Razones ocultas del miedo a equivocarse, y claves para superar el temor al error y a los problemas.

Todos sabemos que esto forma parte de la vida diaria, sin embargo, es grande el temor que nos produce, que la mitad de nuestra vida nos lo pasamos evitando problemas y esto lo que produce son más problemas, y nos la pasamos evadiendo nuestra responsabilidad en los errores y esto genera más errores, para lo cual se deberían enfrentar, pero nos da mucho temor. La lectura de este artículo te dará unas claves concretas para superar este temor.

Todos tienen que aprender, un problema te muestra lo que está sucediendo.

En la naturaleza siempre se ha aprendido por prueba y error. Ha de suponer uno que por ejemplo los primeros humanos que descubrieron el fuego, debieron de haber ocasionado muchos estragos cuando estaban empezando a usarlo. Por ejemplo, hoy en día, alguien que no sabe manejar carro, mientras aprende puede cometer varios errores.

Lo mismo pasa con la vida, no sabemos manejarla, la mayoría de nosotros estamos en primer nivel, en primaria del conocimiento de la vida, y con un conocimiento de primaria no se puede solucionar complejos problemas. Problemas en los que nos metemos en cosas para los cuales no estamos preparados. Por ejemplo, muchos se casan sin haber solucionado su vida, esperando que la otra persona les haga feliz, y como no saben manejar la situación, entonces arruina su matrimonio. No ha superado el nivel uno, que es de solucionar su vida, y ahora se mete a un nivel dos como es el de ser capaz de solucionar problemas en pareja.

En la vida diaria nos enfrentamos situaciones que requieren cierto nivel de conocimiento, el problema es que por una parte no nos gusta ver la verdad, solo nos gusta ver la fantasía. La verdad se involucra con palabras como: “Esfuerzo”, “toma tiempo”, “responsabilidad”, y como no la queremos escuchar, entonces buscamos lo que diga lo contrario, generalmente filosofías con discursos facilistas. Por otra parte, al no querer esforzarnos, no buscamos el conocimiento que se requiere para enfrentar una situación. Por ejemplo, si alguien arruina su matrimonio por problemas de comunicación, no acepta su error, y luego tampoco se prepara en temas que le hagan un mejor comunicador.

Es entonces el problema una alerta de una situación que no está siendo bien manejada. Por ejemplo, si se taquea tu lávaplatos, el problema se repetirá hasta que no aprendas que no hay que echar desperdicios a él, o que hay que estarle echando agua hervida para que desate la grasa que se queda pegada. Del mismo modo los problemas en tu vida, señalan unas acciones incorrectas que estás haciendo.


Las razones ocultas de porque nos da miedo a equivocarnos.

En el fondo hay una palabra que nadie quiere escuchar, esa palabra hace explotar cabezas, la sola idea de pensarla hace llorar, y esa horrible palabra se llama torpeza, a nadie le gusta creer que es un retrasado mental, y el cometer errores está asociado erróneamente en el inconsciente colectivo con torpeza. Esto se debe a que en las primeras edades los niños empiezan a probar el poder que les da ser líderes dentro de un colectivo, en esas edades la autoestima es frágil, y por otra parte el concepto de poder es instintivo, es agresivo, y por eso muchos afianzan su poder burlándose de las equivocaciones de otros y haciéndoles sentir tontos, eso le quita fuerza a la víctima que se sentirá inseguro, y se seguirá equivocando, y le da poder al abusón, porque siente confianza de ver al otro en un nivel inferior.

El otro problema es la cultura, la religión nos ha metido tanto temor acerca del pecado, de equivocarse, es decir, eso del fuego eterno del infierno, es un concepto demasiado aterrador que nadie quiere aceptar sus errores, por temor al fuego infernal. A esto debemos añadirle que quien comete errores es duramente castigado por el gobierno. La mayoría de los criminales son enfermos e ignorantes que deberían estar recibiendo atención psicológica y la mayoría de ellos termina en el infierno de la cárcel, o en una silla eléctrica, muchos de ellos inocentes.

Finalmente está el dedo señalador de la sociedad, que se burla sin compasión de las equivocaciones que cualquiera puede cometer, eso me hace acordar de 3 casos en Colombia muy populares, curiosamente todos hacia 3 mujeres increíblemente hermosas de mi ciudad. Uno es el de Natalia Paris, que fue calificada de bruta por algunas respuestas, y resulta que esta mujer es una exitosa empresaria, también está el caso de la señorita Antioquia y su famosa respuesta en medio de los nervios: “hombre con hombre, mujer con mujer”, y el último caso de una mujer borracha, haciendo cosas que cualquier borracho haría, como decir: “usted no sabe quién soy yo”, que fue el objeto de burla y de insulto de todo un país, esta pobre mujer vivió un infierno, solo porque alguien grabó su error y lo subió a YouTube. Todos ellos errores tontos que cualquiera puede cometer.

Ahora puede uno entender que alguien se ofenda tanto cuando alguien le dice sus errores, y sobre todo su resistencia a aceptar que se equivocó. Vemos los errores en los demás, pero nada de aceptar los nuestros. En este blog, que se llama descubre subconsciente, tengo que decir las cosas como son, ya que este blog lo hago como un legado para mí, ojalá para mis hijos, y para las personas que quieran aprovecharlo, así que no me puedo andar con mentiras, y muchos se ofenden y lo toman como personal, sabiendo que yo hablo del ser humano en general, errores que yo también puedo cometer. Hoy en día hay mucho blog que escribe lo que la gente quiere oír, que le da una falsa motivación para conseguir más visitas, yo no me puedo dar esos lujos.

Somos un cúmulo de inseguridades y baja autoestima.

Hay un artículo que escribí y generó mucha ofensa, que habla sobre el sentido de propia valía, que me toco que entrar varias veces a suavizarlo, y creo que lo termine cambiando hacia algo sobre la vanidad. Decía que el ser humano tiene una extraña necesidad de sentirse aprobado por otros, de llamar la atención. La confianza del ser humano se construye sobre su propia valoración, y la valoración de otros. El ser humano necesita seguridad, y sino la siente, se desborona toda la base de su personalidad, le genera una baja autoestima, que le hace incapaz de enfrentar situaciones.

Muchas veces cuando no hay confianza en sí mismo, es fácil sentir envidia. Ya que no es fácil ver que alguien es mejor que uno, o que pueda tener cosas que uno cree que no es capaz. Por eso otra palabra que causa horror y que pone a llorar al solo escucharla, es que alguien nos diga a la cara: “es que soy mejor que usted”, ese mejor que usted se muestra cuando alguien viste mejor que tú, o consigue mejores cosas. En el fondo la burla a estas mujeres hermosas que comenté, no es más que algunas personas descargando su frustración porque creen que no van a conseguir una mujer así, y por eso las atacan, y otras lo hacen porque creen que no van a tener una talla de sostén así, y en el fondo quieren hacer notar que también son imperfectas. Por eso es que también hay una exagerada sobrevaloración de la humildad, le puedes perdonar cualquier cosa a alguien, menos que se crea o se muestre como alguien mejor que tú.

Hay otro artículo que generó también mucha ofensa, en donde valoraba la capacidad de lucha de los animales, y decía que ellos al carecer de razón y ser de pocas emociones, que son básicamente puro instinto, ellos estaban enfocados en la supervivencia. Pero bueno, mejor no vuelvo a tocar llagas, el hecho es que el ser humano es increíblemente inteligente y fuerte, y deja aminorar todo ese talento por tanto problema de inseguridad. Esos problemas de inseguridad generan una sensación de separación, de que hay alguien que es, lo que ellos no pueden ser, de que hay unos ricos y pobres, y dicen: “Es que esa gente rica, es que esos jefes”, como señalando una situación que creen que jamás van a alcanzar.

4 claves para superar el temor al error y a los problemas

1. Aceptar la realidad.

Tienes que aceptar la realidad, no puedes estar huyendo toda la vida de la verdad. Entonces solo quieres leer libros en los que te digan que todo está bien, de que todo se va a solucionar solo sin hacer ningún esfuerzo. Que maravillosa es la fantasía, a quién no le gustan los cuentos, que bueno imaginar un planeta diferente donde vivir, un mundo donde todos nos vamos a unir en amor, o eso de imaginar que somos especiales porque pertenecemos a algún grupo que nos dice que somos una especie de elegidos. Por supuesto esto no lo aprovechan gente sin escrúpulos que solo piensan en su bienestar.

De seguro ahora lees esto, estarás de acuerdo con algunas cosas, seguramente las que no te hagan sentir mal, y luego pasarás a otro artículo donde te digan que todo está bien. Esos problemas familiares son culpa de ellos que no te valoran, y los problemas en la oficina es que no aprecian tu trabajo. Pero gracias a dios todo está bien (y no soy ateo), es decir, las pocas dificultades son pruebas, y las deudas que más da, el dinero es malo. Algún día empezaré a ahorrar, algún día cuidaré la alimentación, déjenme tranquilo, espera yo leo otro libro de superación personal.

Tienes que aprender a ver la realidad de frente sin asustarte, mirar la realidad no es fácil, y a veces cuando ves todo lo que tienes que hacer por delante, te puedes desesperar. Sin embargo, lleva esto a la mente: El esfuerzo que haces de ahí en adelante es consciente y te llevará hacia un mejor lugar, mientras que el esfuerzo que haces sin aceptar la realidad, es un esfuerzo que te desgasta y solo te lleva a la ruina. No te sientas mal cuando te enteres de los problemas que tienes, ni de tus errores, porque todos tienen problemas y errores. Los problemas son síntomas de que algo estás haciendo mal. Tu vida debería estar llena de esplendor, y lo que lo evita es lo que debes solucionar.

2. Debes buscar el conocimiento acertado y aprender.

De joven lo que más me gustaba era la magia, por ejemplo la magia natural, la magia talismánica, los grimorios, eso de convocar entidades y hacer que actúen a tu favor, sonaba tan bien; pero por alguna razón a la larga no me ha gustado descargarle la responsabilidad de solucionar mi vida a objetos, energías o personas, sería ideal para mí que todo fuera solucionado a partir de mi inteligencia y voluntad. Porque estas son virtudes que forman al espíritu, porque te hacen fuerte a ti, y no a los objetos.

Hay muchos tipos de conocimiento, muchos niveles de conocimiento, en primaria no alcanzamos a imaginar lo que se enseña en la universidad. Imagínense, si todavía no sabemos acerca de nuestra personalidad, ¿qué otros tipos de conocimiento habrá hacia arriba?. Para mí, lo que yo llamaría nivel básico es el conocimiento acerca de nosotros mismo, de tu personalidad, de tus fortalezas y debilidades, del entorno que nos rodea. ¿Porque tendría que preocuparnos lo que pasa en Ganimedes, cuando aún no solucionamos nuestra vida aquí?

El conocimiento adecuado en un principio es el que se relaciona con nuestra personalidad y la superación, y también el que nos ayuda a relacionarnos con nuestro entorno, y una vez solucionado nuestros problemas que yo los llamo de nivel 1, entonces nos podemos preocupar por lo que pasa en Orión y en la quinta dimensión que son conocimientos de nivel 2.  El conocimiento base de tu personalidad sobre como dominarte a ti mismo, como salir del autoengaño, te dará el poder para solucionar tus conflictos internos. También debes aprender sobre lo que te rodea, sobre cómo solucionar tus conflictos de relaciones interpersonales, y ese conocimiento te ayudará a tener una vida social sana.

3. Alejarse de lo que le hace daño y lo supera.

Hay una frase de esas de superación personal, que dice que la solución a todos los problemas es morirse. Y es que cuando mueres, ya nada importa; pero no seamos tan radicales, imagine una enfermedad, una simple gripa, y todos los asuntos pendientes tienen que ser aplazados, esto quiere decir que no hay nada de lo cual no podamos desatarnos. La mayoría de la solución de los problemas esta en alejarse. Si estás con un grupo de personas que te hacen daño, entonces aléjate, si hay una comida que te hace daño, no te la comas, es simple, suelta esas cadenas ardientes a las que te aferras con tanta fuerza. Suena simple; pero no lo es, muchos están en una relación tormentosa, y siguen ahí, están en un trabajo en los que son infelices y siguen ahí.

Hay varias razones por las que somos apegados, una es porque no vemos a que estamos atados, otra es por el autoengaño, otra es porque nos da miedo probar nuevas cosas, y lo final es porque nos acostumbramos a vivir así. Si logras desprenderte de cada cosa que te hace daño, serás libre, podrás moverte y pensar en otras cosas. Ubícate a ti mismo en el centro y siempre debes pensar que tú eres la prioridad y lo más importante, porque así sea que no te dediques a salvar el mundo, con que no estorbes es más que suficiente.

La razón de la mayoría de los problemas es que nos involucramos en cosas que no tenemos la capacidad para superar. Es como si a un niño de 7 años lo pusieran de ayudante de construcción a cargar cemento y hacer mezcla, pues lo mismo sucede con todos, nos involucramos en cosas que son demasiado para nosotros y no queremos aceptarlo. Y es que tú tienes la equivocada percepción que tienes que poder con todo.

Nadie puede con todo, y es que si tu vez que alguien es bueno en algo, es porque es malo en otras cosas en las que quizás tú eres bueno. Tu tratas de competir en cada cosa en la que los demás son buenos y lo que haces es llenarte de inseguridades. Acepta perder, acepta que otro gane, acepta decir que no pudiste con algo, lo que no puedes aceptar es que tu vida se valla al caño, ocúpate de solucionar tu vida, se consciente de tus fortalezas y desarróllalas, y luego si, trata de demostrar cosas a quien no le interesa.

4. Enfóquese en las soluciones y en obtener un triunfo diario.

Si has convivido con todos tus problemas y debilidades durante tantos años, y no te han matado, quiere decir que no son tan graves, así que no te preocupes si hay algunos que no vas a poder solucionar por un tiempo. Escoge la situación más grave de tu vida, y enfócate en solucionarlo. Busca toda la información al respecto, dedícale la mayor cantidad de tiempo posible.

Es increíble el poder que obtienes con quitarte así sea uno de los problemas que tienes en tu vida. Te sentirás más fuerte y confiado para solucionar otras cosas. A medida que superas un conflicto disminuye esa gruesa capa de inseguridad que tienes, te vas llenando de autoconfianza, ya no vivirás tan pendiente de lo que piensen de ti, ya no te alegrarás porque aquella persona exitosa fracasó, ya dejarás de exigir tanto a la vida, y empezarán a dar.

A medida que tus problemas disminuyen, tú creces como persona, entonces si en principio la proporción de problemas era de 80% y tu ser y tu verdadero yo era del 20%, entonces luego la balanza se irá cambiando y luego llegará el momento en que tu verdadero ser este al 90% y una persona así está llena de confianza, es alguien que ha logrado superar sus problemas, es alguien más grande que los problemas cotidianos, a una persona así que le puede preocupar.  Y todo empezó aceptando su realidad y enfrentándola.

foto vía: Vinoth Chandar

Tagged under:

1 Comment

  • Ezequiel Responder

    Muy buen artículo

Leave a Reply

Your email address will not be published.