La tendencia a aferrarse a ciertas filosofías y decirnos mentiras para escapar de la realidad

Formas de escapar de la realidad de nuestros problemas

Escapar de la realidad, decirnos mentiras es algo de lo más común, pero que nadie acepta como parte de su personalidad. Esto es un error, porque el problema no es cometer errores, si no el aferrarnos a ellos como si fueran verdad.

Allá afuera, en la calle, en el internet, aparece todo tipo de mensajes raros, algún gurú con la fórmula de la superación, un nuevo concepto de dios, que en teoría va a solucionar tu vida. Ojalá la solución a nuestra vida fuera tan fácil de encontrar como ir a un grupo o leer un libro; la vida es un poco más complejo que eso. Lo que sucede en el fondo es que queremos evadir la realidad, escapar de nuestros problemas, y solo buscamos soluciones facilistas. En el artículo de hoy analizaremos la facilidad con que nuestra mente cae en el engaño de los demás y el propio autoengaño, de soluciones irreales y de cosas que nos alejan de nuestra propia realización.

Nuestro cerebro crea una realidad amable en la cual vivir

Nosotros por instinto buscamos siempre lo mejor, el placer, la comodidad. Si por ejemplo vamos a un lugar, lo buscamos amplio y con buena ventilación. No es normal que alguien busque un lugar estrecho y sin respiración. De forma similar en nuestra imaginación preferimos escoger una realidad y un diálogo mental amable, a pensamientos que nos incomoden, que sean dolorosos. Es por eso que es más fácil que nuestra mente se recree en la dulce fantasía, que en la cruda realidad. Es por eso mismo que la industria más rentable es la del entretenimiento, muy por encima que aquel que trata temas sociales, de psicología, de ciencia, de superación.

La mayoría de la vida de las personas es gris y monótona, todos los días lo mismo, tener que aguantarse a las mismas personas con los mismos chismes, tener que ver como el jefe sale de paseo, mientras que tú haces el esfuerzo por pagar el arriendo, y además el hecho de que tus familiares no te comprenden. Es medio de estas situaciones, hay mayor tendencia a buscar una realidad amable, donde nada nos lastime, y como no, aparece quien dice tener el camino.

En esta nueva realidad que se nos pinta, hay un verdadero conocimiento que otros no tienen, hay un propósito en la vida que es el único a donde se deberían dirigir todos, hay gente amable con quien hablar que se supone son más inteligentes. Aquí no hay matices, definitivamente ellos son los buenos, y los demás son los malos, los que están equivocados. Parece ser que todo lo complejo que llega a ser la vida ha sido solucionado.

Distintas formas de aferrarnos a filosofías que nos muestran una realidad más amable

1. Maestros espirituales, extraterrestres, Carl Sagan, Einstein y otras yerbas con la verdadera verdad

El ser humano es el mismo, lo que cambian son los tiempos. Está en nuestra naturaleza buscar una fuerza superior que nos guíe. Esa fuerza es la que nos hace obedecer al macho alfa en la manada, obedecer a los padres en el hogar, obedecer al jefe en el trabajo, obedecer al gobernante de una nación, y en general obedecer a cualquier líder que destaque por su fuerza en cualquier campo. De manera inconsciente también buscamos una fuerza que gobierne y guíen el universo y que representa valores que el ser humano todavía no posee, por eso en todas las mitologías dotan a sus respectivos dioses de poderes. Estas fuerzas superiores vienen a suplir y aliviar esa sensación de debilidades que todos sienten en algún momento.

En los antiguos tiempos los hombres primitivos adoraban al sol, al fuego, a los animales como lo jaguares y cualquier cosa que representará fuerza. Luego empezaron a adorar a las estrellas y a las fuerzas de la naturaleza, de allí salieron los panteones de la mitología sumeria, griega, nórdica, caldea. Luego, en la medida que fueron surgiendo hombres sabios, entonces empezaron a adorar a los sabios como Buda, Mahoma, Moisés, Confucio, Jesús, Lao tse, entre otros. Con la edad media Cristiana, vendría el tema de los Ángeles y seres de otras dimensiones. Después de la llegada del hombre a la luna, vendría el tema de los contactados extraterrestres. Luego, con las caídas de las monarquías y los cambios políticos vendrían nuevas figuras a las cuales muchos siguen con pasión: Stalin, Mao tse tung, El Che Guevara. Llegado el mundo de la tecnología, de la globalización y donde todos aman la ciencia, surgieron nuevos seres a los que adorar: Carl Sagan, Einstein y compañía. Respecto a la actualidad, los jóvenes que nacen hoy en día, solo creen en ellos, se leen un par de artículos que encuentran en google, y ya creen haber descubierto todos los misterios de la vida dentro de este complejo universo.

Y no digo estas cosas porque sea escéptico y no crea en dios, extraterrestres, o porque Carl Sagan ni Einstein no fueran grandes científicos; sino por el fanatismo con que cada uno de sus seguidores defienden cada cosa que dicen como si fuera la única forma de ver las cosas. Seguramente existen extraterrestres y tienen sus mensajes bonitos, pero que no creo que vayan a prestar dinero para el arriendo y que pueden hacer algo más que hablar y hablar (como todas las filosofías). Además, no me imagino a un extraterrestre diciendo: “querida, tengo que ir a la tierra a darle a un tipo que me encontré, mi último libro”. Es decir, no debemos tomarnos todo a la ligera, siempre debemos mirar todo desde un marco más amplio. Respecto a los científicos, seguramente Carl Sagan y Einstein fueron unos sujetos estupendos, pero no dejaban de ser humanos, con errores, con complejos, con percepciones equivocadas de la realidad, y que muchas de las cosas que dijeron pueden estar equivocadas. Son personas normales con una buena dedicación a una labor de interés público y que hicieron unos descubrimientos interesantes, no más.

No digo esto porque no crea que haya habido grandes hombres que admirar. Los que lean mi blog, saben que admiro a Buda, Napoleón o Gandhi; pero estos hombres no dejaron libros escritos, todo fueron acciones, eran hombres con ciertos talentos. “Por sus hechos los conoceréis” dijo un sabio. Estos hombres seguramente fueron normales y sobredimensionados con el paso de los tiempos, y que no tuvieron más pretensiones que luchar por solucionar conflictos o lograr unos propósitos dentro de su tiempo y región.

2. Por qué nos aferramos a ciertas personas, a ciertas verdades y no aceptamos otras.

Los seres humanos en medio de nuestras fragilidades, necesitamos apegarnos a conceptos, filosofías y personas, que nos alivie la incertidumbre que nos genera temas que en nuestras vidas normales no tenemos tiempo de analizar o investigar como los son: ¿Qué sucederá después de estar muertos?, ¿por qué nos sucede lo que nos sucede?, y ¿si seremos capaces de sobreponernos a nuestras adversidades?

Una vez encontramos una explicación satisfactoria a nuestros preconceptos y anhelos, nos aferramos a ello. Después de todo es más fácil seguir ciegamente lo que otro dice, que esforzarse por años buscando una visión más realista y verdadera. Labor que no es fácil en medio de tanta desinformación, de tanta cosa que se dice y que hay que comprobar su veracidad. Además, no todo está dicho en la mayoría de los asuntos de la vida.

Las personas necesitan seguridad, unos límites, un punto de llegada, ya que la mente no puede andar siempre en incertidumbre, siempre con dudas. La mente necesita establecer unas creencias firmes a través de la cual empieza a regir su vida. Por definición si algo es verdad, entonces lo otro es mentira. Una vez que una persona encuentra un conocimiento que le satisface, entonces esto es un gran logro y a partir de ahí puede tomar decisiones que le definen la personalidad y la vida. Sin no lo hiciera, llegaría a ser viejo, lleno de inseguridades y sin muchos logros.

3. La facilidad para manipular a las masas usando personajes públicos y de influencia

Por supuesto en ciertos niveles de poder hay que gente que está dispuesto a decirle a los demás lo que quieres oír o lo que les conviene que oigan para así manipularlos fácilmente. ¿Quién puede cuestionar aquello a lo que considera como verdad? Elevar a alguien a nivel de divinidad, venir de parte de una divinidad, siempre genera más obediencia. Hoy en día con esto de internet ya las religiones han perdido credibilidad, así que ya no es necesario venir de los cielos, sino de la ciencia, ya cualquier cosa que dice un sujeto en un laboratorio, es la más absoluta de las verdades.

Adicionalmente hay que tener en cuenta, que en los tiempos antiguos y casi que, hasta el siglo pasado, la mayoría de gente era ignorante, no sabía leer, no había libros ni universidades donde compartir el conocimiento. Luego, con esto del internet, no falta el que considera divertido propagar falsas noticias. Durante todos los tiempos ha habido gente que hace lo que sea por conseguir seguidores y fama, después de todo, a cuantos de nosotros no le gusta ver que tiene un nuevo seguidor en Twitter. No es de extrañar que en todas las épocas aparecieran profetas y sujetos con un mensaje.

Muchas doctrinas han sido creadas por editoriales para sacar más dinero. Por ejemplo, la verdadera vida de Jesús, cuántos libros no han salido al respecto y todas tan diferentes entre sí. Con lo fácil que es hacer un libro e inventar una historia. En los antiguos tiempos, en medio de un mundo ignorante, cualquiera que supiera leer y escribir, podía armar historias para la admiración de muchos. Ni siquiera eso, con que fueran buenos contando cuentos, recibían algo de agua y pan, y quien podía decir que no era cierto. Hoy en día crear un blog es fácil, sobre todo si estas desempleado, entonces muchos bien intencionados, empiezan a leer blogs, la mayoría de los cuales están llenos de noticias falsas, y a partir de ahí arman teorías de la conspiración, mensajes ocultos, un plan mundial, etc. Que no estoy diciendo que muchas cosas no sean verdad, pero es más probable que el grueso de lo que leemos por ahí sea mentiras.

Cabe anotar, que donde hay personas lideres con muchos seguidores, también hay intereses de por medio. Personas que les interesa manipular a las masas, con el fin de obtener el poder. Y utilizan figuras admiradas para manipular a otros. Eso sin contar que hay otros que crean un velo de autoridad alrededor de sí mismos. ¿Cuántos bribones no anhelaban llegar a ser papas o reyes para tener ese nivel de poder absoluto? Hoy en día nuestros líderes no tienen tanto poder como antes, puedes levantarle el dedo medio a cualquier presidente en algún lugar, y dicho presidente tendrá que tomarlo con tranquilidad. En los antiguos tiempos no era así, irrespetar a un Rey era ser condenado a la horca. Y si, aun así, hoy persiguen los cargos de presidente, cuando no representa mucho poder, que diremos de aquellas épocas donde el poder de profeta o de un líder era hacerse a cientos de seguidores fanáticos.

Un ejemplo de personas que han convertido su figura en divinidad, es el rey sol, Luis XIV, el cual, en la Francia dividida del siglo XVII, tomo el poder y con el fin de sacar a su país de las crisis convirtió su figura en autoridad absoluta, convirtiendo la corte de Versalles en un lugar donde la única labor era adular al Rey. Esto centralizo el poder, unió a Francia, y evito que todo quedara en manos de los nobles de la época. Luis XIV entregó a una Francia poderosa, y supo aprovechar la figura que creo alrededor suyo, para ayudar a su país. El convertir figuras en autoridad casi divinas, genera una obediencia libre de discusiones, que puede ayudar en muchos casos, pero que en la mayoría de los casos solo es para someter a las masas y sacar provecho personal de ello.

4. Muchas verdades son pasajeras y son hechas para ciertas personas

Debemos entender que lo que alguien dice o hace en algún momento, es según la región y la época en la que nació. No se puede pretender solucionar conflictos modernos, con teorías y filosofías de hace cientos de años. No se puede pretender que un solo sujeto tenga contenido dentro de si toda la verdad de todas las cosas a lo largo de todos los tiempos, y que los demás no tengan nada que aportar. Todos los que leen mi blog saben que estoy muy de acuerdo con muchos conceptos del buda respecto a la disciplina, pero que considero irrealistas otros conceptos dado los tiempos en que vivimos. Ya sea porque ese conocimiento de buda aplicado al mundo moderno no funciona, o porque sencillamente yo sea el equivocado en mi forma de ver las cosas (Eso es algo difícil de saber).

Además, todo hombre que nace y muere, está sometido como hombre a las pasiones, egoísmos y orgullos que vienen de nuestros instintos como seres humanos, y por tanto sus palabras siempre podrán estar matizadas por algún sentimiento. Todo lo que un hombre piense siempre está sometido a la poca información que pueda contener en el momento, y lo que pueda decir acerca del más allá, como no ha ido y luego vuelto, es muy probable que sean divagaciones fruto de su imaginación.

Para mi es probable que existan seres en otras dimensiones superiores, puede suceder que el estado humano, sea un estado de evolución a medio camino de otros niveles de desarrollo más completos. No soy tan ególatra para pensar que soy el máximo culmen de la evolución, de que no puedan existir otras formas de evolución en otros niveles de vibración, es probable. Es probable que vengan mensajes de este tipo de seres, el asunto es que el ser de la quinta dimensión podrá tener una verdad, pero esta queda totalmente matizada en manos de quien trasmite el mensaje, y en los oídos de quien lo escucha. No estoy queriendo decir que no haya alguien de la quinta dimensión que este transmitiendo algo (¿cómo podría yo saberlo?), solo digo que son palabras, y que estas pueden ser mal interpretadas por cada persona que la escuche. Un mismo mensaje puede cobrar un valor completamente diferente de una persona a otra. No es la misma interpretación del que tiene complejo de superioridad al que tiene complejo de inferioridad.

Es más probable que un sujeto se lea un libro, empiece a hacer divagaciones, y luego empezar a creerse sus propias alucinaciones. Después de todo no es común que alguien llegue a un nivel de claridad mental que este libro de manera absoluta de todos los autoengaños. Además, una persona con más información y más inteligente, puede engañarse a sí mismo con más facilidad, ya que puede convencerse de cosas que no son ciertas, pero que en el fondo quiere que sean así. Por otra parte, el cerebro tiene la extraña habilidad de empezar a unir puntos a partir de cualquier teoría y con una facilidad pasmosa crear fantasías en la imaginación demasiado reales. Para demostrar eso miremos el caso del novio celoso, que puede armar en su imaginación historias de pasión y traición, cuando en realidad no ha sucedido nada.

Lo fácil que es decir a otros lo que es verdad y que deben de hacer

A lo largo de los tiempos, estas filosofías, lideres, formas de ver la vida, nos han venido comiendo de cuento, porque es muy curiosos que todas las doctrinas se basan en decir que hacer a los demás, decirnos cuál es la verdad, pero que muy poco se puede decir de lo que ellos han hecho por si mismos o por el mundo. ¿Cuántas escuelas han construido?, ¿A partir de sus acciones cuántos niños en áfrica no aguantaron hambre?, ¿eran ejemplo de tolerancia y virtud? Si bien hay muchos hombres de labor admirable, siempre fueron hombres llenos de matices con sus virtudes y defectos.

Hoy en día aparece cada doctrina, cada iluminado, cada contactado, cada extraterrestre, cada ser de otra dimensión, cada gurú del emprendimiento, diciendo que hacer. Decir es fácil, todo el mundo lo hace. El realizar algo es difícil. Qué fácil es sentarse en una silla a mirar desde afuera y decir: “Yo lo puedo hacer mejor”. Existe mucho desocupado haciendo eso, entonces se sientan a mirar las noticias para calificar a los políticos, a leer revistas para calificar a las estrellas del entretenimiento, y mirar deportes para calificar a los entrenadores, y luego dicen: “Pero que idiotas son”, “que corruptos”, “que insensibles”, etc. Luego se van a hacer comentarios en YouTube y en Facebook, hablando con una autoridad pasmosa, opinando de todo el mundo y de todos los asuntos, como si de verdad fuera, así como ellos dicen.

La democracia tiene su punto débil, el tonto, el maniático, el mentiroso, tienen el mismo derecho a opinar y expresar lo que piensa en el mismo espacio que lo hace el sabio. Haciendo difícil a primera vista saber quién dice la verdad. Desafortunadamente vivimos en un mundo donde debemos de creer lo que nos dicen. Nadie puede avanzar en este mundo desconfiando de todo lo que ve y escucha, entonces iría al doctor y no podría tomar la medicina que le recetan, no podría comprar los alimentos a causa de su dudosa procedencia. Todos debemos de confiar en lo que cualquiera nos diga. Y si dice cielo o infierno, deberemos de confiar, no sea que de pronto si sea verdad. Muchas mentiras forman parte de nuestra forma de pensar, ya que no hemos tenido tiempo de analizar cada cosa que nos enseñaron nuestros padres y en el colegio, y que forman parte de nuestra programación subconsciente.

Pero eso que otros dicen, en algún momento cambia nuestra vida. Hace algún tiempo haciendo ejercicio, me afecté la rodilla, me hice unos exámenes y el especialista me mando unos ejercicios de recuperación. El instructor del gimnasio los leyó, pero como no sabía mucho, me hizo hacer ejercicios equivocados, que me dejó una lección de varios meses. A mí me toco que caminar cojo por varios meses, pero seguramente aquel hombre tan tranquilo en su casa, viendo televisión. Así sucede mucho, por ejemplo, algunos padres, en algún momento del parto se toman un vino, y el niño nace deforme, le toca una vida de miseria, y luego todo normal. Del mismo modo, alguien saca su teoría, dice cualquier cosa fruto de su locura o ingenio, y luego eso puede destruir la vida de muchos. Porque un mal ejercicio puede dañar tu rodilla, pero una mala creencia no solo arruina tu vida sino la de los demás.

Cuantas veces no hemos escuchado historias de superación, que si Wall Disney, que si Ford, que si aquel universitario con una idea de negocio se convirtió en millonario. Siempre los escuchamos en libros como ejemplos de que cualquiera puede lograr sus sueños. Esos son tipos que contaron con muchos factores que confluyeron a que eso sucediera, pero no hemos escuchado de los cientos que han fracaso en el mismo propósito. Entonces, muchos se embarcan en esfuerzos para ser el próximo Jesús, buda, Steve Jobs, el próximo empresario, el próximo millonario, y fracasan en su intento. Perdieron gran parte de su vida en un esfuerzo que los llevo a nada. Eso por contar las cosas fáciles, que diremos de aquellos sacrificios, abandonos, que exigen ciertos cultos.

Por supuesto que todos necesitamos inspiración, necesitamos un marco de referencia que seguir, necesitamos reglas y límites, y también necesitamos que nos digan muchas cosas que debemos de hacer. Como ya he hablado en otro artículo, la mejor forma de hacer algo, es ser sometido a la presión de lo que alguien dice. Si todo lo hiciéramos a partir de lo creemos y de nuestro esfuerzo, sería demasiado difícil superarnos. Pero mi punto es que no debemos ser tan olímpicos de hacer lo que cualquiera va diciendo por ahí. La vida es corta, y te puedes perder muchas cosas por estar haciendo cosas que no llevan a nada, que te cuestan tanto esfuerzo, y que otros simplemente dijeron desde la comodidad de un sillón.

El autoengaño, cuando nosotros mismos ponemos el obstáculo

1. La mentira que nos decimos a nosotros mismos

Pero todo lo que he dicho hasta ahora, es solo una cara de la moneda, la otra mitad está en nuestro interior, en el funcionamiento de nuestro cerebro, el cual tiene por propósito crearnos una realidad más amable, y para eso nos debemos decir mentiras a nosotros mismos. Adicionalmente, nuestro cerebro para economizar procesos, muchas veces no ve las cosas de una manera completa, sino que solo toma porciones de realidad, los cuales hace que veamos las cosas como no son.

Otro inconveniente del cerebro es que tiene que hacerse a una idea de cada cosa que le rodea, de la vida y de la muerte, con las escasas porciones de información que ha aprendido en una corta vida, donde lo que sabe es en base a cosas que otros le han dicho. Por ejemplo, en algún momento alguien tiene que establecer una opinión respecto a la vida después de la muerte. Como no ha estado allí, entonces dependiendo de las porciones de información que tenga, así será su opinión. Si creció en un ambiente religioso, pero su vida es una suma de fracasos, entonces su opinión será cualquier concepto que lea y que sea furiosamente anti religioso. Pero si es una persona soñadora, que ha visto mucha televisión, y que no ha experimentado muchas cosas de la vida en la calle, entonces puede tener tendencia a aferrarse a filosofías fantasiosas, donde recibe mensajes de alguien de una constelación. Hay cientos de paradigmas que afectan nuestra conducta de una forma muy sutil.

A esto debemos sumar que los deseos los miedos son los patrones de conducta más fuertes en nuestra conducta. Los animales han sobrevivido gracias a estos dos principios, huyen de lo que tienen miedo o les agrede, y buscan aquello que les produce placer. Entonces, ante las cosas por las que sentimos un deseo o nos sentimos agredidos, somos demasiado irracionales. Si usted siente deseo por algo, entonces todo su conjunto de creencias se configura para verlo como bueno, real y verdadero. Esta es la razón por la que todo el mundo condena a los infieles y a la infidelidad, pero cambia radicalmente de postura cuando se enamora de quien no debe. Eso, por poner un ejemplo sencillo, pero gran parte de nuestras creencias, lo que pensamos que es bueno y verdadero, está formado en base a nuestros deseos personales.

2. La necesidad de escapar de la realidad y escuchar fantasías

Ya lo dije al principio, nuestra vida es monótona, carente de emociones, es una vida llena de compromisos y responsabilidades de los cuales no podemos escapar fácilmente, así que nuestra mente agotada necesita escapar de la realidad, que nos pinten un mundo maravilloso al que podemos llegar, donde todo es diferente, donde se hacen cosas diferentes. Es por eso que aquellos que viven una vida rutinaria, puede terminar presos de filosofías que en apariencia son diferentes, divertidas o extrañas.

Además, en medio de todas nuestras limitaciones, de nuestra incapacidad, de nuestro abatimiento, necesitamos escuchar de que podemos, que existe la manera de llegar a otro estado donde todo se soluciona, donde podremos descansar. Entonces aparecen los multiniveles, las pirámides, el método que te hará millonario y no tendrás que trabajar. No nos gusta esa realidad donde trabajamos en algo que no nos gusta, con un dinero que no alcanza, para darnos esa vida de fantasía que viven las estrellas de cine. Necesitamos escuchar que también podemos vivir así.

No queriendo decir que de verdad podemos llegar a esos niveles de éxito, de hecho, yo he dado algunas claves para lograrlo en mi artículo: “la clave para tener el éxito”, pero también en este blog he dicho que es muy difícil que la gente cambie, como lo he hablado en mi artículo: “5 razones por el que las personas nunca cambian”. Lo digo es que ciertamente tu puedes lograr lo que quieras, pero eso es una definición, y que en la realidad no es fácil lograrlo.

Realismo, encargarnos aquí y ahora de nuestra vida

Seguramente los extraterrestres te contacten para llevarte a tu planeta, alguna entidad de la sexta dimensión se ponga en contacto contigo, puede que en algún momento te conviertas en alguien rico y famoso, podrás viajar por el mundo, las mujeres encontrarán su príncipe azul, y los hombres podrán tener varias hermosas mujeres que le amen. Pero primero, paga los servicios públicos, soluciona tus problemas con tu madre, organiza tu cuarto.

  1. Enfócate en solucionar el aquí y el ahora.

Es decir, yo no digo que muchas cosas que se diga sea verdad o mentira, me toca que confiar en mucho de lo que escucho. Lo que sí es real, son las cosas que te suceden en estos momentos, las cosas que debes hacer y debes conquistar; están en frente tuyo, no necesitas más propósitos a corto plazo, no necesitas que nadie te diga cómo solucionarlo. Nadie sabe lo de nadie, y por eso tú mismo debes sentarte a pensar cómo solucionar tus asuntos, como ya lo hablé en mi artículo: “Claves para desarrollar la inteligencia en la vida diaria”. No necesitas ninguna fórmula para salirte de tus deudas, es sencillo: No gastes y paga lo que debes (de nada). Muchos devoran montañas de libros para encontrar soluciones a sus problemas, cuando lo que realmente hacen es buscar una distracción para no tener que enfrentar la situación, es decir, escapar de la realidad.

2. Enfócate en los asuntos más pequeños

No tienes que hacer ningún sacrificio adicional, soluciona las circunstancias cotidianas de tu vida, y nadie te dirá que estás haciendo mal. Lo que no debes hacer, es dejar de hacer eso, por ponerte a hacer otro tipo de cosas, con el fin de solucionar tus cosas cotidianas. No escapes de tu realidad. En la medida que solucionas los pequeños asuntos de tu vida, podrás preocuparte por asuntos más complejos acerca de la vida y de la muerta, y que quizás te consuma un buen tiempo averiguar información. También podrás tener otro tipo de metas.

3. No asuma más responsabilidades de lo necesario, aprende a abandonar

Aparte de la natural tendencia de escapar de la realidad, para evitar enfrentar nuestras situaciones, está el asunto de que nos metemos en más responsabilidades de las que somos capaces de solucionar. No es lo mismo tratar de levantar un hijo, que tratar de levantar 4, así mismo con tus proyectos. Estas lleno de cosas por hacer, que terminas haciendo nada. Deberás abandonar más de la mitad de ellos, para poder solucionar algunos cuantos. Lo que sucede es que pocos aceptan que hay cosas que no deberían de hacer o no deberían tener por el momento, y quieren esto y lo otro, como si la energía y el dinero para lograrlo fuera ilimitada.

4. Llega al máximo nivel dentro de tus posibilidades

No debemos compararnos con los demás, otros viven procesos completamente diferentes, y nos tocó lo que nos tocó. Siempre debemos de dar lo mejor de sí, para solucionar nuestros asuntos cotidianos, y como lo he dicho en mis otros artículos, siempre debemos llegar al máximo siguiente nivel posible que somos capaces de llegar. Y si no somos capaces de caminar, debemos preocuparnos por caminar, y si caminamos deberíamos luchar por correr, y si corremos deberíamos luchar por dejar una marca olímpica. Este es lo que nos enseña la evolución, ya que en la medida que solucionas algo, que lograr algo, en esa medida dejas unos mejores genes con los cuales tus hijos saldrán mejores, y ayudarás a la especia. Vamos, que serás un héroe.

Lo que quiero decir, es que con que soluciones tus asuntos más inmediatos, habrás logrado mucho, de que no hay que tratar de abarcar cosas que no corresponden al momento, y que una vez solucionar un asunto, entonces ya te podrás encargar de lo demás. Debemos tener valentía para aceptar nuestra realidad, y disciplina para superarla.

5. Mide las consecuencias de tus actuales acciones hacia varios años después

También hay que tener en cuenta otro asunto, se trata de medir las consecuencias de nuestros actos, lo que sucederá dentro de algunos años, a partir de la acción del momento. Eso es algo que pocos se detienen a pensar, y luego dentro de unos años vienen las consecuencias que arruinan su vida. Si en el presente no cultivamos la desgracia del futuro, entonces seguro que vendrán unas circustancias más esperanzadoras.

6. Acostumbrate a las cosas buenas

El placer en cualquiera de sus formas, ya sea la comida, el sexo, la comodidad, etc, es la búsqueda constante de nuestro cuerpo. Si bien no podemos satisfacer todos nuestros deseos, debemos compensar nuestro cuerpo en un horario fijo, según nuestras posibilidades. Hay quienes no tienen para hacer un viaje de vacaciones, y tendrán que conformarse con un pedazo de pastel. No es lo mismo, pero igual gratifica al cuerpo y le puede aliviar ciertas presiones. Otro por ejemplo salen y se compran una camisa nueva, compran unos nuevos muebles. Lo importante es que sepas dar a tu vida ciertos gustos para que no te sientas agobiado.

Una cosa que afecta mucho es la rutina, y por eso recomiendo el deporte para no acostumbrarse al encierra y para oxigenar tu mente con aire fresco. La competencia ayudará mucho a tu estado de ánimo.

7. Imita a los mejores

La imitación es el método que ha usado la naturaleza para copiar las mejores características dentro de un entorno. La naturaleza siempre está buscando la armonía en todo. Encuentra a las personas más armónicas y exitosas en todo, y apréndeles. Si quieres aprender a cocinar, busca al mejor chef, a aquel que su comida es más alabada y aprende.

8. Aparta tu mente de lo que es tóxico

La mente fácilmente imita lo que ve. Es casi que inevitable que una vez algo entra a tu cerebro no haya una fuerte tendencia a hacerlo. Por lo regular las cosas que vemos, si lo hacemos con frecuencia, el cerebro termina imitándolo. Si alguien te dice: “oye ven vamos allí a burlarnos de esos niños”, por supuesto tu no irías. Pues así con muchas cosas. No se trata de aislarse del mundo, ya que eso es dejar de vivir, de experimentar y aprender cosas. Se trata de formar un estilo de vida, de no tomar a precio por las cosas destructivas. Por ejemplo: La comida chatarra, las fiestas con altas dosis de alcohol, es divertido, hay que hacerlo, pero no debería ser una forma de vivir. Si lo haces mucho, no evitarás hacerlo, y ese hábito te dominara.

Aprende a mantener tu mente serena, descongestionada y enfocada. Una mente así será un aliado para lograr rápidamente lo que te propongas. Un mente sobre exitada, saturada, confundida y distraida, no te va a ayudar mucho. Igual que vas al gimnacio a ejercitar tu cuerpo, deberías prácticas ejercicios para tranquilizar y ejercitar el potencial de tu mente, que los tiene en abundancia.

9. Amplia tus limites, descubre nuevas cosas

Igual que un hombre en un pequeño pueblo ya conoce a todos los habitantes y cada rincón del lugar, entonces decide ir a viajar, a conocer y a experimentar otros lugares; del mismo debe hacer un hombre cundo ha solucionado aspectos básicos de su vida. Si a un hombre ya tiene asegurado la salud, el dinero y el amor. Debería aventurase a explorar nuevos conocimientos, entonces puede ir a tratar de contactar extraterrestres, dedicar su vida a la exploración de los océanos, a ayudar a las especies en peligro, descubrir acerca de otras dimensiones, etc.

La vida es un concepto demasiado amplio, no es algo de lo que aprender en un par de día o vidas. Igual que tú no saltas de la primaria a la universidad, entonces tu no deberías estudiar asuntos complejos de la vida, cuando aún no has solucionado tus asuntos más presentes y básicos. La vida es corta para un hombre, pero es larga para un alma, hay cosas para los que no estamos preparados, y no es buena idea explorar más allá de tus limites, quizás te encuentres cosas que no eres capaz de dominar, ya que ni siquiera dominas lo que está a tu lado.

Tagged under: