Como el conocimiento de la antigüedad se volvió Nueva Era, poder mental, pensamiento positivo

El hombre siempre ha sentido la necesidad desde el principio de encontrarle explicación a todo, y además saber que puede superar las dificultades que se le presentan a diario. Durante mucho tiempo las religiones dieron ese soporte, te explicaban todo desde el punto de vista de dios y dios mismo lo solucionaba todo. Con la llegada de la ciencia; la religión fue desprestigiada, y si bien la ciencia trata de explicar las cosas, no lo explica todo y no lo soluciona todo.

La nueva era aparece como un punto medio entra la religión y la ciencia; porque da explicación a todo, y porque le dice al hombre que puede gradualmente con todo; pero eso sí, desde la perspectiva del propio hombre, y con un lenguaje más moderno. El propósito de este artículo es mostrar como los conocimientos de la antigüedad fueron modernizados y convertidos a la nueva era, y cuáles son los pilares básicos que lo sustentan y que solución nos da a nuestra vida diaria.

En la nueva era confiamos más en nuestras fuerzas, en vez de confiar en algo externo.

A medida que avanzan los tiempos, los conceptos y la forma de vida van cambiando.  Antes la reina era le religión y hoy es la ciencia. Antes centrábamos nuestra fe en una fuerza externa, hoy en día se afianza el tema de las capacidades del hombre y lo que puede lograr.

Por mucho tiempo se creyó que todo estaba dicho, hoy en día sabemos que nos falta mucho por aprender, que el universo es inmenso y que sus misterios están muy lejos todavía de ser comprendidos.  No podemos volver a cometer el error que hubo en ciertas épocas de la humanidad, en la que se actuaba como si no hubiera nada por aprender.  Esto fue tan perjudicial que retraso el progreso de la humanidad en cientos de años.

Los seres humanos hemos crecido, y ya no somos los infantes de antes, que esperábamos a que una fuerza externa nos hiciera y nos dijera todo; si no que somos como hombres que toman decisiones, que se hacen responsables de sus actos, que investigan, aprenden y crecen.  Aceptamos que en este largo camino de la vida hay que estudiar los misterios del universo y de nosotros mismos, y es a través de este conocimiento que podemos mejorar nuestra sociedad y a nosotros mismo.

El concepto de la energía universal.

Ya hemos hablado en artículos anteriores que los seres humanos necesitamos creer en algo, y esto se hace muy evidente cuando se tienen experiencias cercanas a la muerte, y cuando hay crisis muy severas.  La impotencia ante la grandeza de la vida, hace necesario que creamos en algo, que nos pueda proteger y salvar.

Ciertamente algún tipo de inteligencia superior tiene que estar detrás de todo el orden universal. En todos los aspectos de la vida para que algo funcione, debe de haber algo que lo gobierne y lo ordene. Pero las figuras arquetípicas de los antiguos tiempos, las cuales servían para representar y tener una idea de esas fuerzas superiores, hoy en día no es muy aceptada; así que se reemplazo por una idea y un concepto más científico que nos dejara a todos más tranquilos, que nos dejara claro que no estamos en la capacidad de comprenderle, pero que a la vez aceptamos que es superior a nosotros. Estas energías superiores según lo que hoy creemos, mantendrían el orden, pero respetando nuestro libre albedrio.

Los mismo temas de siempre pero con un recubrimiento “científico”.

Ya nadie cree en los antiguos dioses, hoy en día la ciencia es la reina, y por eso es que todo aquello que aparezca con la etiqueta: “según las últimas investigaciones”, nos hace automáticamente catalogarlo como verdadero. Es cierto que le debemos mucho a la ciencia, ya que nos ha permitido descubrir muchas realidades; pero no se puede decir en nombre de la ciencia, de que todo lo demás es falso. En la ciencia hay muchos temas que no se pueden explicar, porque cada día se descubren nuevas cosas y el universo es muy grande.

No podemos despreciar la sabiduría de los antiguos, que ha sido tan desprestigiada por esa sombra de miedo que viene del pasado.  Pero si miramos lo que ellos decían, en el fondo encontraremos que es lo mismo que hoy hablamos.  Hoy en día está muy de moda “el secreto”, tema que en los años 80 estuvo muy vigente con libros como “La magia del poder psicotónico” “el hipnotismo a distancia”, y también le podemos agregar las investigaciones que hizo L. Ronald Hubbard y su cienciología.  En la época del obscurantismo cuando la Iglesia católica era la reina, muchos ocultistas hablaron de estos temas, y en tiempos muy antiguos, también fue tratado en libros como “El kybalion”. Respecto a la PNL, tiene ciertos rasgos parecidos a un tema que estuvo muy de moda como es la metafísica.

Podemos decir que hoy en día los temas de la nueva era son más robustos y efectivos, gracias a los avances en la ciencia y la psicología; pero que en el fondo se han nutrido y deben su vida a los conocimientos antiguos. También está claro que tienen un empaque más bonito, ya que los nombres son más comerciales y su contenido es mucho más atractivo.  Quien no se deja seducir por un nombre como “Programación Neurolingüística” y “el secreto”.  En todos los aspectos, aparte de tener un buen producto, hay que saberlo promocionar.

La antes temida magia, hoy es aceptada como el poder de la mente.

Se acerca el día en que la ciencia compruebe que la mente puede afectar a los objetos y personas que le rodeen sin importar la distancia.  En laboratorios han hecho pruebas con partículas subatómicas y han comprobado como estas responden al pensamiento. La física cuántica explicaría muchos de estos fenómenos.

El poder de la mente lo podemos comparar a una antena repetidora de la señal de televisión, que captura las ondas invisibles del espacio, y luego la reparte hacia los lugares más cercanos donde haya un aparato capaz de sintonizarlas.  Del mismo modo, en el espacio fluye toda clase de ondas mentales las cuales nos pueden influenciar, y a la vez, nosotros estamos emitiendo toda clase de ondas mentales que pueden afectar a los que nos rodean y a nuestra vida.

El poder de la mente no es un tema nuevo, solo que en los antiguos tiempo no se era consciente de esto, si no que se conocían sus aplicaciones. En las antiguas culturas era muy común la magia, sus libros están llenos de relatos al respecto.

Se dice que los egipcios (según el Discovery Channel) acostumbraban a colocar en las suelas de sus sandalias el nombre del pueblo enemigo al que iban a atacar. También se dice que Hitler antes de atacar a una nación, miraba el mapa y se programaba mentalmente de que la iba a dominar. Son muchos los cuentos que hemos escuchado de magia y hechicería, en las cuales las famosas brujas hacia encantamientos utilizando toda clase de plantas raras y partes de animales. Existen varios tipos de magia: La magia ceremonial, la magia talismánica, y la magia natural.

En el pasado el poder de la mente y todas sus aplicaciones recibió el nombre de magia.  En el fondo sigue siendo la misma energía mental, afectando y magnetizando objetos externos.  Solo que en los antiguos tiempos utilizaban diversos métodos para poder sugestionarse ellos mismos.  A ellos les funcionaba debido a que sus creencias estaban completamente centradas en esto, y gran parte de su vida se dedicaban a ello. Hacia ceremonias, danzas y eso de cierto manera potenciaba sus fuerzas. A esto también hay que sumarle la mencionada Fe, que no es más que una creencia libre de dudas.

El poder de la mente es algo latente en todos nosotros, con nuestros pensamientos podemos afectar nuestra vida y lo que nos rodea.  Ciertamente los pensamientos positivos y que estén limpios (es decir que en el fondo no haya desconfianza) pueden atraer cosas buenas y hacer que las cosas nos salgan mejor.  El problema esta es dominar los benditos pensamientos, cosa que no es nada fácil.

5 pilares básicos de la New Age.

1. El pensamiento positivo para superarse con sus propias fuerzas.

En los antiguos tiempos creían que si hacían muchos sacrificios, recibirían el favor de los dioses, hoy en día creemos, que podemos conseguir las mejores cosas de la vida con nuestro propio esfuerzo. El problema es que no nos gusta esforzarnos, siempre estamos buscando el método más fácil, en la cual con poco trabajo, nos de todo. Esta es la razón que hizo surgir títulos como: “el millonario instantáneo”, “piense y hágase rico”, que fueron libros que todos compraron con la esperanza de que eso sea así de fácil. Sin embargo no necesariamente esto es malo.

Del pensamiento positivo aparecen libros a diario los cuales sugestionan favorablemente la mente. No es lo mismo usted estar en un estado de negatividad, y luego leer un libro que eleva la autoestima, que estar en dicho estado y no encontrar nada al respecto. Es más probable que alguien supere la depresión leyendo cosas positivas. Una persona que haya leído acerca de confiar en sus propias fuerzas, de que todo tiene solución, es más probable que ante un problema esta forma de pensar le ayude a superar la situación, que si no tuviera dichos argumentos. La corriente del pensamiento positivo ha sido de gran aporte para mejorarnos como sociedad.

2. Los nuevos textos y libros de psicología para ayudar a gente común.

Tenemos por naturaleza una tendencia a compartir las cosas que consideramos buenas. Cuando nosotros aceptamos algo, lo hacemos porque pensamos que es bueno, y tratamos de que los demás lo hagan, así sea que no lo hayamos puesto en práctica, así sea que el otro no lo necesite o no le interese. El hecho es que no todos los conocimientos son para todas las personas, ni ofrece las soluciones que alguien puede necesitar en algún momento, ni se adaptan al nivel de consciencia de cada cual. Todo conocimiento existe y se sustenta porque resuelve ciertas necesidades y se adapta a ciertas personas. Durante mucho tiempo todo dependió de los dioses, y todos tenían diferentes creencias. Con la nueva era las diferencias desaparecieron y todos estamos de acuerdo que debemos superarnos.

La ventaja de la nueva era; es que acepta muchas corrientes de pensamiento, y se concentra en aspectos más básicos que el ser humano debe corregir, como es su propia psicología. Debemos lograr una salud mental, emocional y física, para tener suficientes fuerzas de enfrentar los problemas. Antes los textos de psicología eran densos y en lenguaje para profesionales, que explicaban el comportamiento humano; pero no eran cercanos a las personas del común y no ofrecía soluciones para aplicar en la vida diaria. Los nuevos libros de psicología, nacen de personas emprendedoras que analizan las situaciones, que enfrentan los retos que todos vivimos a diario y a partir de superarlas, sacan conclusiones que comparten con todos los que viven experiencias similares, muy a como funcionan las cosas hoy en día con el Internet y el poder colectivo. Son conocimientos que nacen de la experiencia directa y no desde una observación lejana y parcializada.

3. Ángeles y extraterrestres como una forma de quitar el miedo.

La nueva era nos ha traído todo ese conocimiento de realidades más allá de lo evidente. Por naturaleza nos gusta encontrarle explicación a todo, y los movimientos de la nueva era, tienen explicación para todo, esto nos ha ayudado a superar muchos temores como el infierno, y el miedo la muerte.

El aspecto negativo de esto, está en que el tema del más allá, absorbe por completo a muchas personas, que les hace olvidarse del más acá, y de los problemas cotidianos, convirtiendo los ángeles y extraterrestre en un escape de la realidad, y además esa pérdida de contacto con lo cotidiano, le hace distorsionar la realidad. Todos estos temas son muy fascinantes; pero no hay que olvidar enfrentar la cotidianidad, libre del pensamiento de que un ser superior le dio una misión, o que está siendo preparado para algo más grande. Solucione su vida más inmediata con sus fuerzas y luego ocúpese del más allá.

4. El poder de la mente afianzado con la meditación y visualización.

El poder de la mente es una realidad, ya hemos visto como todos los libros de magia, hechizos, encantamientos, no son más que enfocar la energía del pensamiento a objetos. El poder de un hechizo muchas veces estaba en su grado de dificultad, en el sacrificio que había que hacer y por ello las recetas de las brujas eran tan extravagantes. La clave de todo hechizo mágico, era el grado de fe que la persona tuviera en ello, y esto solo se afianzaba a través de lo extravagante que fuera el ritual.

Hoy en día todos esos rituales de la antigüedad, todos esos elementos mágicos como espadas, varitas mágicas, esos encantamientos que incluían sapos, venenos de serpiente y cosas por el estilo, no van muy acorde al hombre moderno. Los grandes rituales de la antigüedad tenían por objeto atraer una gran cantidad de energía a través de invocaciones de muchas personas, para luego guardarla a través de la magnetización de objetos mágicos, y luego ser usada para lograr salud, o conseguir riquezas. Después de que el cristianismo en la edad media se librará de la competencia, asumió para sí mismo esos rituales, la misa católica, no es más que una copia de esos rituales, solo que el mago es el sacerdote.

Habiendo desaparecido los rituales y los magos, ya no queda algo que amarre al pensamiento tan volátil y tan difícil de concentrar. Si bien es cierto el poder que tiene la mente, este tiene poco efecto si no es a través de  rituales, ya que un solo pensamiento de una sola persona sin ningún objeto mágico, no puede hacer mucha cosa. Para compensar esto, el pensamiento debe ser cultivado para ser una fuerza en sí mismo, y eso solo se logra a través de la práctica de la meditación y la visualización, que tiene como objeto aquietar la mente y enfocarla en un solo punto para proyectar su poder.

5. Las energías.

Las energías vienen a hacer cúmulos de pensamientos que se unen a otros e influencian a su alrededor. Dichos cúmulos de energía se alimentan de pensamientos similares y por eso influencian más fácilmente a los viciosos, y pueden embolatar el pensamiento de los indecisos. No son fuerzas inteligentes son mecanismos. Un pensamiento ofuscado e impulsivo es presa de estos cúmulos de energía.

Desventajas de la nueva era

Han salido junto con la nueva era una cantidad de añadidos que en tiempos antiguos y supersticiosos, eran efectivos; pero hoy en día es solo negocio. Las velas, los inciensos, los ritos, los baños, las oraciones, las vestimentas, eran efectivos en tiempos que los hombres creían en la ira de los dioses, mientras que hoy en día, cuando el hombre sabe de su poder personal, dichas cosas no son más que distractores; porque ni la mejor de las invocaciones en medio de un decorado de velas e inciensos, va a solucionar tu vida y menos va a reemplazar el poder de tus decisiones y voluntad.

Conclusión

La nueva era nos ha dicho que debemos superarnos por nosotros mismos. Las cosas siempre se realizan de adentro hacia afuera.  Una sociedad prospera se conforma por los actos de hombres de éxito y de calidad, y solo pueden haber hombres excelentes, si los pensamientos que ellos tiene son inteligentes y de calidad. El lograr ordenar nuestros pensamientos a través del autoconocimiento, nos dará gradualmente más dominio de nuestra mente, y podemos sembrar con más fuerza aquellas ideas que queremos realizar.

Si el artículo te gusto, entonces también te gustará los otros artículos de la serie.

Como Llego el yoga a occidente.
Como surgieron las religiones.
Las sociedades secretas.
Meditación para quien no lo han logrado.
9 herramientas de superación personal

¿Aprendiste algo?; entonces da Like para que más gente lo encuentre, y disfruta las nuevas publicaciones siguiéndonos en redes sociales y correo.

ENVIAR ESTE ARTÍCULO A…

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.