La importancia del manejo del tiempo y dinero en la vida diaria para cultivar poder

By Emprendimiento

Vivimos en una época donde el modo de vida actual nos lleva a priorizar esta frase sobre otras. Quienes lleven leyendo mi blog un buen tiempo, sabrán que si tuviera que elegir una religión elegiría el budismo, estoy en un 99% de acuerdo con esta hermosa sabiduría, y quien conozca el budismo entiende el concepto de maya acerca de la materia, y que es completamente contrario al título de este artículo. Pues bien, la idea es exponer unos argumentos que sostienen porque el tiempo y el dinero en el mundo moderno son la raíz del modo de vida actual, además de que dicho enfoque desarrolla ciertas habilidades de la inteligencia.

El budismo, filosofías orientales y cristianas necesarias en tiempo pasado.

Buda nos decía que la raíz del sufrimiento es el deseo, tu sufres porque no tienes ciertas cosas, y sufres cuando las tienes, sufres por cosas perecederas, sufres porque te apegas a ellas, y al final todas estas cosas pasan. El deseo y la falta de control te lleva a una serie de acciones con sus inevitables consecuencias, que te acompañan incluso en próximas vidas. Solo a través de la meditación, el hombre puede cultivar el desapasionamiento hacia las cosas de la materia y por tanto dominar sus deseos para no ser esclavo de sus acciones. Todo esto es algo en lo que estoy 100% de acuerdo, es decir, sufres porque no tienes un iphone, luego cuando lo tienes sufres por la envidia de quienes no lo tienen, sufres cuando cae al suelo y se quiebra, sufres cuando sale la nueva versión y tu teléfono queda obsoleto y debes comprar otro.

Por otro lado, también está el cristianismo, que nos habla de que hay que cultivar riquezas espirituales sobre las materiales, de dejar de lado el egoísmo y aprender a compartir con los menos favorecidos, debemos ser buenos con quienes nos rodean, dar y hacer como quisiéramos que fuera con nosotros, además hay que aprender a perdonar ya que como nosotros nos equivocamos y queremos que pasen por altos nuestras fallas, así debemos hacer con otros. Cosa con la que también estoy muy de acuerdo, es decir, la gente es muy egoísta, a veces gasta su dinero en cosas que no necesita y no le preocupa la situación de otras personas que no tuvieron las mismas oportunidades, ya sea por ignorancia o incapacidad.

Luego viene esto de la nueva era y el concepto que se viene planteando acerca de un sistema, una matrix, de la cual somos esclavos, y vivimos inmersos en un consumismo, que nos mantiene ocupados para no pensar acerca de las cosas importantes de la vida. Cosa con la que también estoy de acuerdo, es decir, toda tu vida y todos tus esfuerzos van encaminados a cosas que en el fondo realmente no necesitas, ya que en el fondo lo que buscas es ser feliz, y esa felicidad no te la dan las cosas materiales, ya que la felicidad que da las cosas materiales son temporales. Tu no necesitas de cosas para ser feliz, la felicidad la da las cosas inmateriales, como el amor de esa persona a quien amas, la paz que viene de no tener problemas con otros, el orgullo que te da haber hecho algo bien hecho y que ayuda a muchos. Entonces según esto, parece que no se necesitará el dinero, ¿porque digo que sí?, sigamos leyendo entonces.

La falta de tiempo es más un tema de orden.

Había escrito un artículo anteriormente de que la falta de tiempo, es más por desorden. Vivimos apresurados por cada cosa que tenemos que hacer, que da la impresión de que no alcanza el tiempo, entonces le dices a todo el mundo que estas muy ocupado, y luego descuidas a tu familia ya que siempre estás trabajando o estudiando, y esto daña las relaciones.  Luego también descuidas tu salud por falta de deporte, no comes a tiempo por todo lo que tienes que hacer, y finalmente lo que consigues no lo puedes disfrutar plenamente debido a que tantas cosas por hacer no te dejan concentrar. Aun así, con tantas cosas por hacer estas son desplazadas por una cosa tan trivial como ir al baño, o que se fue la luz, y si tienes una enfermedad que te incapacita por un mes, entonces no importa lo urgente que sea algo, tendrá que esperar. Nada es urgente y siempre podrás sacar tiempo para tu familia y tu salud, realmente no hay cosas que merezcan decir que no tienes tiempo.

Hay muchas filosofías de la nueva era, que nos habla de que el tiempo no existe, de que es un concepto mental, de que a la larga lo único que existe es la eternidad. Que en medio de la eternidad todo instante es efímero, todo es pasajero. Que es una hora de tu tiempo o cincuenta años en comparación con la eternidad. Todo tiene su tiempo y la naturaleza no da saltos, hay un momento para sembrar y otro para recoger, la naturaleza no se toma prisas, y algo da frutos cuando los tiene que dar sin tomar prisas. Tú no puedes saltar procesos, u obviar cosas por mucha prisa que tengas, la naturaleza no lo hace. Por mucho que el adolecente quiera que lo traten como adulto, deberá madurar, por mucho que quieras ascender en tu puesto deberás esperar.

Si miramos la teoría de la relatividad, nos habla de que el tiempo no existe, es relativo, por ejemplo se habla de que si un objeto se mueve a mayor velocidad el tiempo es más corto. Este concepto lo explica muy bien la película interestelar, en la escena en la que ellos estuvieron unos minutos en un planeta mientras que el que se quedó en la nave paso muchos años. Si un cuerpo se mueve a una vibración mayor, la percepción del tiempo es más corta que si tuviera una vibración menor. Veámoslo con otro ejemplo; cuando tú estás haciendo algo que no te gusta, el tiempo es eterno, pero mientras que si compartes con la persona de la que estás enamorado, entonces el tiempo es corto, y nada más importa. Cuando te enamoras puedes tirar al caño todas esas cosas que creías importante. ¿Porque digo entonces que el tiempo es oro?

6 razones por las que el tiempo es oro, y el dinero es muy importante.

La mayoría de mis artículos van encaminados a luchar contra el autoengaño, por eso este blog se llama descubre subconsciente, ya que la principal causa de nuestros problemas es la fantasía, el aferrarnos a cosas irreales solo por el hecho de que suenan bonitas, porque no hay nada más difícil que aceptar la verdad, y después de la verdad viene el gran esfuerzo y sacrificio que implica cambiar. Nuestra vida la hemos construido en base a unas creencias, generalmente las más dulces, que nos ayuden a escapar de la realidad.

Uno de los principales autoengaños es creer que el tiempo es irrelevante, y el dinero no importa, que si bien he sustentado como muchas de esas filosofías tienen cierta razón, también debemos mirar la otra cara de la moneda, porque toda filosofía por más luminosa que se vea, tiene su sombra, y ninguna verdad es absoluta. No todo se aplica a todas las personas y todos los tiempos, por eso nacieron filosofías que sirvieron en una época a ciertos pueblos; pero no se puede pretender que dichas filosofías arcaicas solucionen los problemas de todos los tiempos. Por ejemplo en épocas prehistóricas, hubo que ordenar a dichas culturas ignorantes, que no mataran ni robaran, pero hoy en día todo es más complejo, nos enfrentamos a problemas como la adicción a internet, la soledad, y cosas que en esas épocas no enfrentaron. Eso también quiere decir que quizás las filosofías con las que hoy debamos enfrentar este mundo, no necesariamente se puedan aplicar a un futuro.

Otro problema del autoengaño, es que es capaz de usar nuestros propios pensamientos, nuestro propio conocimiento, para acomodar la realidad de acuerdo a nuestros más ocultos intereses, y esos ocultos intereses siempre están relacionados con nuestros instintos egoístas y perezosos.

Veamos con argumentos como librarnos de este tema del autoengaño que esta tan arraigado en nuestra naturaleza acerca del tiempo y el dinero.

1. El mundo moderno ha cambiado las cosas.

Con lo que he mencionado en líneas anteriores estoy plenamente de acuerdo, pero son filosofías bonitas, más no realistas, son cosas que deberían ser así, pero para el mundo actual no son prácticas. En el mundo moderno hay sobrepoblación, la tecnología está desplazando la mano de obra y más gente se quedará sin empleo, los recursos naturales se están agotando, la naturaleza esta envenenada. En términos concretos hay muy poco para tanta gente. La competencia por un empleo es alta, es costoso conseguir alimentos saludables y un lugar digno para vivir también.

Luego viene el tema del estilo de vida moderno. Puede gustarte el estilo de vida hippie, o el estilo de vida agrícola antes de la edad media, vivir con lo necesario, con lo que te da la naturaleza, pero no es realista. Ya que debes aislarte de todas las personas, convertirte en un bicho raro, que no usa tecnología, que viste cualquier trapo que no sea costoso, que no se arregla las uñas, que no usa desodorante, que no se arregla los dientes, que duerme sobre cualquier pedazo de tabla. Todas estas cosas son bastante costosas. Ahora pasemos al tema de tu familia, es decir, puede que no te importe tu vida, pero que pasa con tus hijos y tu esposa, esos seres a quien amas tanto y darías todo lo que fuera para que sean felices. Entonces no le darías educación a tus hijos, porque esta es bastante costosa, y tampoco llevarías a vivir una experiencia diferente como un viaje a otros países porque esto cuesta; puedes enseñarlos a disfrutar del cantar de las aves, de disfrutar de un atardecer, eso está bien, pero ¿tu esposa querría eso?, ¿Encontrarías una mujer que además de atraerte, se buena persona también piense así?, ¿tu hijo cuando tenga 15 años estaría de acuerdo con que le hayas obligado a vivir así apartado de la sociedad?.

El estilo de vida moderno es muy costoso, los implementos de aseo para la boca, para el cabello. El tema de las cosas para el hogar, televisión, aparato de juegos, nevera, lavadora, cocina integral. Seamos realistas esas cosas cuestan dinero, y no puedes hacer de cuenta que no necesitas de eso para vivir. Puedes tratar de vivir sin ello, pero irías en contra de la corriente, y Darwin lo decía: “No sobreviven los más fuertes o inteligentes, sino los que se adaptan mejor a su entorno”. Tienes que reconocer y aceptar el tiempo en que vives, y adaptarte, no pretender que vives en otro tiempo o planeta.

2. El ser humano es egoísta por naturaleza y no suele cambiar.

Para entender este punto, le invito a leer mi artículo que habla de que los seres humanos somos egoístas por naturaleza, y también mi otro artículo, que habla de 5 razones por las que las personas nunca cambian, antes de decir que no están de acuerdo con lo aquí expuesto.

En resumen, los seres humanos valoramos mucho nuestro esfuerzo y nuestro tiempo, y nadie es capaz de entregar años de preocupación de sacrificios y esfuerzo, por darlos a alguien que no se esforzó por ello. Hay personas que luchan por sus metas, y hay otros que son conformistas, y el esforzado no entrega sus triunfos a los menos esforzados. Por otra parte, somos bondadosos mentales, de palabra; pero a la hora de actuar de manera real, nadie lo hace. Todos dicen que el papa debería dar todo el dinero del vaticano a los pobres, eso lo piensa en su mente, pero luego va al supermercado y compra su iphone. No necesitas el iphone, ahorra ese dinero y da a los menos favorecidos si eres capaz. Somos bondadosos de palabra, y no de hechos.

También hablaba de que las personas no cambian, porque los cambios no son fáciles. Si por ejemplo es tan difícil dejar un cigarrillo, ahora hablemos de cosas más difíciles como dejar de odiar a alguien, ser disciplinados, dejar de meternos en deudas, dejar el malgenio. Son cosas que no se logra con pensarlas. El cambio requiere enormes dosis de sacrificio que muy pocos están dispuestos a hacer. Eso sin contar los procesos del cerebro, una de las principales razones por las que no cambiamos es que se nos olvida hacer lo que debemos hacer, porque una tarea debe de competir contra otros cientos de tareas en la mente, y además vencer la memoria muscular, el hábito, es muy difícil.

Entonces si la gente es egoísta por naturaleza y tampoco cambia con facilidad, entonces pretender vivir en una sociedad donde todos somos hermanos, es más un idealismo que algo real. Vivimos en una era competitiva, donde todos buscan su propio beneficio, y si tú no eres así, los demás si lo son, debes dejar de andar con esa actitud de querer unirte a todos en fraternidad, en comprensión y pesar más en ti mismo.

3. El fuerte sobrevivirá.

Hablemos de sociedades que querían vivir en paz, y que vivían de la naturaleza. El mejor ejemplo de espiritualidad es el tibet, una sociedad que se dedicaban a la contemplación interna, a la meditación, sin hacerle daño a nadie, y renunciaron a las armas, y luego llego china, una potencia económica, atea, y se adhiere esta región sin pedir permiso, y el Dalai Lama, la reencarnación de buda, tuvo que salir huyendo. Otro ejemplo son las culturas indígenas de américa, que vivían sin meterse con nadie, en paz y respeto con la naturaleza, y luego llegan el imperio español y los arrasa hasta desaparecer la cultura indígena.

Vivimos en una era competitiva, donde las grandes multinacionales, devoran a los pequeños negocios hechos con las mejores intenciones. Entonces tu montas un negocio con tu familia, haces ropa de la mejor calidad, con todo el amor, que cuida el medio ambiente, y luego llega una interpresa intercontinental, con mejores precios, con mayor producción, la gente la prefiera y deja tu producto de lado. Lo mismo sucede en los trabajos, eres una buena persona, has terminado tus estudios como el mejor, eres disciplinado, incluso al botar la basura piensas en la naturaleza, separas los residuos orgánicos de los inorgánicos, y te duele la situación de los niños en áfrica, además de que rescataste de la calle a un gato hambriento. Quieres trabajar y dar lo mejor de ti, pero luego cuando vas a la entrevista eres desplazado por otro candidato, con 10 años de experiencia, que además de eso huele mal, no separa la basura, y golpea a su mascota. No puedes culpar a la empresa, esa empresa está tratando de sobrevivir a los altos impuestos del gobierno, y a una competencia feroz, no sabe que rescataste el gato, y tampoco le interesa, y prefiere no arriesgarse y contratar al de 10 años de experiencia por mucho que huela mal.

Hoy en día no se sobrevive con buenas intenciones, ni unas cuantas cosas que haces bien. Debes tratar de ser mejor, de manera real. Entonces si vas a una entrevista, a pesar de tus puntos débiles como la falta de experiencia, deberás desarrollar otras fortalezas, como otros tipos de estudio, algunos proyectos individuales que sean sido reconocidos, una buena capacidad de persuasión, y en general otros valores que opacan los 10 años de experiencia del otro. En definitiva, ser más fuerte. E incluso lo mismo se aplica al amor, hoy en día no basta con buenas intenciones, con tanta gente para escoger, sino te quieres quedar solo, debes desarrollar muchos valores que te hagan ver más atractivo.

Las personas pobres, son más manipulables, porque siempre tendrán que obedecer y ser sometidas por los que tienen más. Los que tienen poder dictan las leyes, cuentan la historia. No es de extrañar que muchas personas en el poder hayan creado filosofías para mantener a las personas ignorantes y pobres. Filosofías que quitan la ambición en el ser humano, hace que las personas no se esfuercen por superarse y así poder quitarles todo lo que tienen. De que otro modo se puede explicar que una filosofía te diga que, si alguien te roba tu capa, dale tu camisa, y si alguien te abofetea ponla la otra mejilla. Eso funcionaba en su época e incluso Gandhi con la doctrina de no violencia logro liberar a la india, pero si hoy en día alguien te va robar y luego lo invitas a tu casa para que se lleve todo lo demás, lo hará sin ningún problema. Quien dice que esos libros no fueron manipulados por quienes tenían el poder.

4. El dinero es poder.

Me acuerdo de una historia que escuche en Youtube de una persona que se ganó la lotería y una enorme cantidad de dinero, entonces empezó a sufrir por ese hecho no sabía qué hacer, trato de suicidarse varias veces, y luego decidió devolver el dinero, y dice que desde que lo hizo era más feliz. Otro caso paso en mi ciudad con un tipo que se ganó la lotería, luego por dos años se dedicó a hacer rumbas en el barrio, a gastarlo en mujeres y drogas, y finalmente gasto todo el dinero y se quedó nuevamente en la pobreza. Así sucede con mucha gente, no sabe qué hacer el con el dinero.

El dinero no es bueno ni malo, es una herramienta, y como toda herramienta le puedes sacar todo el provecho que necesite. Lo mismo sucede con el fuego, no es bueno ni malo, pero con el puedes quemarte, puedes quemar ciudades, o usarlo para cocinar tus alimentos. El dinero es una de las mejores herramientas ya que con el puedes hacer grandes obras. Sin dinero eres una persona que no puede vivir una experiencia de vida completa, no disfrutas la vida del todo, y no podrás hacer mucho. Una vida sin dinero es muy limitada, la mayor parte del tiempo tu pensamiento es absorbido por los problemas de dinero y deudas. Luego si te enfermas, si ocurre un accidente no tendrás como solucionarlo. Con dinero, ese pensamiento que era dedicado a pensar como pagar el arriendo, se dedicaría a pensar en otras cosas, como por ejemplo que invento puedo hacer para solucionar el problema de las basuras en el barrio. Una persona sin dinero no puede ser generosa, porque si no tiene para sí mismo, menos para los demás.

Es entonces el dinero importante para poder realizar obras reales. Dejarías de ser un altruista de pensamiento y ese dinero lo dedicarías a construir proyectos reales para solucionar temas como el hambre, el daño en el medio ambiente. Con ese dinero lo puedes invertir en investigación como descubrir nuevas curas a enfermedades, explorar nuevas formas de alimentación, o hacer investigaciones para explorar otros planetas. Con dinero puedes disfrutar la vida de una manera más completa, viajar por todo el mundo y conocer las diferentes culturas, conocer las especies en áfrica, la nieve en el Himalaya, viajar en un crucero, poder usar los más exquisitos perfumes, las más suaves ropas, y toda maravilla producto del ingenio y la inteligencia humana. Todo eso forma parte de una experiencia de vida más completa como lo veremos en el siguiente punto.

Por otra parte, solo hay una manera de conseguir dinero, y es con trabajo. No te llega dinero por tu bonita forma de pensar, o por tus buenos sentimientos, te llega dinero por tus obras. Una mujer llega y canta bonito, su música emociona a todos, y la sociedad le compensa dándole dinero. Un hombre es un gran deportista fruto de años de dedicación, el orgullo de su nación y todos le compensan su habilidad, un hombre en su empleo, llega y ofrece soluciones inteligentes, aporta nuevas ideas a la empresa y la empresa le premia su dedicación con dinero. El dinero es el método más efectivo para compensar las obras de otros, o a alguien se le ocurre otra manera de hacerlo, porque si todo funcionará por trueque, no todos podrían tener lo que quieren como compensación a su esfuerzo. Así que si quieres tener dinero debes esforzarte hasta tal punto que seas capaz de lograr una obra que sirva a todos y todos te lo agradezcan.

5. Instinto, evolución y espiritualidad.

Hay una frase que dice que como es arriba es abajo, como es por dentro es por fuera, y como el hombre piensa así son sus hechos. Entonces que se puede decir de quien vive en precarias condiciones, de quien desprecia el esfuerzo y las obras, de quien no tiene objetivos, y sobre todo de aquel que no tiene hechos que demuestren su talento, o que pueda ayudar de manera real a otros, y digo real, porque mejor que 1000 oraciones para aliviar el hambre en el mundo, es mejor adoptar un chico sin hogar, y darle educación y oportunidades, pero que va, mejor las oraciones, que entre otras cosas, reconozco su poder, pero valoro más los hechos.

Ahora hablemos de otro tema importante, los seres humanos como especie. Los seres humanos somos animales con un cerebro un poco más evolucionados, que ha competido con otras especies. De entre todas las especies, el homo sapiens sapiens, es el más inteligente y capaz, y por ello ha logrado dominar otras especies. La naturaleza al final ha premiado a los más inteligentes, y no a los más numerosos como por ejemplo los insectos. Es la inteligencia, la capacidad de aprovechar y transformar su entorno lo que le ha hecho sobrevivir. Ante esta realidad, el pensar que debemos dedicarnos a despreciar la materia, va en contra de la especie, del significado de la vida misma. Porque la vida es movimiento, es experiencia, es superación, es enfrentar procesos, sin ello la vida y la existencia no tiene sentido. Por supuesto que es más fácil ante las dificultades abstraerse a una filosofía de vida que nos promete riquezas en el más allá, entonces para que tener hijos, mejor que se queden en el más allá, ¿qué sentido tiene vivir sino vas a disfrutar la vida?

Luego está el tema de la evolución. Los seres humanos y en general todo en la naturaleza, no permanece quietos, todo avanza, todo evoluciona, todo cambia de estado, hacia algo mejor. Por naturaleza el ser humano busca la perfección. La evolución a la larga es movida por el deseo y nuevas formas de placer. El ser humano busca nuevas comodidades, nuevos sonidos, nuevas combinaciones de colores, cada una de ellas más perfectas y hermosas que las anteriores. La naturaleza misma ha obligado a competir a las especies y ha premiado las mejores obras. En el trabajo se trata de escoger al mejor empleado, una mujer u hombre quiere la mejor pareja para sí mismo, y si vamos a invertir nuestro dinero en música, queremos comprar la más hermosa de las melodías, este es el curso de la naturaleza y lo mejor requiere esfuerzo y dedicación. En esa búsqueda de mejorar, de aprovechar mejor el tiempo y los recursos para obtener más ganancias, se desarrolla más la inteligencia, ya que esta se desarrolla al están pensando siempre en mejores alternativas. Un pensamiento conformista no piensa en soluciones y en como mejorar, y por tanto no puede desarrollar habilidades como la recursividad, la creatividad, el hacer algo más ágil .

La verdadera espiritualidad se mide a través de los hechos, no a través de cosas imaginarias, no se mide por tu capacidad de meditación, por tu capacidad de contacto con ángeles de la sexta dimensión, porque te sepas la biblia de memoria, por tus rituales de invierno. Eso de que sirve si a la final no soluciona tu vida. La verdadera espiritualidad está en la fuerza del espíritu, ese espíritu de lucha para superar grandes retos, ese espíritu que te lleva a hacer grandes obras, y esa inteligencia que brilla por sus grandes ideas. Porque, ¿de que sirve ser espiritual, de que sirve ser inteligente, si no eres capaz de solucionar tu vida, tus conflictos, tus inconformismos de manera real?

6. El tiempo es oro.

Hay muchas filosofías que hablan de lo efímero del tiempo y de que todo pasa. Seamos realistas, miremos por ejemplo el caso de un técnico de futbol aquí en Colombia, era alguien muy talentoso, y unos delincuentes por tratar de robarlo lo dejaron paralitico sin poder moverse, lleva muchos años así. Alguien me quiere decir si es capaz de acercarse y decirle: “esto también pasará, esto es ilusión, estas son pruebas”, ¿qué pasaría por la mente de esa persona que lleva años sin caminar y que puede pasar otros muchos años sin caminar y ve que se le acerca alguien caminando para decirle eso?. Luego cuando estés en el trabajo, y tu jefe te pida los informes, dile que un día de estos se los entregas, de que el tiempo es ilusión.

La vida se mide por los resultados, que pasa con aquel anciano, que toda su vida se dedicó a perder el tiempo, y luego quedo sin nada. Pensará que el tiempo es ilusión, ese anciano en medio de su soledad y su pobreza, daría todo lo que fuera para volver el tiempo atrás, y aprovechar cada minuto para cultivar mejores obras y tener una vejez digna, en la que no dependa de nadie. Solucionar tu vida y tus problemas toma tiempo, claro que si no tienes afán de solucionar tus problemas, entonces tomate todo el tiempo; pero debes de pensar que no siempre tendrás las mismas oportunidades.

Yo siempre lo he dicho, yo soy un convencido de la reencarnación, no creo que en medio de la eternidad, la existencia se reduzca a un instante de vida para luego extinguirse para siempre, que desperdicio (me gusta pensar que lo que hago tiene algún significado y merece la pena luchar por algo), y también creo en un ser superior, una inteligencia superior por encima del bien y el mal, que no somos capaces de entender, que implantó unos mecanismos en la naturaleza, uno de esos puede ser la reencarnación, la evolución, en la que un alma arrastra con las consecuencias de los actos de sus anteriores vidas y también con lo aprendido a una próxima reencarnación. Es por eso que hay personas que nacen con un pensamiento más maduro y más conscientes.

Entonces si un alma en esta vida se dedicó a perder el tiempo, en una próxima vida sentirá las consecuencias de ello. Yo creo que de alguna manera por ley de atracción uno vuelve a involucrarse con las cosas que hizo en su anterior vida. Por lo menos yo creo que lo que uno cultiva en esta vida, en la próxima vida disfruta de ellas, si por ejemplo si dejó buenos amigos en esta existencia, en la próxima ellos te ayudarán, y si dejaste riquezas, en la próxima vida, entonces de alguna manera entras en contacto con ellas, y lo decía por ejemplo con este blog, de alguna manera puede entrar en contacto en una próxima vida con estas conclusiones, y ahorrarme años de experiencia.

El problema con las próximas existencias es la pérdida de consciencia, y lo único real que queda en este mundo son los hechos. No importa las buenas intenciones de tu vida anterior, lo único a lo que quedas atado son los hechos, esos hechos que debiste realizar cuando tenías tiempo en tu anterior existencia. Entonces si no cultivaste algo real, habrás perdido tu tiempo, porque no te acordarás de las buenas intenciones pasadas. El tiempo es oro y la vida es corta, y tienes que pensar que cosas reales y que valgan la pena has cultivado.

Nadie puede gobernar aquello de lo que se es esclavo.

Esta es una frase muy conocida en las filosofías antiguas, que quiere decir que no puedes ser dueño de la materia si eres esclavo de ella. Tú no puedes tener algo de lo cual dependes. Es una de esas tantas extrañas leyes del universo que tienen su lógica. Y aquí voy a decir una de esas frases que suena a filosofía china: “Si quieres tener algo, debes estar dispuesto a renunciar a ello”. No se me alarme que lo voy a explicar. Si tú quieres tener dinero y poder, debes aprender a vivir largo tiempo sin él, sin necesitarlo. Eso se ve reflejado, cuando por ejemplo eres capaz de vivir muchos años sin derroche, controlado, sin gastar más de lo necesario, siempre pensando en un proyecto mayor el cual quieres conseguir.

El poder no está relacionado con la sumisión, no puedes ser alguien poderoso siempre obedeciendo a los demás, pero debes aprender por largo tiempo a obedecer pacientemente cosas con las que no estás de acuerdo. Si quieres libertad tienes que aprender a agachar la cabeza, aprender de esa situación, y luego llegado el momento, si levantarla con fuerza. Una persona descontrolada, derrochadora de dinero, no puede atraer ni cultivar riquezas. Es más fácil entonces gastar el dinero hoy y llenarse de deudas, y es ahí donde se mide la espiritualidad de las personas, en el dominio de su personalidad.

Si te desesperas y sufres porque no tienes tantas cosas, entonces eres alguien demasiado necesitado, y las riquezas no se acercan al necesitado. Quien no se muestra necesitado, es una persona de temple, que es capaz de enfocar su esfuerzo con disciplina para el logro de las metas, Una persona así es más fácil que obtenga ciertos triunfos.

Esclavos del sistema.

Es cierto, somos esclavos de una sociedad consumista, y la vida está hecha para que trabajes mucho, entretengas tú mente, y no tengas tiempo de pensar de la realidad de tus cosas. Hoy sale el nuevo chisme de un famoso, que mantendrá a las personas entretenidas, también sale el nuevo iphone, por el cual debes de trabajar mucho tiempo para conseguirlo, y al próximo año quedará obsoleto. Así pasamos la vida, esforzándonos y entregando nuestro tiempo para riquezas de otros, y nos conformamos con algún nuevo reality show escandaloso que aparezca en la televisión.

Esta es una realidad, como también era una realidad, que hace miles de años vivíamos en cavernas, que hace algunos años existía el racismo. Es decir, el mundo nunca es perfecto, y debemos aprender a convivir con lo que hay, y sacarle el mejor provecho. Ese sistema nos ha dado el internet, con el cual podemos comunicarnos con personas que se encuentran en otra parte del mundo, y tener acceso a diferentes tipos de conocimiento y entretenimiento. Forma parte de la vida y del mundo actual, esas son las circunstancias en las que nacimos, y debes sacarle el mejor provecho.

Este modo de vida actual, competitivo, que no queda tiempo, ha hecho que muchos expriman su inteligencia, realice mayores esfuerzos, y a la larga esto ayuda a la especie. Debemos aprender a esforzarnos, aprender a vivir nuestra vida, haciendo de la mejor manera que sabemos, sin entrar en desesperación por un supuesto sistema, o porque no podamos tener todo lo que queremos; pero tampoco tener esa actitud tan pasiva y desapasionada de la vida. Sobrevivir no es fácil, y no es suficiente ser fuerte e inteligente, eso sirvió hace algunos años, ahora la vida misma nos exige desarrollar nuevos talentos, y esos talentos se encuentran en el potencial de la mente.

Foto vía: Pictures of Money

Tagged under: