Formas de pensar inconscientes que nos atan a los conflictos.

By Autonocimiento

Los problemas en su mayoría surgen a partir de nuestras decisiones, son nuestras decisiones las que hacen que una situación cambie, que la compliquemos o que la solucionemos. Si nuestros pensamientos estás equivocados, las situaciones que propicien serán difíciles.

Podemos pasar años viviendo ciertas situaciones desagradables, luchando contra ellas sin encontrar una solución, ya que el responsable real es un pensamiento anclado en nuestro subconsciente. Esto sucede debido a nuestra tendencia de buscar responsables externos, sabiendo que todo a la larga depende de una sola decisión.

Las formas de pensar erradas suceden debido a que la mayoría de nuestras conclusiones fueron sacadas cuando nuestra mente era inmadura, y también debido a que vemos las cosas desde un solo punto de vista, es decir desde el que nos tocó por nacimiento y por la cultura en la que crecimos.

FORMAS DE PENSAR QUE NOS ATAN A PROBLEMAS

Veamos entonces algunos de esos pensamientos que podemos tener escondidos en nuestro subconsciente y que están produciendo problemas.

–  Al ser una víctima conseguiré el aprecio de los demás.

Existe una creencia subconsciente, de que al mostrarnos frágiles, habrá alguien fuerte que nos proteja.  Por eso muchas veces nos gusta meternos en problemas que sean bien duros, para que alguien vea y diga pobrecito, necesita mi apoyo.  Estos son decisiones subconscientes que tomamos para llamar la atención ante una falta de afecto, y que en algún momento pudo llegar a funcionar, como el caso de los niños. Lo perjudicial de esto es que cuando somos grandes provocamos situaciones difíciles para obtener esa atención.  Muchos pueden permanecer años encerrados en ese círculo vicioso, y por supuesto identificar la causa no es nada sencillo.

–  Entre más arrastrado más humilde y por tanto mejor.

Este tema de la humildad sí que es complicado.  Existe una herencia en el pensamiento colectivo, acerca de que el humilde es el destinado a obtener las cosas buenas.  Esa humildad muchos la asocian inconscientemente con el estar arruinados.  Muchas veces es una forma de evadir la realidad respecto a que hay que luchar duro para obtener las cosas, así que simplemente toma el asunto de la humildad para engañarse a sí mismo de que está haciendo lo correcto, de que no hay necesidad de esforzarse y que además es mejor que los demás.  Identificar esta causa es todavía más difícil, porque la humildad es una vaca sagrada que no debe ser tocada.

–  Me han retado y por tanto tengo que demostrarles que no es así.

Andamos por la vida tratándole de demostrar cosas a los demás, muchas veces esto puede apartarnos de nuestros verdaderos objetivos.  Nos decimos subconscientemente: “voy a provocar esta situación difícil para demostrar que yo también soy valiente, voy a quedarme atado ante esta persona que me hace sufrir para demostrar que puedo tener relaciones duraderas, voy a gastar todo mi dinero en apariencias para demostrarles que si pude salir adelante, voy a arruinar mi vida y mi salud para demostrar que soy mayor que soy independiente y que con mi vida puedo hacer lo que me dé la gana, voy a buscarle problemas a tal sujeto para demostrar que no me dejo manosear de nadie, etc, etc, etc”.

–  De esta situación tengo algo que aprender.

Esta sí que es difícil de identificar, muchos subconscientemente creen que las situaciones están tratando de enseñarles algo, cosa que tal vez sea cierto, el problema es que muchos quedan atados a conflictos por años debido a que subconscientemente piensan de que tienen algo que aprender, cuando lo único que tienen que hacer es tomar una decisión para salir de ello.

–  Es que la mayoría tienen algo contra mí

Muchas veces podemos tener una paranoia respecto a que los demás tienen algo contra nosotros, vivimos muy prevenidos, como si los demás buscaran hacernos daño, como si nos estuvieran persiguiendo, como si fuéramos el centro de sus ataques.  Esto es un problema, ya que para evitar ser víctima de los demás, producimos conflictos; entonces atacamos primero, hacemos daño primero, o empezamos a desprestigiar al otro.  Si bien es cierto que existen vampiros emocionales, y manipuladores, estos se acercan a nosotros por nuestro tipo de actitud y no porque tengan algo contra nosotros.  Esta paranoia a veces es una forma de no mirar cual es nuestro error.

– Es que por falta de dinero y oportunidades no lo puedo hacer.

Solemos andar por la vida buscando ese golpe de suerte, esa mejor situación que nos llevara a un mejor lugar; pero a falta de actividad podemos quedarnos estancados por años.  Si no provocamos la situación entonces no sucede nada.  Las cosas no nos llegan quedándonos quietos, hay que estar buscando la forma de obtener lo que queremos por un lado y por el otro, ya que de ahí empezaran a aparecer las oportunidades. Cuando decimos subconscientemente: “es que no tengo esto y lo otro y por tanto debe esperar”, debemos tener mucho cuidado, ya que esa espera pueda ser por el resto de nuestra vida.

– Es que tengo que evitar al máximo problemas.

A lo largo de nuestra vida solemos hacer cientos de cosas para evitar problemas; pero lo único que hacen es producirnos más problemas.  Muchas veces por no enfrentarnos a los demás, solemos aguantar sus abusos, por el miedo a estar con una persona que nos haga sufrir, entonces nos quedamos solos, por el temor a perder un dinero, no hacemos inversiones que nos pueden sacar adelante. Existen en nosotros el temor a perder, a sufrir, y por eso muchas veces soportamos ciertos dolores y sufrimientos por el temor a que otra situación diferente pueda traernos problemas.  Es cierto que en el futuro puede haber problemas, pero ya nos encargaremos de ellos, ya que a medida que avanzamos vamos encontrando las soluciones.  De eso se trata la vida de vivirla, de sacarle sabor.

SITUACIONES PRODUCTO DE CIERTAS FORMAS DE PENSAR.

– Falta de empleo o de un mejor trabajo.

Muchas veces por pena nos aguantamos situaciones difíciles, tal vez pensemos de que nos estamos humillando al mostrarnos en una situación difícil, o que debemos demostrar que no necesitamos de nadie.  En cuestiones de empleo siempre dependerá mucho la forma en que manejemos nuestros contactos, y si tenemos problemas de relaciones interpersonales, entonces nos va a ser muy difícil, ya que a nivel laboral, a parte de nuestros talentos también debemos contar con el apoyo de los demás.

Muchas veces permanecemos sin empleo, porque no recurrimos a los demás, porque nos da miedo enfrentar una responsabilidad, porque pensamos que no es digno de nosotros, o porque nuestros padres nos mantienen y subconscientemente creemos que ese apoyo siempre va a permanecer.  Si conseguimos un trabajo y estamos estancados, puede ser porque nos sentimos mal si quedamos por  encima de nuestros amigos, o porque nos da pena ir y mover contactos y no queremos que piensen que somos aduladores, o porque no hacemos bien nuestro trabajo ya que nos sentimos intimidados por las personas flojas que nos rodean y pensamos que nos van a señalar.  Existen muchas razones, y es labor de cada uno identificar esas formas de pensar particular que le produce esa situación.

– La soledad

Muchas veces aunque no queramos estamos solos por nuestra propia causa.  Toda una cantidad de razones subconsciente sostienen esta situación. Creemos que si volvemos a estar con alguien, esta persona nos puede hacer mucho daño igual que la persona anterior, así que para evitar ese dolor mejor no me hago con nadie. Creemos que el estar buscando a alguien y declarar nuestros sentimientos es una forma de humillarnos, además sentimos un miedo subconsciente al rechazo, así que para evitar eso nos sometemos a la soledad.

También pensamos que tal persona es ideal, pero tiene tal defecto y tal otro, así que para evitar esa incomodidad entonces mejor nos quedamos solos.  Obviamente esta es otra forma de evadir la realidad, y que tal vez este escondiendo otras razones ocultas, como nuestra falta de confianza en sí mismo, el creer que no somos capaces de sostener una relación.  También podemos pensar que  nos faltan ciertas cosas para llegar a estar con alguien, creemos que los demás exigen de nosotros unos parámetros exactos, y que quizás no poseemos cualidades que le puedan llamar la atención a alguien.

– Problemas de salud.

Muchos de nuestros problemas de salud son el resultado de nuestra errónea forma de pensar. Miremos algunas cosas que pensamos y decimos: “Los que se preocupan por el cuerpo son unos superficiales…, esos temas de nutrición, de comida saludable, es para personan que les gusta complicarse la vida…, esta alimentación no me hace daño, yo he visto personas que no les pasa nada…, después hago deporte, después controlo mi alimentación…”, etc., y así mantenemos cultivando hábitos poco saludables, que tarde o temprano termina en problemas de salud.

CONCLUSIÓN

Nuevamente para no alargarnos, dejamos el tema ahí, pero estoy seguro que lo que hemos dicho es una base que nos ayuda a caer en cuenta del nivel de responsabilidad que tenemos en las cosas que nos suceden, y que según esa situación difícil que estemos viviendo, hay una cierta forma de pensar que nos puede estar atando a ella. Sé que hay formas de pensamiento difíciles de identificar, y es por eso que la vida no se soluciona con sentarse 5 minutos a reflexionar, pero si cultivamos el hábito de pensar acerca de nuestra relación con las cosas que nos pasa, entonces día a día vamos encontrando más y más causas.

Si te gusto la lectura, entonces disfruta lo nuevo, suscríbete a la lista de correo del panel derecho, y descubre un artículo nuevo cada semana.

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under: