienen un desorden en su personalidad, el cual saben disimular y ejecutar muy bien.

2. El ritmo de vida no da espacio a las psicopatías.

Todos tenemos desordenes de la personalidad, nadie nace o crece sin formar al menos uno. En medio de tantas responsabilidades de la vida diaria, dichos desordenes no tienen la oportunidad de manifestarse. Es decir, alguien que trabaja y estudia por la noche, no le da tiempo de pensar en cosas raras, y por tanto esa psicopatía permanece dormida.

3. El sentido de la vergüenza.

Muchos manejan en alto grado el sentido del ridículo, de la vergüenza, del que dirán, que esto de cierta manera les ayuda mucho a ocultar ciertas depravaciones. Por poner un ejemplo alguien puede sentir un deseo depravado hacia sus sobrinos, pero por no dar pie al ridículo, silencia esa voz, y unido a las variadas ocupaciones, esto no vuelve aparecer. Si en algún momento satisface su deseo, entonces lo ocultará para no dar espacio al ridículo.

Tipos de psicópatas en la vida diaria.

Día a día a nuestro alrededor suceden todo tipo de cosas raras que son tan comunes que parece que son normales. Hay algunos desordenes de la personalidad que forman parte de la cultura. Veamos algunas.

1. Las personas obsesivas y los acosadores.

Hay personas con un nivel extremo de sensibilidad, no admiten la burla, la humillación, o cualquier cosa que pueda ser asumida como agresión. Los negocios de hechicería, las mafias, están llenos de filas de personas que preguntan cómo hacerle daño a otra persona. Una persona despechada o humillada puede ser tan peligrosa como un asesino de élite.

Es demasiado común ver como alguien trata de hacerle la vida imposible a alguien, habla mal de ella, está pendiente de todo lo malo que pueda hacer, para luego resaltarlo, lo deja quedar mal delante de todos, lo difama, y le obstaculiza todo lo que puede. Así gradualmente y sin nadie darse cuenta, le destruyen la vida a una persona, le hacen despedir del empleo, le destruyen el matrimonio. Es más, cuantos no odian a un tipo que aparece en la televisión, a quienes no han visto nunca, incluso a personajes ficticios. Muchos se dedican a perseguir a personas en YouTube, en redes sociales.

Las personas obsesivas son los que tienen una idea en la cabeza que tienen que realizar bajo cualquier circunstancia. Muchas mujeres tienen que lidiar con personas a las que rechazan, y esta persona sigue ahí, insistiendo una y otra vez. Algunos llenan su cuarto con fotos de estas personas, siguen todo lo que hace en redes sociales, las siguen al escondido.

2. El Bullying

Es un fenómeno muy común hoy en día el abuso. Los fuertes se aprovechan de los débiles solo por diversión. Muchos de estos abusos surgen en la niñez, porque el camino más rápido hacia el poder es el abuso. En la mente inmadura del niño sienten un sentido de superioridad pasar por encima del otro. Luego se acostumbran a hacerlo, que cuando adultos lo ven completamente normal.

Es muy común encontrar grupos en Facebook de gente que se burlan de las personas que tienen cáncer, o el sonado caso en México de bebecito emoxito donde un grupo en Facebook de alrededor de 100.000 personas persiguieron y humillaron a alguien por el solo hecho de ser feo. En Colombia es muy común la burla a las reinas y mujeres hermosas por el hecho de alguna respuesta no muy lucida en alguna entrevista, el caso de Natalia Paris que aparte de hermosa es una empresaria muy inteligente, que sirvió para formar grupos en Facebook, donde se burlaban de algunas respuestas que había dado en televisión, o el caso de una participante que en medio de los nervios de una final de un reinado dijo algo como: “hombre con hombre, mujer con mujer”.

Este tipo de grupos donde se humilla y se burlan de las personas, tienen gran popularidad en Internet. La diversión a costa del sufrimiento y los errores de otros, es la forma de diversión más popular.

3. El gusto por las cosas crueles.

Hablando de temas populares, todo lo que tenga que ver con cosas crueles es bastante popular, y es si no que busquen en YouTube y Facebook los temas más populares, y encontrarán algo como: “Mujer acaba con su vida en 5 segundos”, “Top 5 de las cabezas explotadas con mayor espectacularidad”, “1000 maneras de morir”, “Las cosas más asquerosas que te puedes comer”. La popularidad de este tipo de contenido en la televisión y en internet, quiere decir que este tipo de morbo, de suciedad, forma parte de nuestra naturaleza.

De las preguntas que sinceramente no he podido responder es el de porque alguien siente tanto placer viendo explotar una cabeza, o al ver cosas asquerosas. Sobretodo que es algo muy presente en la mayoría de los jóvenes, muchos de ellos con una buena salud emocional.

4. La mentira y el robo como forma de vida.

Engañar y robar en nuestra cultura es algo que se ha vuelto tan común que se ve hasta normal, y el no hacerlo, se toma como un síntoma de debilidad. Hay muchos que tomaron la mentira como una forma de vida, no mienten porque sea necesario, si no que mienten por cualquier cosa.

Respecto al robo, es una forma de poder, de sentir adrenalina, de experimentar el peligro. Es increíble el nivel de robo que existe en todos los niveles, no solo a nivel de política, ni en las apuestas deportivas y concursos, sino también en cualquier empresa.

5. Vicios y toda clase de hábitos incontrolables.

No hay ser humano que no tenga un vicio. Esta el vicio de Facebook, del Whatsapp, de la televisión, de los vídeo juegos, del cigarrillo, del licor, de la comida, y en general cualquier cosa que nos brinde placer inmediato. El ser humano no ha llegado a controlar su personalidad. Cedemos ante cualquier momento de placer, llámese sexo, o llamase un delicioso pastel. Y eso que solo estamos hablando de cosas muy aceptadas, que diremos entonces de esos deseos inconfesables. Por eso a todos nos preocupa nuestra privacidad, si se publicará todo lo que pensamos, lo que hablamos con otros, y lo que guardamos en el computador, sería de escándalo.

Hay ciertos perfiles de la personalidad que se reciben cuando niño y que después cuando adulto explotan de manera extravagante. Los niños víctimas de abusos y golpizas, pueden desarrollar personalidades que sienten placer por el caos. No lo pueden evitar, en el subconsciente se grabó cierta conducta y a veces cuando tiene que aguantarlo por mucho tiempo, el cerebro desarrolla un placer por ello, como un mecanismo para superar el dolor. Y eso que solo estamos hablando del abuso, ahora imaginemos todo lo que puede afectar a la frágil personalidad de un niño.

Psicópatas de alto nivel que son alabadas figuras públicas.

Los psicópatas no solo se pueden encontrar en los frikis, amantes de cosas raras que disfrutan con las cosas más extrañas. Se encuentran en todas partes, incluso están los psicópatas públicos, que son tratados como grandes personalidades y héroes de la historia. Veamos algunos ejemplos.

1. Dictadores políticos crueles.

Si algo nos ha enseñado el cuerpo es que a veces la violencia es el medio. Cuando el cáncer ataca, entonces la forma de erradicar el cáncer es sometiendo el cuerpo a un envenenamiento voluntario, que termina por acabar con todas las defensas del cuerpo y deja al borde de la muerte a la persona. Una actitud pasiva no siempre es la respuesta, miremos por ejemplo el caso del Tibet, cuna de la espiritualidad y el respeto por la otra persona. Eso no basto para que china se la adhiriera de un bocado, y el Dalai Lama tuviera que salir corriendo de su país. Tampoco basto para que un terremoto de los más duros de la historia, devastara Nepal. A veces una actitud conciliadora no es la mejor.

Digo esto porque esto tal vez sea la justificación de muchas de las personas violentas que exterminan vidas para lograr sus propósitos. A veces en la historia han aparecido los dictadores más crueles y desalmados que han sido vistos como héroes en su tiempo. El casos más comunes son Hitler en Alemania, Mussolini en Italia, Stalin en Rusia, Mao tse tung en China, Tito en Yugoeslavia. Personas con ningún respeto por la vida humana, responsables de los mayores genocidios fueron héroes en su tiempo. ¿Cuantas psicópata son vistos hoy en día como héroes?

2. Figuras religiosas.

Ya he hablado en varios artículos lo fuerte y poderoso que son las creencias. Jamás, con ninguna otra emoción una persona puede sentir tanto placer al matar o morir, como cuando lo hacen por una creencia. Quien dicen que las creencias es de tontos, no ha reflexionada muy bien cuanto poder tienen.

Todos conocemos los crímenes de la inquisición, y hoy en día, delante de nuestras propias vistas hemos visto como el representante de una Fe, declara guerra santa contra otro país. Hemos escuchado como a ciertos cultos son atraídas personas que son obligadas a cometer crímenes en nombre de la fe y también a suicidarse.

3. ¿Malvadas corporaciones?

Hay muchas empresas multinacionales que han crecido a costa de robar ideas, de quitar oportunidades a sus competidores. Las empresas de pieles fueron formadas con la muerte de muchos animales. Por ejemplo cosas como los shampoo, para probar que sus componentes no van a dejar ciego a la persona que lo use, o no le va a producir ardor, son probados en animales como los conejos, los cuales pueden perder sus ojos y ser lastimados. Mucho del lucro de las empresas vienen de la destrucción de la naturaleza. Para no ir más lejos, existen cientos de mataderos donde cultivan vacas y gallinas que no conocen la libertad, y de los cuales todos consumimos su carne sin pensar en su sufrimiento. Tratándose de sobrevivencia, otra vez se impone la crueldad.

4. Cualquier persona con poder.

En general cualquier persona que adquiere el poder, no quiere decir que con eso automáticamente se vuelve buena persona. Sigue teniendo tantos vacíos y problemas psicológicos como cualquiera, y ahora sus actos tienen la capacidad de afectar a cientos de personas. Un periodista con poder, puede desinformar y crear el caos según sus intereses, un organizador de eventos que acomoda los resultados para mayor lucro, un edificio que es construido con materiales de mala calidad para tener más ganancia y que luego se derrumba. Todo esto afecta a cientos de personas, y se hace con mucha regularidad. Dichas personas se sientan en nuestra mesa y son tratados con mucho respeto.

Cuando el psicópata se vuelve un monstruo.

Todas las personas en si sufren desordenes emocionales, todos en algún momento tienen pensamientos obscuros, deseos incontrolables, que nunca se llegan a manifestar completamente o que dominan ya sea por vergüenza, por falta de tiempo, y más. Pero hay quienes atraviesan límites, y cada vez se hunden más y más en espirales de depravación.

1. Depravaciones que solo están en la mente. Intensiones.

Hay facetas en la personalidad que pueden estar presentes en muchas personas. Por ejemplo una persona que le gusta golpear, otras personas que desarrolla un placer por golpearse a sí mismos, otros que les encanta ver sufrir un animal, a otros les encanta los cadáveres.

Son entonces muchas las cosas que pueden atravesar por la mente, y que no todas son satisfechas. Algunas de estas depravaciones se forman en la mente del niño que tiene acceso a cierto material que su inmadura mente no es capaz de transformar, o también por experiencias extremas. Algunos empiezan a armar fantasías de cómo sería si llegará a hacerlo. La gran mayoría se queda en esta fase porque domina sus pensamientos porque los reconocen como amorales.

2. Ceder a los deseos, primer limite.

Muchas de estas depravaciones permanecen en la mente, pero como el instinto y las emociones son más fuertes, entonces finalmente la persona termina cediendo a sus impulsos. Un hombre adulto obsesionado con los niños, una persona que siente placer sexual cuando lo sodomizan, alguien que siente emoción viendo el sufrimiento de un animal, o alguien que siente ganas de darle una paliza a alguien que le hizo daño. Y luego lo ejecuta porque siente mucho interés. Entonces el adulto viola al niño, el hombre le pide a su pareja que lo golpee, el joven mata a un animal por el placer de verle sufrir, y un hombre en ataques de celos mata a su expareja y a su amante. A traviesa el primer limite por curiosidad o por impulso.

Al principio la persona le puede parecer bizarro su deseo, pero hace algo sencillo como por ver de qué se trata. El sentir esa nueva experiencia le da acceso a nuevos tipos de placeres. Muchos no atraviesan de esta fase porque accede a las consecuencias de sus actos, que le pueden traer castigo, y aprenden la lección. En este nivel hay muchas persona en la cárcel.

3. Necesidad de repetir y sentir una nueva emoción. Segundo límite.

Al ceder la persona a este tipo de deseos tan extremos, tan bizarros, tan poco comunes, le produce una excitación tan salvaje, tan instintiva, tan animal, que cada vez el cuerpo le pide más y siente la necesidad de repetirlo con más fuerza. Al principio le acompaña el sentimiento de culpa, de vergüenza; pero no puede aguantar el deseo por sentir esa nueva sensación, acalla la voz de su cabeza y vuelve a ceder.

Llegado a este nivel, cuando repiten varias veces este tipo de actos, y al ver que no hay consecuencias, entonces ya no sienten vergüenza, ya lo empieza a ver normal, muchos incluso se auto-engañan pensando que antes son mejores que las personas normales.

4. Involucionar a mayores niveles de depravación.

El manejar tantas fuerzas tan extremas, tan relacionadas con los instintos más primarios del ser humano, es meterse con fuerzas que definitivamente no es capaz de controlar. Es literalmente volverse un demonio y descender a los infiernos, porque solo disfruta haciendo las cosas más crueles, depravadas. En estos infiernos están los asesinos en serie, las mafias, las sectas, y en general todo grupo de personas reunidas en torno a actos que despiertan bajos instintos.

Con el tiempo las cosas que hace no le producen más placer, y por ello necesitan experimentar cosas más extremas, y empieza a probar nuevas formas de placer más bizarras. En este punto la persona puede verlo como algo tan normal que lo hace de manera natural. Cuando se entra en contacto con lo más bajo e instintivo del ser humano, no hay posibilidades de mejorar si no de empeorar.

El caso de Ted Bundy.

Es un conocido asesino en serie que se le atribuyen alrededor de 36 crímenes de manera oficial.

La infancia de Ted, un chico cualquiera.

Ted bundy creció con sus abuelos, los cuales se hicieron pasar por sus padres, para evitar el prejuicio de aquella época hacia las madres solteras. Es así como Ted creyó que su madre era su hermana. Se dice que su abuelo era una persona agresiva que golpeaba a su abuela, aunque Ted Bundy dice que su familia siempre fue muy amorosa con él. Ted a su corta edad tuvo acceso a una gran cantidad de pornografía que su abuelo guardaba. Dicha pornografía era extrema, bizarra y violenta. Hay quienes dicen que Ted Bundy disfrutaba mutilando animales, aunque no está comprobado. Ted se enteraría años después, de que su hermana era su madre.

Novias de Ted Bundy y sus estudios de Psicología y Derecho en la Universidad.

Al crecer Ted asistió a la universidad para estudiar psicología, y allí conoció al amor de su vida, Stephanie Brooks, una joven hermosa e inteligente que luego lo abandonaría por considerar que carecía de objetivos claros en la vida. Luego Ted se matriculo en derecho, donde conoció su otra pareja Meg Anders con la que mantuvo una relación de 5 años.

Ted era reconocido como una persona inteligente, encantador y apuesto, de hecho fue condecorado por la policía de Seattle por salvar a un niño de 3 años de morir ahogado, y también estuvo involucrado en campañas políticas con figuras del partido republicano. Por otra parte Ted tenía una faceta de pintor, sus dibujos se podrían calificar como normales. Luego se reencontraría con su gran amor Stephanie Brooks, la cual reconquistaría después de años de intercambiar carta mientras mantenía su relación con Meg.

Primeros crímenes de Ted Bundy

Durante sus años de escuela se reconocía a Ted porque le gustaba robar cosas a sus compañeros. En sus épocas universitarias Ted se divertía con sus amigos haciendo hurtos en casas y comercios en estado de embriaguez, lo cual le producía adrenalina. Se dice que a la edad de 27 años ingreso a una casa a robar en estado de embriaguez, en donde encontró a una joven de 18 años, y una vez allí cometió su primer asesinato.

Ted bajo los efectos del alcohol, empezó a golpear a la joven con una barra metálica y luego la violo con la pata de la cama. Según palabras de Ted, después el haberse dejado llevar por todos esos impulsos le daba placer, era como si hubiera sido poseído por una fuerza, pero luego de ser consciente de lo que había hecho se sintió como si hubiera despertado de una pesadilla, horrorizado por lo que había hecho. En este punto reconocía que había pasado un límite, que si bien no era perfecto, era una persona normal. Aquí en este caso quiero recomendar mi artículo sobre los egrégoros.

Ted bundy atribuye que gran responsable de esos impulsos era esa pornografía explicita, y que se fue hundiendo gradualmente en ella. Luego de que se satisfacía, sentía la necesidad de buscar material más explícito, más grosero, tal y como hace un drogadicto. Llega el momento en que la pornografía no sirve y se inquieta por saber si hacer algo real le da más placer que el que experimenta con ver, y ya luego con el alcohol, se reduce la inhibición. Pueden ver la entrevista completa en YouTube. En este caso quiero recomendar mi artículo sobre: “Podemos ser buenos por naturaleza, y de cómo el entorno nos cambia”.

Por supuesto hay quienes nacen violentos y psicópatas y otros se forman, todo depende de la fortaleza de su personalidad. Hay que reconocer que cuando el pensamiento inmaduro se conecta con ciertos conocimientos, y no habiendo otras fuentes de información y saber, entonces puede ser influenciado negativamente.

Crímenes Violentos y escape de la cárcel.

Bundy se aprovechaba de las noblezas de sus víctimas, ante las cuales aparecía como un hombre enyesado que necesitaba ayuda con sus libros. Si de por si el primer crimen fue violento, los otros crímenes ya serían completamente horrorosos, ya que mataba a sus víctimas a martillazos, y con otros objetos. Una vez muerta la sodomizaba y la mordía. Y también violo a una niña de 12 años.

Ted viajo por varias ciudades cometiendo crímenes y luego fue arrestado, y allí se defendería a sí mismo, y apoyado por un grupo de fans que defendía su inocencia. En este caso Bundy lograría escapar de la policía para luego ser capturado una semana después, y ya estando en su celda, lograría escapar por el techo. Ted volvería a cometer sus crímenes, todas tenían cierto parecido con su primer y gran amor, cabello lacio, largo y negro. Después volvería a ser arrestado, convirtiéndose en figura pública tras lo cual dicen que jovencitas de cabello largo y lacio ofrecían ser su amante. De hecho sorprendió a todos cuando anuncio su matrimonio, con Ann Boone, una antigua compañera de trabajo. Luego sería condenado a la silla eléctrica donde murió.

Hacia el logro de la salud mental y superación de vicios.

Como vemos loco no necesariamente es que el chupa las babas, psicópata no necesariamente anda con una sierra volando cabezas. Muchas personas que vemos a diario, muchas personas de la sociedad pueden ser psicópatas, aunque vistan bien, y hablen acerca de cuidar la naturaleza.

El entorno y las deficiencias emocionales puedes ser vehículo para cultivar toda clase de pensamientos depravados. Algunas personalidades pueden ser muy propensas a pesar de que su entorno y buena educación sean favorables, y otras personas a pesar de las dificultades pueden ser personas ejemplares. El hecho es que en mayor o menor medida los pensamientos depravados se mueven en el subconsciente, y por ello deben ser identificados a tiempo y solucionados.

Hoy en día  hay mucho violador, asesino, y toda clase de monstruos en potencia, que pueden ser detenidos a tiempo antes de su transformación. Es recomendable que dichas personas lo confíense a un amigo, que le comprenda. Si puede ir a un psicólogo mejor, y si tiene que ir a la policía hágalo a tiempo. Es mejor que sea encerrado y no que se convierta en un monstruo.

El descubrir cómo surgen nuestras conductas y el cultivar el dominio de nuestra personalidad, debería ser un compromiso con nosotros mismos. Ya hable sobre el control de los vicios en mi artículo: “la guía definitiva para superar cualquier vicio”, y ya hable sobre el autoengaño en mi artículo de: las máscaras de la personalidad, y “como se percibe la realidad de manera equivocada”. Por otra también doy unas claves para superar este tipo de situaciones en mi artículo: “Se nos olvida ejercitar mente, cuerpo y emociones”. Leyendo este tipo de artículos y repitiendo su lectura varias veces puede ayudar a superar dichos pensamientos.

Foto vía: Víctor de Lara

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.