Razones por las que no nos esforzamos por nuestros objetivos y como superarnos

Pensar en el futuro y en las consecuencias a mediano plazo es una de las habilidades del ser humano inteligente. Las acciones del ahora repercuten en las situaciones que estaremos viviendo dentro de algunos meses. Lo ideal es actuar conscientemente ahora para obtener unos resultados deseados. Somos dueños de nuestro destino y lo que nos sucede. Esos resultados deseados generalmente nos benefician por el resto de la vida. Así deberíamos actuar siempre, pero no lo hacemos.

De porque no solemos pensar en las consecuencias a mediano y largo plazo, ni actuamos en consecuencia, y de cómo mejorar ese aspecto, es de lo que hablaremos hoy.

 

Cada acción actual es un ladrillo que forma el estilo de vida que disfrutaras en 4 años

Más o menos es el tiempo que se tarda de generar unos efectos notables las acciones que empecemos en el día de hoy. Lo cual se ve eterno, 4 años son 4 años, y eso en el mejor de los casos, porque hay situaciones en las que nuestra vida está completamente torcida, o estamos llenos de responsabilidades que no nos deja mucho espacio para movernos, entonces el tiempo puede ser más amplio dependiendo de las metas.

Ya lo he hablado antes, actuamos de manera mecánica, modo zombie. Es decir, que no hacemos algo de manera consciente, sino que somos arrastrados por las circunstancias que nos imponen en el trabajo, en el hogar. En el trabajo no sueles caminar hacia tus sueños, solo caminas hacia los sueños del otro, que generalmente es tu jefe. Si tus sueños son económicos, ese dinero solo alcanza para comprar un televisor más grande y unas vacaciones. Luego en el hogar, llegamos muy cansados y solo queremos un poco de entretenimiento, una pequeña anestesia, un programa de risas o dramas en la televisión que nos haga olvidar el día a día. Finalmente pasados los años, el destino que nos espera es una casa solitaria, donde a veces visita los nietos, y la única compañía es el dolor de espaldas. Ese es el modo zombie.

 

Nuestro problema es que no sabemos qué queremos de la vida ni que hacer específicamente al respecto

Ese destino que espera a la mayoría es el mismo por dos razones, no tener claro sus objetivos, ni las respectivas acciones para lograrlo. La mayoría de los objetivos de la vida de una persona es ganar mucho dinero, conseguirse a alguien a quien amar y que le ame. En el fondo lo que queremos es amor, pagar las deudas y viajar. Luego sucede que esa persona que conocemos, y que esperamos que nos llene todos los vacíos y nos complemente tiene tantos vacíos y problemas como nosotros y no terminamos de comprendernos.

Falta de claridad en los objetivos. Analicemos la primera meta del ser humano, amor. La gente sinceramente ve mucha comedia romántica, que le genera una falsa percepción de la realidad, cree que en algún momento va a aparecer el amor de su vida y serán felices para siempre. Cree que encontrará su alma gemela y lo que encuentra es karma gemelo. ¿Por qué?, pues porque no tiene claridad cómo conseguir ese objetivo. La gente cree que el amor consiste en recibir, y este se trata más acerca de dar. La gente espera mucho de los demás, espera la princesa y el príncipe, inteligente, gracioso y adinerado. ¿Pero que tienes para ofrecer?

La personas tienen una falsa percepción de sí mismos, creen ser buenas personas porque o creen en dios, o no creen en dios. Tanto ateos como religiosos mantienen un orgullo por sus convicciones y creen que ese solo hecho les hace mejor persona. Creen que son mejores personas, porque sacan la basura, y una vez ayudó a una señora a cruzar la calle, además le duele las víctimas de la violencia, jamás han robado, no como esos asesinos y violadores de la televisión, malditos todos, malditos. Pues la verdad eso no tiene nada que ver con tus objetivos, esa percepción de buena persona no tiene nada que ver con la persona inteligente y adinerada que esperas. ¿Qué estás haciendo por parecerte a lo que esperas de los demás?. Si quieres a una persona inteligente y que te trate bien, deberás tener esos mismos valores. La inteligencia no viene de leer libros, eso solo te hace un loro que habla de cosas que a nadie la interesa. De esto ya hablé en mi artículo: Inteligencia en la vida diaria.

 

Solo buscamos amor y comodidad pero no hacemos nada por lograrlo

Bueno, ya estamos claros de cual sería un objetivo, la mayoría solo queremos alguien que nos ame y vivir cómodamente. Básicamente todo el mundo quiere eso. El problema es que nadie se lo toma en serio, piensan que llegara el golpe de suerte donde la lotería al fin se la gana, y que en esa fiesta a la que le invitaron estará el amor de su vida. Tal vez un poco de oración ayude. La vida real no es tan fácil. Si quieres amor, tienes que desarrollar facetas de la personalidad que otras personas puedan admirar, ser una mejor persona, mejorarte a ti mismo. Y si quieres un buen estilo de vida, debes ser alguien talentoso, bueno en lo que hace. Ese talento solo vienes de practicar una habilidad por años, que te hagan tan bueno que te paguen por ello. En el fondo para lo único que quieres el dinero, es para tener un mejor estilo de vida, de esos que se ven en la televisión.

Identificar el verdadero objetivo de la vida es solo la mitad del problema, el otro 50% es hacer todo lo que se tiene que hacer para lograrlo. Ese primer objetivo de amor, significa transformar tu personalidad, solucionar tus vacíos, tener metas claras, comprender a los demás, saber convivir con alguien sin que la embarres al menos por un mes. Eso es, ser capaz de por lo menos por un mes, no trates de manipular al otro, no hacerte la víctima, cumplir tus responsabilidades, aprender a escuchar, no dejar desórdenes, oler bueno, ayudar a solucionar problemas al otro y no sobre cargar de cosas no resueltas. El problema es que no hay día en el que no la embarramos, estamos tan llenos de conflictos, vacíos, inconformidades, que tarde que temprano afecta la relación y termina por acabar la pasión de una relación. Mejorar como persona implica un esfuerzo grande, eso implica identificar patrones de conducta errados aprendidos de niño, identificar las falsas conclusiones de experiencias pasadas, determinar como un evento en el pasado afecta mi futuro, etc.

Eso en el amor, ahora hablemos en parte del dinero. Tener dinero significa renunciar por muchos años a gastar en cosas que no necesitas para sobrevivir, desarrollar unas actividades acertadas de manera constante por muchos años. En términos de los abuelos, es constancia y disciplina. Cosas que a nadie le gusta escuchar, y por esa la mayoría termina leyendo blogs como este, en el que esperan que le digan que no hay que hacer eso, y que existe una fórmula especial para obtener dinero. Lo que más le gusta escuchar al facilista, cero esfuerzo, máximas ganancias. Y como no se encuentra esa fórmula, entonces mejor leer frases bonitas y positivas en facebook, del tipo: “todo es posible cuando crees en ti mismo”, 500 likes y pa el muro. La frase a parte de bonita es cierta, solo que nadie cuenta todo lo que hay detrás, por qué confiar en ti mismo, implica haber solucionado toda una cantidad de conflictos internos para así volvernos seguros, y como eso no es tan fácil, al final la frase es puro humo. Yo en el título he utilizado una frase humo, pero mire que les estoy contando que hay detrás de la frase, para que tenga un poco más de sustancia.

 

El instinto animal predomina sobre la razón y las buenas intenciones

Entonces si estamos de acuerdo de que debemos mejorar y esforzarnos, ya lo sabemos, ¿Por qué no lo hacemos?, la respuesta es sencilla, el instinto. Ese mismo instinto que impulsa a la bestia a esforzarse por conseguir comida cuando le da hambre, es el mismo apetito que surge ante cada cosa buena que vemos en la vida. Con eso de los celulares, las modas, las series de televisión, juego de tronos, los planes turísticos, etc. Entonces sentimos que queremos todas esas cosas para ser felices, y que como no las tenemos, entonces nos sentimos débiles e infelices.

Entonces entusiasmados ante tantas cosas bonitas que vemos, pero ante el poco dinero que tenemos, entonces no queda más remedio que conseguir un préstamo. Luego el pensamiento es ocupado por preocupaciones acerca de cómo hará para pagar ese dinero y de que debe de hacer para conseguir esas otras cosas bonitas. El otro problema es que el complejo de inferioridad que tenemos todos los seres humanos es tan grande, que solo vivimos para conseguir cosas que nos haga aparentar que tenemos las mismas cosas que otros. Ya lo he dicho mucha, la virtud más sobrevalorada de todas es la humildad. Es un pobre diablo pero es humilde, buen tipo. Es un excelente negociante pero es arrogante, maldito. Ese complejo de inferioridad hace que queramos tener más cosas de las que somos capaces de conseguir, para así aparentar con la otra gente que también aparenta. Y en esa lucha de apariencias se va la vida, por supuesto mientras encuentra a esa persona rica que le saque de las deudas, que le lleve a viajar, que sirva también para aparentar, que además le comprenda y lo acepte tal y como es, con todos sus complejos y vacíos.

Y que conste que no tenga nada en contra de eso. Es gracias a ese complejo de inferioridad, esas ganas de aparentar, esa motivación, que las personas hacen esfuerzos tan grandes, que les ayuda a mejorar. Ese esfuerzo le sirve para escalar a nivel social, y también para mejorar sus niveles de disciplina e inteligencia. Cosa que no podría lograr si no tuviera ninguna motivación. Es entonces la parte positiva del asunto. La parte negativa es que somos dominados por los apetitos, vivimos esclavos de las cosas que queremos, necesitamos satisfacerlas de manera inmediata, lo cual nos hace consumir más de los recursos y energía de los que disponemos, para así conseguirlas y quedarnos sin nada. Adicionalmente todas esas cosas buenas son adictivas, nos obliga a querer más y más de ello. En tales condiciones el futuro no puede ser más gris.

 

Superarnos, es desarrollar la virtud de esforzarnos por cosas que no brindan recompensa inmediata

Es así de sencillo, si somos capaces de controlar ese apetito por conseguir cosas que están más allá de nuestra capacidad, o que de alguna manera nos perjudica; entonces podremos encaminar nuestros esfuerzos a trabajar por cosas que serán de mejor provecho para nuestra vida. El problema es que esas cosas de provecho, no son para nada estimulantes de hacer, generalmente, requiere años de esfuerzo y sacrificio sin recompensa. Eso equivale a controlar nuestros instintos animales. Es decir, separar la parte animal e instintiva en nosotros y convertirnos en otro tipo de seres, algo así como una especie de ángel, semidiós o consciencia superior, o como le digan. Es pedirnos mucho como seres humanos, es muy difícil controlar todos nuestros apetitos actuales y sacrificarnos para hacer cosas que nos haga la vida más agradable en el futuro.

Eso si es posible, para todo hay métodos. En primer lugar el tener esa clase de éxito implicaría que tuvimos unos padres geniales que nos supieron educar y que no nos transfieren sus vacíos y vicios. La otra clave es vivir en medio de unas circunstancias que nos obliguen a mejorar y que nuestro cuerpo tenga la suficiente resistencia para aguantar dicho esfuerzo. Y la última sería tener a alguien que nos guíe dia a dia, como una especie de coach. Y a mi no me miren, en mi vida nunca me he leído un libro de coach, ni un artículo, siempre me dio pereza. No se porque piensan que todo lo que digo, lo sacó de algún libro, esa es la falsa concepción que tenemos de la superación, la poca capacidad y determinación para solucionar nuestros conflictos, sino esperar a que en alguna parte de un libro digan lo que hay que hacer. De esos libros sacados por doctores, que llevan años leyendo otros libros y que crean un libro resumen de otros libros resumen. La clave está en nosotros mismos.  

Podemos conseguir ayuda, pero el costo que implica que haya alguien, que esté encima como en el trabajo, pero en la vida diaria; que hubo pues, que paso con su esfuerzo, para cuando va a lograr sus metas, etc. Nadie tiene el dinero para pagar la labor de un sabio que le acompañe hasta lograr sus primeras metas, y nadie tampoco tiene la paciencia de que alguien le presione y le regañe. Ya suficiente tiene con un jefe en el trabajo, ahora para tenerlo fuera de la casa.

En la vida, existen varias maneras de conseguir las cosas. Con mucho dinero, con mucho esfuerzo, o que alguien te esté empujando hacia adelante. Existen otras opciones más allá de estas. La primera es vivir al estilo budista, renunciar a los deseos de este mundo ilusorio a través de la meditación, dado que en algún momento eso que consigas lo perderás con la muerte. La otra segunda es seguir viviendo como esta, ser realista aceptar sus circunstancias, y que sea lo que tenga que suceder, y finalmente existe una opción de los nuevos tiempos, que es una combinación de las anteriores herramienta, la cual es programar la mente, visualizar, entrenar su cuerpo, ya sea solo o en compañía de alguien más. Estas son las opciones.

Sobre todos esos factores ocultos de la personalidad y de cómo enfocar nuestros esfuerzos para lograr estas metas básicas, y otras más, es lo que solemos hablar en este blog.

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under: