Como transformar emociones negativas, ira, miedo, culpa, en voluntad. Inteligencia emocional.

La voluntad es uno de los aspectos de la personalidad que son más difíciles de cultivar; pero es el que más beneficio nos brinda a la hora de cambiar nuestra vida. Las siguientes claves de inteligencia emocional, te ayudarán a tener un poco de fuerza extra para lograr las cosas que quieres.

El poder de las emociones como motivación para hacer cosas que te aburren. 

La vida se manifiesta a través de las cosas que haces, y para nosotros hacer algo tenemos que tener motivación. Por ejemplo; cuando estás enamorado eres capaz de hacer cosas que sin ese tipo de emoción no harías, lo mismo sucede cuando te dicen que te van a dar una alta remuneración económica por hacer una actividad. Sin ningún tipo de motivación no llegarás lejos, ya que el otro modo para hacer las cosas que no te gustan es ser presionado. Ya sea la presión de tu jefe, de tus familiares o de las deudas. Si eres capaz de encontrar la motivación para hacer algo, entonces no necesitarás ser presionado.

La mayoría de las cosas de la vida diaria no son emocionantes, y sin motivación, nos da demasiada pereza hacerla. Por ejemplo lavar platos, ver un documentar sobre como cultivar frijoles, es algo aburrido para hacer, y más si hoy en día hay tantas cosas emocionantes para hacer como ver cine, jugar vídeo juegos, chatear. Este tipo de entretenimiento tan emocionante desplaza por mucho las obligaciones repetitivas y monótonas que tenemos que hacer en nuestra vida diaria, y por eso el entretenimiento es una fuerza que hay que aprender a canalizar como lo veremos al final del artículo.

El uso de las emociones negativas para destruir tu vida o para construirla.

Es muy común que algo nos moleste, nos de miedo y tener sentimiento de culpa. Una persona con ira lo que hace normalmente es agredir a otros, una persona con miedo se paraliza y no hace nada, una persona con culpa se autodestruye, una personas celosa destruye su relación. Siendo las emociones negativas tan abundantes, entonces el mal uso de estas puede hacer que su vida se convierta en un infierno.

La mejor opción es usar las emociones negativas como motor. El problema es que no sabemos canalizar las cosas. Las emociones en el fondo no son ni positivas ni negativas, es el enfoque que hacemos de ellas el problema. Es como el cuchillo, si es usado para hacer una cirugía es bueno, pero si usado para quitar la vida de otro es malo. Estas emociones negativas tienen una labor. Los celos nos avisan de que algo se puede perder, el miedo nos avisa de que algo nos puede perjudicar. Si sabemos canalizar esas emociones, podemos estar muy motivado para hacer cosas que nos da pereza, por ejemplo usar los celos para ser mejor y ayudarte a conservar tu pareja, en vez de usarlo para destruir a tu pareja. Ya te daré más detalles al final del artículo.

Tres problemas que impiden usar las emociones como motor – motivación

  1. Las motivaciones duran muy poco, casi que ni se pueden usar.

Bien, estamos claros de que podemos usar las emociones como motor y motivación, pero el problema con la mayoría de ellas es que duran poco. Por ejemplo, te han dicho que eres flojo para trabajar y decides esforzarte por demostrar lo contrario, entonces lo intentas por dos días, y luego pierdes la motivación y no terminas haciendo nada. Alguien te dijo gordo y no te gusta que te digan así, lastiman tu orgullo y por ello decides seguir una dieta, lo haces bien por 3 días, pero luego ese sentimiento de orgullo no es tan fuerte y abandonas.

  1. Las emociones que duran mucho son incontrolables y viciosas.

Por el contrario hay otras emociones que si duran mucho, pero son incontrolables y caemos a su merced. Por ejemplo el jugar un vídeo juego, es algo emocionante que puedes hacerlo por bastante tiempo, el problema es que si te gusta mucho, no serás capaz de abandonarlo. Otro ejemplo es cuando te gusta una persona, no eres capaz de pensar en otras cosas, y descuidas todo lo demás. Todo aquello que nos da mucha emoción en algún momento se vuelve un vicio, los vicios debilitan tu voluntad. De eso ya  hablamos e nuestro artículo: “La guía definitiva para superar cualquier vicio o adicción”.

  1. Algo solo es emocionante una vez y luego aburrido.

El otro problema con las emociones es que solo son buenas una sola vez o pocas veces. Por ejemplo cuando ves una película, lo más probable es que no la vuelvas a ver, ya que deja de ser emocionante como la primera vez. Otro ejemplo es cuando te ofendieron una vez en el trabajo, por ejemplo un sobrenombre; pero ya luego te acostumbras y ya no te ofendes. La mayoría de las emociones solo te impactan una sola vez y por eso no suelen ser una fuerza que pueda ejercer cambiar en nuestra vida.

El origen de la pereza y como superarlo.

Hay varias razones para tener pereza. Lo uno es el agotamiento físico, que viene de la falta de sueño, el comer en exceso (el proceso digestivo agota mucho al organismo), o una actividad monótona. También está el tema de los asuntos pendientes y asuntos no resueltos. Pero la principal causa de tener pereza es que no hay cosas interesantes o motivantes para hacer algo.

Puedes tener la mayor de las perezas, y querer dormir un poco más en tu cama para no madrugar, pero si la persona que te guste te dice que se vean temprano, te levantarás con el mayor de los gustos. Así que la clave para superar la pereza de hacer algo, es usasr la inteligencia emocional para motivarte, que como hemos visto, hay un serio problema para mantenerse motivado, y para eso doy las siguientes claves.

6 Claves para mantener motivado y desarrollar inteligencia emocional.

  1. Tienes que tener motivaciones materiales.

Ya lo he dicho en otros artículos, yo creo en la reencarnación, y pienso en las consecuencias de mis acciones para las siguientes vidas, esto se puede ver como algo espiritual. Sin embargo mis motivaciones son mundanas, y eso se debe a que no debemos olvidar, que el cuerpo físico funciona con el estímulo de los sentidos, el cuerpo humano responde a la activación de las glándulas del cuerpo, y estas están relacionadas con instintos básicos.

Si eres capaz de superar tu autoengaño, y aceptar la realidad de tu naturaleza mundana y egoísta, estarás listo para motivarte a otros niveles, y si no lo aceptas, entonces te invito a leer mi artículo: “Somos egoístas por naturaleza”. La otra razón de porque lo mundano funciona tan bien para motivarse, es que es de naturaleza material, mientras que las motivaciones espirituales son intangibles. Por ejemplo el que tú te esfuerces por el resultado que tendrás en otras vidas, es algo intangible, demasiado lejano, quizás ilusorio, mientras que las cosas materiales es algo que obtienes de manera inmediata, y estimula de manera real las glándulas de tu organismo que te motivan. Tienes que aprender a ser equilibrado y ordenado. Mantén motivaciones espirituales a largo plazo, y motivaciones materiales a corto plazo.

Actividad para encontrar motivaciones materiales.

Debes hacer una lista de actividades que más te producen placer mundano, y usarlas como vehículo para desarrollar habilidades espirituales. ¿Te motiva ser famoso, te gusta el dinero, las mujeres?, ¿Quieres comprar el último iPhone o consola de vídeo juegos?, entonces escoge una de ellas y ten por meta conseguirlo en un periodo de tiempo. Cada una de estas metas materiales debes revisar como cultivan un fondo espiritual. Por ejemplo el luchar por estas metas cultivan voluntad e inteligencia que son valores espirituales, o el ser rico, en algún momento podrá servirte para ayudarte a destinar parte de ese dinero a causas humanitarias. Por ejemplo Bill Gates, por mucho tiempo fue el hombre más rico del mundo, toda una vida criticado por el monopolio de Microsoft, otros dijeron que era el anticristo, otros lo miraban como símbolo del capitalismo, y mira que ahora dedica su dinero a salvar de manera “real” el mundo, más allá de las buenas intenciones de muchos que se consideran muy espirituales. Más información en http://www.gatesfoundation.org/es.

  1. Escoge una sola emoción.

Durante muchos artículos que he escrito en el blog, he hablado de muchos aspectos de la personalidad que se deben mejorar, quien este acostumbrado a leerme, puede sentir una carga con tantas cosas que yo les digo que son responsables y que deben mejorar en su vida. Este blog es sobre ser consciente, y adicionalmente damos unas herramientas para mejorar. Así que no tienes por qué desesperarte por todas las cosas que tienes para hacer, al fin y al cabo, de eso se trata la vida; de hacer cosas.

Mi invitación es que solo escojas algunas de las actividades propuestas, conviértelo en un reto, y luego supéralo. Porque una vez logrado el triunfo en algo, será más fácil superar todas las demás cosas. Mientras que si te concentras en todas las cosas que no tienes y que quieres lograr, entonces te desesperas y pierdes la motivación.

Actividad.

De entre las cosas que quieres mejorar en tu vida y te motivan. Escoge una sola, comprométete a lograrlo, y olvídate de todo lo demás hasta que hayas triunfado en esa actividad.

  1. Recuerda tu motivación.

La razón por la que no te motivas es porque se te olvida. Las emociones hay que alimentarlas, y esto se logra al recordarlas. Cuando tú te acuerdas de porque debes esforzarte y de cómo vas a evitar una situación negativa y como lograrás otras positivas, entonces mantendrás viva la emoción. Esa recordación no puede venir de la memoria, ya que ella se distrae con facilidad, debes hacerla visible.

Actividad para recordar motivación.

Anota en una lista las cosas que quieres lograr y que te motivan. No necesariamente tiene que ser una lista, mejor si consigues vídeos, fotos, amistades, que te hagan recordar ese tipo de motivación. Prográmate diariamente a una hora específica para ver esos vídeos, esas fotos o leer esas metas, y así recordarte de porque debes de hacer lo que debes de hacer.

  1. Tienes que variar el empaque de la motivación.

La mente solo está atenta a las cosas nuevas, y por eso cuando ya has visto algo por primera vez, es muy difícil que te vuelva a generar interés por volverlo a hacer. Quiero decir que el definir unos vídeos motivacionales, o el ver unas fotos no es suficiente, tienes que ponerte en la labor de variar para presentarlo como algo nuevo a la mente, y esta le ponga atención.

Actividad para cambiar tu motivación.

Una vez tengas definido que es lo que te motiva, entonces debes cambiarlo una vez por semana. Si por ejemplo para adelgazar hoy te motiva el tema de la salud, entonces a la otra semana investiga el tema de la figura. Luego cambias de la lectura, a ver vídeos, y luego varías con ver fotos de alguien esbelto. Separa un espacio para esta actividad.

  1. Primero trabajar y luego la recompensa, no al contrario.

El problema con las emociones y sobretodo las que generan placer es que son viciosas. Así que la mejor manera de solucionarlo es convertir estos placeres en recompensa. Primero trabaja duro para obtener una recompensa, y luego disfruta. No hacer al contrario como hacen muchos. Primero se juegan al vídeo juego, se ven la película, y luego hacen la tarea.

Actividad.

Según esa lista de motivaciones que hicistes, escoge la más emocionante como premio, no olvides haber definido como vas a cambiar el empaque de esa emoción para así mantener la atención.  Una vez tenga esta parte clara, mide tu capacidad de esforzarte por algo sin interrupciones. Por ejemplo si eres capaz de lograrlo solamente por una hora, trabaja duro por una hora, y luego prémiate. Con el tiempo serás capaz de trabajar duro en el día, y luego te premias a la noche, o trabajas duro una semana, y te premias los fines de semana.

  1. Ten un objetivo para cada emoción que tienes, conócete a ti mismo.

Nuestra principal falla como seres humanos es la inconsciencia, reaccionamos, no actuamos. Al reaccionar no tenemos la posibilidad de manejar nuestra personalidad. Es importante conocernos a nosotros mismos en nuestra manera de reaccionar. Por ejemplo ¿qué situaciones te producen celos?, ¿qué cosas te ofenden y en qué circunstancias?, ¿qué te hace sentir culpable?. Una vez los identifiques podrás manejar esa emoción. Por ejemplo si sabes que te produce ira, y en qué circunstancias reaccionas de esa manera, entonces sabrás como evitarlo, o como usarlo a favor.

Actividad

Describe una lista de emociones negativas y emociones positivas que te dominan. Anota debajo en que momento surgen, has otra casilla donde anotas como reaccionas. Una vez lo tengas listo, debes mirar que impacto tiene en tu vida estas acciones, y cuál es la mejor manera de actuar. Por ejemplo si eres una persona que te enfurece que te llamen la atención sobre tu trabajo y tu primera reacción es hacer las cosas peor para perjudicar a quien te dijo eso; entonces piensa en las consecuencias de como eso disminuye tu calidad de trabajo, de que cultivas enemigos y anota eso en una lista. Luego reflexiona del uso que le puedes dar a esta emoción. Anota lo que vas a hacer cuanto te llamen la atención, de cómo te conviene invertir ese sentimiento de rabia en mejorar, y demostrar que puedes hacer muchas cosas.

Lo mismo con el sentimiento de culpa, si sabes que haces algo que te avergüenza, entonces usa esa vergüenza para hacer una actividad que compensa y construye. Por ejemplo sabes que la adicción a las drogas te destruyen, en vez de torturarte a ti mismo de porque lo haces, mejor invierte ese sentimiento de vergüenza en hacer deporte, en compensar, en corregir el daño que haces a tu cuerpo. Con el tiempo esa emoción negativa te servirá para superar el mismo vicio.

Usa todo lo que tengas a favor.

Uno de los tantos autoengaños que tiene la mente para cultivar una vida sin esfuerzos y sin logros, es decirse a sí mismo que no tienes las suficientes oportunidades para lograrlo, que cuando lo tengas entonces lo harás. No puedes esperar a que todo el mundo y la vida este a tu favor para actuar, aprovecha cada cosa para hacer lo que tienes que hacer. Aprovecha las emociones negativas, el entretenimiento, tus sueños mundanos, tu espiritualidad, tus creencias, tus circunstancias, todo únelo como herramientas a tu favor. Quien usa todo, es más fuerte, mientras que quien se divide, sus luchas internas lo agotarán. Por ejemplo es muy poca la fuerza que puede tener alguien que se asigna a sí mismo como espiritual y lucha contra las cosas mundanas, si usa esas dos motivaciones a favor, será más fuerte. Ya lo he dicho, el problema no son las cosas en sí, si no la falta de consciencia y manejo de las cosas. Cuando tu no eres consciente, las cosas te manejan a ti.

Lo mismo pasa con cosas como el entretenimiento, las emociones negativas, en vez de luchar por abolirlas, ya que como sabes las cosas no se destruyen sino que se trasforman, entonces las usas a favor, y mira que tendrás una fuerza extra para lograr las cosas que quieres. La inteligencia emocional esta en usar las emociones de manera consciente. Cuando eres consciente, tu manejas tu vida, y no al contrario.

foto vía: Ryan McGuire

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.