Como los antiguos manipularon a los pueblos, y porque nuestra tendencia a manipular a otros.

Orgullo y superioridad moral

La manipulación no es algo nuevo, siempre ha estado presente en la historia, y esto quiere decir que forma parte de nuestra naturaleza, y al igual que muchas cosas en el comportamiento humano, son las circunstancias las que pueden alimentar ciertas conductas.  Veremos en este artículo lo fácil que es ser manipulado, y lo fácil que es caer en una situación donde nosotros somos los que manipulamos.

Iniciaremos viendo cómo y por qué manipulamos, luego daremos un recorrido desde cómo se manipulaba en la antigüedad, para luego culminar hablando de cómo se manipula en la vida diaria.

La fórmula es muy sencilla: Miedo y deseo, no es más.

Si hay algo ante lo que un hombre no es capaz de controlarse es ante el miedo y ante algo que le produce placer.  Por ejemplo cuando usted está en el trabajo y en algún momento dicen que van a hacer despidos al azar, usted involuntariamente empieza a hacer las cosas mejor. Respecto al placer y a nuestros deseos; es muy fácil demostrar que no somos capaces de controlarnos, esto lo sabe cualquiera que haya estado muy enamorado, o que sea esclavo de un vicio que le produce mucho placer. A través de las cosas que nos dan miedo o nos producen placer nos pueden manipular fácilmente.

Esta tendencia de obedecer al miedo y al placer es muy influenciada; porque desde la misma cultura, la misma religión, y la educación de nuestros padres, siempre actuamos en base al castigo o la recompensa.  Es por esta razón que de muchas y sutiles maneras nosotros podemos ser manipulados o podemos llegar a manipular.


Porque alguien fácilmente se puede volver manipulador.

Por naturaleza los seres humanos somos facilistas, siempre estamos buscando el camino más corto entre nosotros y lo que deseamos.  Cuando una persona en algún momento de su vida, llega a descubrir que enojándose y gritando logra obtener lo que quiere, entonces es algo que puede seguir usando en sus relaciones, cuando una persona muy débil ve que con un arma todos le obedecen entonces puede verse muy tentado a seguirla usando, cuando alguien con cierta influencia sobre los demás ve que puede usar esto para satisfacer sus deseos, entonces lo más probable es que lo use.

A esto le debemos sumar el hecho de que es muy poco lo que pensamos en los demás. Nuestros intereses personales priman sobre todo lo demás, e incluso sobre nosotros mismos.  Usted puede ser muy consciente de que debe dejar de comer tanto para dejar de engordar, también sabe que debe hacer ejercicio para el bien de su figura y la salud de sus cuerpos, y aun así usted culposamente se come ese poquito de más, y no se esfuerza por hacer deporte.  Si no somos capaces de controlarnos sobre las cosas que a nosotros mismos nos perjudica; mucho menos respecto a las cosas que perjudica a los demás.

 

MANIPULACIONES A TRAVÉS DE LOS TIEMPOS.

  1. En los antiguos tiempos los gobernantes se preguntaron: ¿Cómo haga para controlar esta masa de gente?

Empecemos por decir que en los antiguos tiempos no había escuelas como las hay ahora, ni había libros tan asequibles como ahora. Las escuelas y la imprenta son inventos relativamente recientes, por lo tanto la gente era ignorante. Y un pueblo ignorante es supersticioso, es violento, y también es más manipulable.

Imaginémonos en la situación de hace 3.000 años, donde no se habían creado los derechos de la mujer, ni los derechos del niño, ni los derechos humanos, donde no se había abolido ni la esclavitud, ni la pena de muerte, donde no habían abogados, ni justicia, ni democracia. Donde la gente no había sido educada sobre los valores, el respeto a los demás, y donde no tenían una idea de superación ni de progreso. Si ahora somos tan caprichosos entonces seguramente en esas épocas lo eran mucho más.

Ahora pongámonos en la situación de un gobernante, en donde debía luchar por mantener unido a su pueblo, evitando que se despedazaran entre ellos mismos, además de evitar que alguien llevado de su parecer se le diera por armar una revuelta y le quitara el poder. Si hoy en día aparece cada sujeto con la idea de cómo se debe de ser las cosas, con mayor razón lo era en los antiguos tiempos. Así que para controlar y mantener unido a dicho pueblo ignorante y caprichoso, los gobernantes les mentían y los manipulaban con los principios del temor y el placer.

Si hay algo sobre lo que todo ser humano desconoce, es sobre el más allá, sobre que pasa después de la muerte. Así que a pesar de que muchas religiones pueden tener su realidad dentro de las culturas en las que nacieron, pudieron haber sido utilizadas para mantener tranquilos a los pueblos. Desde ese punto de vista esta pueda ser la razón de que no nos hayamos destruido como civilización, y hayamos mantenido un respeto por los demás, en tiempos donde no había ni ley ni orden. Ahora que nuestras consciencias han crecido, donde como civilización somos más conscientes de nuestros actos y sus consecuencias, donde el mismo hombre busca la explicación a muchas cosas, entonces dicho adoctrinamiento no tiene tanta fuerza como antes.

El problema de áfrica y otras zonas de conflicto, es que por mucho tiempo fueron manipuladas por las potencias mundiales, y luego al lograr independizarse solo quedaron con hambre y armas.

2. Manipulaciones modernas a través de las industrias

Ya no hay que gobernar a pueblos ignorantes, y con esto de la globalización los imperios pierden su razón de ser.  Así que la manipulación se extiende a otros ámbitos, y por supuesto tienen que ser más sutiles.  Hoy en día lo que hay que hacer es mantener un imperio económico, en medio de tanta competitividad, donde las empresas fácilmente pueden ir a la quiebra y perderlo todo, y en donde el que lo haga bien puede extender su negocio a todo el mundo y lograr niveles de riqueza inimaginables.  Entonces nuestra naturaleza manipuladora y ambiciosa se juega en otras partes.

Empiezo por decir que según las últimas investigaciones científicas, se ha comprobado que las personas con poder mienten más y mejor, y que los niños que saben decir mentiras tienen más probabilidades de tener éxito cuando adultos, que aquellos que suelen decir la verdad.  Eso es debido a que en medio de tanta competitividad y escazas oportunidades, solo los más ágiles pueden destacar.  Claro que hoy en día con esto del Internet, en donde algo interesante se extiende fácilmente; puede suceder que el talento se imponga sobre la artimaña. Pero hace algunos años con el auge de la civilización industrial, pues no era así. Para ilustrar más este tema, te invito a leer mi artículo: “Porque las personas con poder mienten“.

Por muchos años algunos imperios económicos se extendieron por el mundo, y usaron muy bien, los medios publicitarios, estrategias de venta y demás medios para ganarse a la gente. Esto lo ilustro muy bien en uno de mis artículos más populares y completos: “Grandes civilizaciones de Asia,África, Europa, América, Medio Oriente, que nos cambiaron la vida“.   Hay varias películas basadas en hechos reales que denuncias este tipo de situaciones, como “el jardinero fiel”, que nos habla de la manipulación de ciertas industrias farmacéuticas que hicieron abusos y ensayos ilegales en África.  Otra de esas películas se llama “diamantes de sangre” que denuncia el comercio alrededor de los diamantes.

3.  Los abusos actuales para con los animales y la naturaleza.

Respecto al abuso de la naturaleza eso sí ha sido desde el principio de los tiempos y es por eso que hay tantos desastres naturales y escases de recursos.  Hoy en día son muchas las comodidades de las que gozamos, y para poder disfrutar de ellas, es muchas la contaminación que las industrias han dejado a su paso. Ni que hablar de la devastación de los bosques, y el sufrimiento al que se ven sometidas muchas especies al no encontrar un hábitat en el que sobrevivir.  Por supuesto nadie se pone a pensar como esa basura que hecha a la bolsa contamina el medio ambiente.  Hay que reconocer que es mucha la pereza que nos da comprar productos biodegradables, o también el esfuerzo que hay que hacer para separar en la basura los elementos reciclables de los que no lo son.

Gracias a la ciencia, hoy en día gozamos de muchas medicinas y muchos avances tecnológicos para el bien de nuestra querida especie humana.  Para probar las medicinas y los avances de las enfermedades, son muchas las pruebas que tienen que hacerse, y por supuesto que hasta no estar seguros de que no tienen ningún efecto, entonces primero se hace sobre animales.  La historia del abuso de los animales de laboratorio es amplia, pero gracias a ellos gozamos de muchos beneficios en nuestra salud. Para ilustrar este tema, les recomiendo que se vean la triste historia del chimpancé Oliver, que nos habla de los animales en cautiverio y de su uso para la ciencia.

¿Deberíamos señalar a los científicos?; miremos un ejemplo muy sencillo.  A todos nos gusta la carne, y no por el hecho de que para satisfacer nuestro deseo de carne, han tenido que morir muchas vacas, cerdos, caballos y perros (En las culturas donde comen perros), vamos a dejar de hacerlo.  ¿Acaso renunciarían los que aman los toros, a dejar de ver las faenas, o los que aman las aves a abrir sus jaulas?, Por naturaleza, nuestros placer prima sobre cualquier condición de los demás, por más pensar que nos dé.

Según las últimas investigaciones científicas se han encontrado en las chimpancés la habilidades de comunicarse a través de gestos, la consciencia de sí mismos, la capacidad de usar herramientas, la compasión, la capacidad de formar grupos y luchar por el poder, lo que falta por comprobar científicamente es la capacidad de sentir el dolor emocional y físico tal y como nosotros lo sentimos.  En cuanto a los perros se han hecho investigaciones y se ha comprobado que estos son capaces de interpretar quien les puede dar sobrados y que también tienen cierta capacidad de manipularnos.  Así como en ellos; lo mismo sucede con la mayoría de los mamíferos.

Quiero dejar claro, que esta no es una campaña hacia el vegetarianismo, a mí me gusta mucho la carne, pero lo importante es tomar consciencia del asunto, creo que por ahí siempre comienza todo.

4. Abuso y manipulación en la vida diaria. Bullying y Mobbing.

Hoy en día la cultura del abuso es algo muy común, tanto que pasa desapercibida, y se ve como normal. Para todos es muy común los chismes, las humillaciones, exclusiones, acosos, burlarse de los defectos de otros. La razón por la que este tipo de comportamiento es tan vigente, es porque el que lo ejerce se siente con tanto poder que no es capaz de renunciar a ello por compasión al otro.

Según investigaciones de expertos, el dolor emocional duele tanto como el dolor físico, los investigadores han descubierto que las mismas redes neuronales, que se activan frente a un golpe o una quemadura, también se activan frente a un choque emocional. Así que cualquier tipo de abuso duele como cualquier golpe.

El abuso con los niños en las escuelas es llamado Bullying, en donde ciertas personas buscan la mayor fragilidad del otro y su principal defecto, para poder ganar influencia y prestigio con sus compañeritos. Es muy difícil defenderse de este tipo de manipulación ya que siempre encontraran una respuesta como: “ahí no muy niño, no es capaz de soportar una simple broma”

Ya cuando crecen ese niño, entonces va al trabajo con los mismos vicios, y los que antes eran abusados, ahora en el ambiente laborar recurren también a los mismos trucos. Es muy fácil encontrar frases como: “¿no es capaz de hacer eso tan fácil?”, “¿le pudo eso?”, “¿no sabe cómo?”, “la embarraste otra vez”, expresiones antes las que es muy difícil defenderse salvo que se pague con la misma moneda. Por supuesto esto es sostenido con una frase ante la que nadie se puede defender: “ahh se llenó de mocos, no es capaz de soportar una simple charla”. El tipo de abuso en el trabajo, es conocido como: Mobbing. Esto es sutil y común, que puede estar generando en las personas profundos problemas de seguridad, de autoestima, de temores, de depresiones

Para este tipo de situaciones recomiendo leer mis artículos: “7 habilidades relacionadas con la inteligencia que debemos desarrollar“, “Claves para mantener la seguridad en momentos de crisis“, y “Como superar el sentimiento de enfado cuando nos ofenden“.

CONCLUSIÓN

Ahora usted es consciente de los mecanismos internos que han llevado a la gente a manipular a otros, a través de los tiempos. Desde el uso del miedo para controlar a los ignorantes, pasando por lo fuerza de la raza y la nación, y luego hemos visto como a causa de nuestros intereses no nos importa acabar con la vida de los animales y la naturaleza en general. Finalmente vemos como el poder que se consigue a través de la manipulación en la vida diaria es algo muy adictivo y que cuando se tiene se puede olvidar lo que siente el prójimo.

Tagged under: