La forma en que alimentas tu mente es la clave para tomar buenas decisiones

Nuestro cuerpo físico requiere  alimento para poder funcionar. Según la calidad de estos alimentos, será la salud de nuestro cuerpo.  El cuerpo necesita variedad de alimentos que garanticen un suplemento vitamínico que cubra todas sus necesidades. Por ejemplo, la fibra es importante para la limpieza en nuestro sistema digestivo, y si necesitamos calcio para fortalecer nuestros huesos; lo podremos encontrar en el pescado y la leche.

Del mismo modo que el cuerpo, nuestra mente necesita diversos nutrientes para que no se enferme de ignorancia, de malas interpretaciones, de negativismo, y de claridad en los propósitos. Las impresiones que llegan a nuestra mente son las que harán que nuestra forma de pensar sea algo que nutra positivamente nuestra forma de ver la realidad y también nuestras decisiones. Llenar nuestra mente solamente de un solo alimento, nos puede enfermar, igual que si la llenamos de muchas cosas.

Como se forman los conceptos.

En la mente se recibe del exterior una gran cantidad de impresiones a través de los sentidos, y es en nuestro subconsciente donde tales impresiones son organizadas de manera similar a como funciona nuestro proceso digestivo.  Somos lo que nos alimentamos, actuamos según pensamos, y pensamos según las impresiones que llegan a nuestra mente.  Nadie puede pensar cosas acerca de las que no tiene conocimientos, es en base a nuestros preconceptos que tomamos nuestras decisiones, y son esas decisiones las que forjan nuestra vida.

¿Sera que si le estamos poniendo cuidado a lo que llega a nuestra mente?, ¿estás seguro que tus decisiones son las mejores?, ¿en base a qué argumentos decides tu vida? ¿Eres alguien que piensa según la cultura en que creciste y no de acuerdo a lo que quieres de la vida?, ¿Qué cosas has aprendido recientemente que te ayuden a aquello que soluciona tu vida?

Las impresiones que llegan inconscientemente.

Nuestro subconsciente está recibiendo información a través de nuestros sentidos constantemente, y así sea que no estemos poniendo cuidado, estos entran en nuestra mente y forma parte en nuestras decisiones.  Un ejemplo de esto es; que podemos estar muy concentrados en una conversación con alguien, y detrás de nosotros alguien menciona nuestro nombre y nos insulta, de seguro reaccionaremos automáticamente, así sea que no estuviéramos pendiente de ello.  Estamos recibiendo constantemente impresiones en todas las esferas de nuestra vida.  Cuando vemos televisión, cuando leemos, cuando hablamos con alguien, cuando visitamos un lugar, todo esto va entrando a nuestra mente y moldeando nuestra conducta.

Ambientes pesados, conflictivos, distractores, en los cuales se cultiva el ocio, el chisme, la crítica, el escepticismo, la credulidad, la burla, la falta de confianza, la falta de motivación, entre otras cosas, no alimenta positivamente tu pensamiento, y por tanto la mente a la hora de tomar una decisión importante, no cuenta con los suficientes argumentos para tomar una buena decisión.

Cuando la forma de alimentarnos nos enferma.

Nuestro cuerpo se enferma al consumir un solo tipo de alimentos, porque le falta nutrientes para otros partes del organismo, del mismo modo leer un solo tipo de libros, juntarse con las mismas amistades, ver los mismos programas, hace que su mente no reciba el suficiente conocimiento que necesita para que se le ocurran buenas ideas en aspectos de la vida que pueden aparecer y usted no sabe cómo enfrentar. Este tipo de conducta produce la enfermedad de la terquedad y la falta de creatividad.

Lo mismo sucede llenar su mente de pura sanidad, del mismo modo que solo alimentos sanos genera que el organismo no desarrolle defensas, del mismo modo huir de todo lo que pueda perturbar la mente, hace que esta ante la menor dificultad y cosa extraña se perturbe bastante, produce una enfermedad que se llama la ingenuidad y la tontería.

El exceso, si te llenas mucho de cierto tipo de literatura te vuelves fanático, lo cual hace que tengas un concepto errado de la realidad, y veas las cosas desde un solo punto de vista, lo cual produce agresividad, delirios de persecución, y fanatismo.

Las revolturas producen indigestión, llenar tu mente de cuanto cosa allá, te perjudica bastante, hace que tu mente se llene de confusión, algunos dependiendo de la revoltura se vuelven locos, y algunos en menor medida tienes problemas de concentración y falta de visión.

Conclusión sobre como alimentas tu mente.

Debemos aprender a llenar la mente de diversas impresiones de manera equilibrada. Lo cual nos dará una visión nítida y amplia para poder enfrentar la vida de la mejor manera.

Si te gusto este artículo, te va a encantar como vencer la negatividad en ti mismo y en los demás. Disfruta de nuevos artículos siguiéndonos por correo o redes sociales.

imagen | notisalud |

ENVIAR ESTE ARTÍCULO A…

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.