Por qué deberías esforzarte por ser mejor en tu entorno, ser un líder e influenciar

By Emprendimiento
Coaching

Existe un saber popular que habla de que todos cumplen su función, toda labor es importante, y que por tanto no todo el mundo es líder, ni a todo el mundo le interesa. Cada labor ayuda a un todo. Sin embargo, el propósito de este artículo es enumerarte unas razones para cambiar esta mentalidad y hacer un esfuerzo extra por destacar en tu entorno.

Por qué necesitamos líderes

En un principio es por evolución. Se supone que todas nuestras características, se heredan a nuestros hijos, y si una generación es floja, enferma, pobre y débil, existen enormes posibilidades que las siguientes generaciones sean así. Por otra parte, si una generación es valiente, fuerte, próspera y saludable, hay grandes posibilidades que la siguiente generación sea así, y aún mejor. Esto a nivel de especies significa mejor capacidad para sobrevivir, y a mejor capacidad, entonces mejores condiciones de vida. Así ha funcionado por cientos de años la naturaleza.

Normalmente quienes nacen dentro de una generación son muy similares, es poco probable que nazca alguien desmesuradamente inteligente, por lo general todos son o igual de tontos, o igual de inteligentes. Hay mucha gente que se cree más lista que los demás, y en términos prácticos solo es alguien más del montón. Muchos asumen su superioridad, por leer un libro de más, un celular con una pantalla más bonita, o porque cada domingo va a la iglesia. Cada cual busca un pretexto en su vida para creerse superior y así compensar ese sentimiento de debilidad interna que siente.  Pocos son los que se diferencian de su entorno, porque diferenciarse requiere grandes obras y enormes dosis de esfuerzo. Ideas las tiene cualquiera.

A medida que avanza el tiempo, la naturaleza nos vuelve más competitivos. Esto es una medida natural que garantiza que ciertos individuos se esfuercen y en dicho esfuerzo desarrollen nuevas habilidades que transmitirán a las siguientes generaciones, es decir, mejorar y evolucionar.  En nuestra sociedad está muy presente la competencia. La tecnología desplaza la mano de obra, los recursos naturales se agotan cada vez más rápido, y cada día aumenta la sobrepoblación. En términos generales hay muy poco para tanta gente. Ese poco quedará en manos de aquellos que pueden tomarlo porque tienen más oportunidades, ya sea porque tiene mejores habilidades o nacieron en entornos favorables. ¿Serán nuestros hijos los que nazcan en esos entornos favorables?

Se necesitan líderes porque en culturas donde se agotan los recursos, deberán existir emprendedores que busquen nuevos recursos, que enseñen nuevos métodos de convivencia, que planteen nuevas soluciones, que construyan obras que brinden mayor seguridad, mayor protección, mayores oportunidades a las nuevas generaciones. En las sociedades del futuro no se necesitarán trabajos manuales, cosas como barrer calles o limpiar ventanas, eso lo hará un robot y otros mecanismos producto de la ciencia. Se necesitarán gente con ideas, para dar nuevos usos a la tecnología, para explorar nuevos espacios. Necesitamos gente creativa. Estos líderes deberán tener la suficiente fuerza para salirse de la maquinaria del sistema, un sistema consumista en el que igual que vacas, te usan, te quitan todo a cambio de un poco de algo. Ese sistema te adoctrina, te dice como pensar, te da algo de comida y un televisor con pantalla plana, finalmente te has acostumbrado a vivir como te toco. El sistema no es malo, el sistema está desactualizado. Es un sistema creado para poner a producir a todos, y debería ser hecho para aprovechar nuestros potenciales, para desarrollarlos, para volvernos más creativos. Somos conformista, nuestros padres son conformistas y el entorno es conformista. Somos como aves que les cortan las alas y que con el tiempo se les olvida volar. Creemos que no somos capaces de hacer nada más, y no lo hacemos, creemos que no hay otro tipo de vida, y no la buscamos. Con tal de tener un celular de pantalla táctil, no importa nada. Deberíamos aprender a retarnos y a conseguir cosas más allá de nuestra vida normal.

Muchos creen en la reencarnación o en un nivel más allá del humano, y que como yo consideran que todo avance y logro se acumula para una próxima existencia después de ese corto sueño que es la muerte, otros creen que dentro de la eternidad su vida es un instante y que después se extingue para siempre. No importa la creencia, a nadie le importa, son solo creencias. Pero si vives este instante de vida, debería ser con pasión, llegar a niveles de placer, llegar a explotar el máximo de las capacidades. Lo que sucede es que no estamos acostumbrado a luchar, sino que nos acostumbramos a sobrevivir con las cosas que nos sucedan.

Libertad, placer y tranquilidad como premio a quien se atreve a ser líder

A lo largo de nuestra vida hacemos cosas que no nos gusta, y las hacemos porque nos toca. Esas cosas que hacemos es porque alguien más nos dice. Entonces desde que nos levantamos hasta la hora que nos acostamos estamos haciendo lo que nos dicen. Nos levantamos a la hora que nos dicen, nos ponemos la ropa que nos dicen, vamos al lugar que nos dicen a hacer algo que nos dicen y al regresar a la casa nos ponemos a hacer lo que todo el mundo hace. ¿Quién puede cambiar su vida y obtener lo que quiere haciendo lo que todo el mundo hace?. Por supuesto no hay que confundir, todos obedecemos a algo, todos seguimos algo, la diferencia está en a quien seguimos y en que momento.

Muchos anhelan la libertad, y esta no viene haciendo lo que otros le dicen que tiene que hacer o siendo una persona corriente. La libertad viene cuando haces lo que tú quieres y para ello forzosamente necesitarás decirles a otros lo que tienen que hacer, es decir convertirse en líder. A partir de lograr cierto grado de libertad, entonces podrás disfrutar de placeres y luego de la tranquilidad. Si no logras tu libertad financiera, libertad emocional, libertad de manejar tu tiempo, entonces no podrás obtener niveles de placer y bienestar deseados.

El líder no es alguien que tiene la intención de convertirse en líder, sino que es alguien que quiere lograr algo, y como no lo puede obtener sólo, entonces debe mover su entorno para obtenerlo. Por ejemplo, estas en una empresa, quieres entregar tu trabajo a tiempo, pero siempre te atrasas porque tus compañeros de trabajo entregan todo muy tarde, y tienes que volver a repetir de nuevo para adaptarte a lo que te entregan. Ante esta situación de incomodidad, tienes dos opciones, aguantar y acostumbrarte a tener que entregar el trabajo tarde por culpa de otros, o necesariamente convertirte en un líder, alguien que es capaz de influenciar su entorno, de tal manera que sea capaz de que los compañeros entreguen todo a tiempo, de este modo el podrá entregar su trabajo a tiempo, estará más tranquilo, podrá salir más temprano, será más libre.

En la medida que un líder empieza a influenciar  su entorno, entonces logrará cambiar las condiciones que le rodean, y por tanto empezará generará las circustancias y no será víctima de ellas. Para liderar y destacarse se debe ser una persona con mucho talento.

Cómo convertirse en líder

No todo el que quiere ser líder puede serlo, de hecho, estamos llenos de líderes sin talento. Un ejemplo soy yo, cuando era joven, había leído muchos libros de liderazgo, y me había metido a la cabeza que debía de ser líder, entonces me metía en actividades de primero, tenía iniciativa, pero nadie me hacía caso, y mi capacidad de logro era bastante pobre, me tarde en salir del autoengaño de que era un tipo sin mucho talento. Luego vino una etapa en la que solo me ocupe de mis propios asuntos, y en la medida que los iba solucionando, iba desarrollando habilidades, estas habilidades no eran suficiente, a diario aparece gente mejor que uno en toda clase de ramos, así que me aparte de la competencia, me concentré en mi propio camino y en solucionar mi propia vida, lo cual es todavía más difícil. El solucionar la propia vida requiere conocimiento de sí mismo y voluntad. El hecho es que nadie puede pretender guiar a otros sin haber triunfado sobre muchas de sus propias adversidades. En la medida que soluciona sus propias limitaciones, se vuelve la mente más clara, y así mismo las situaciones que le rodean.

Entonces liderazgo no es alzar la mano de primero y luego ponerse a cargo de un grupo  y hacerles coaching. Liderazgo es dar un paso más allá en cualquier situación, y dentro del contexto en el que estés. Nadie nos está pidiendo que creemos la vacuna contra el sida, con que no estorbemos, es más que suficiente. Lo importante es que en las cosas que hagamos demos algo más, y si estamos en un sitio, vayamos un poco más allá. Si es en su trabajo, entonces haga un esfuerzo por tener mejor relación con los demás, o por hacer de una manera más eficiente y rápida sus labores. Haga un esfuerzo sincero por solucionar los conflictos que identifique en su vida.

Acostúmbrese a dar su mejor esfuerzo en las cosas que hace, en entregar las cosas lo más rápido posible. No se acostumbre a hacer las cosas por hacer, no se acostumbre a dejarse llevar por el flujo de las circunstancias. Todo es como usted se acostumbre, y entonces que pasará con usted si se acostumbra a hacer las cosas de cualquier manera y a dejarse llenar de problemas. Usted debería explotar hasta el límite de sus capacidades, llegar al máximo siguiente nivel que es capaz en todas las circunstancias de la vida. Si usted ha decidido estar en una empresa, primero preocúpese por hacer muy bien su trabajo, y luego por llegar al máximo nivel dentro de la organización. Una vez lo logre, entonces luche por influenciar su entorno, y una vez lo logre, entonces luche por influenciar la sociedad.

La primera misión es usted mismo, no necesita un coach, solo solucione su vida. Si usted es capaz de suplirse todos los beneficios de este mundo, entonces el siguiente reto, estará a su alrededor. La vida está llena de toda clase de retos, no se preocupe, usted no llegará a un momento en el que no tenga nada para hacer. Trate por solucionar inquietudes en el campo de la ciencia, de la tecnología, de la economía, de la política, de la psicología, para el bien de todos. Lo que no puede hacer es acostumbrarse a hacer nada. La vida es el esfuerzo del espíritu por someter y moldear la materia, quien no lo logre, será esclavo de la materia, del sistema, y de sus propias debilidades.

Tagged under:

1 Comment

  • Lorena Porras

    Sumamente motivador y positivo,.es cierto hay que hacerlo por que es necesario hacerlo, asi puedo dormir y no tener insomnio por no hacer lo que debí hacer desde la semana pasada, y el fruto de eso, me traerá otro reto mayor, a seguir buscando estrategias, palabras directas y eficaces, que críen solas el.camino a seguir, gracias.por ayudarmen a seguir con las espectativas de la visión, y continuar haciendo los cambios en la dirección correcta que dará grandes beneficios, paz y libertad para mi.pequeña comunidad, muchas gracias.

Comments are closed.