Cómo enfocar el potencial mental en la solución de problemas diarios

Cómo solucionar problemas

Vivimos según hacemos, y hacemos según pensamos. Somos lo que pensamos. Es el pensamiento el origen y fundamento de todo, y si en el pensamiento surgieron los diferentes desórdenes de nuestra vida, entonces en el pensamiento también surge la solución.

Empezaremos a hablar de las habilidades de la mente, como por desconocer estas habilidades nos hemos perjudicado inconscientemente y finalmente cómo enfocar todo el potencial mental a resolver conflictos en la vida diaria.

 

Las habilidades de la mente y como nos está perjudicando

1. La mente es un programa que guía nuestras acciones

Sabemos que los genes transmiten un conjunto de instrucciones desde los padres hacia los hijos. También que en nuestro cerebro existen un conjunto de órdenes donde se dan unas instrucciones básicas de supervivencia, y que luego esa programación mental va enriqueciéndose o empeorando de acuerdo a los nuevos conocimientos. Esos nuevos conocimientos nacen de lo que transmite la cultura y los padres. Todos los errores en esta parte son transmitidos. Luego, si el niño en tierna edad, enfrenta conflictos que no tiene la madurez para enfrentar, entonces le genera un trauma y programa mental que le acompaña de adulto. Es entonces la mente poseedora de un conjunto de instrucciones de los que no somos conscientes y que nos guía día a día.

2. La mente la mueve motivaciones y deseos

La mente para poder actuar y enfocarse en algo, debe de tener un motivo. Ese motivo está relacionado con lo que le pueda brinda bienestar, comodidad y placer, en el entorno que le rodea. Eso es lo que mueve a los animales y también nos mueve a nosotros, que también somos animales, un poco más inteligentes. Ahora bien, muchas motivaciones en la mente están torcidas.

Muchas motivaciones nacen de la costumbre. Por ejemplo, de joven se aprenden ciertos vicios de acuerdo al entorno en que creció. Esos vicios serán los que le motiven muchas de sus acciones a futuro.

3. Nuestros pensamientos construyen paso a paso nuestro destino

Cada pensamiento, influencia cada una de nuestras acciones, pero como no sabemos lo que pensamos, entonces no sabemos lo que hacemos. En nuestro pensamiento hay un gran poder. A través de lo que pensamos influenciamos las cosas que nos sucede, pero como nadie explicó al niño como funciona, entonces es como si hubieran puesto un arma que dispara fuego en manos de un inexperto, que terminará por destruir su entorno.

 

El potencial mental enfocado y cómo solucionar problemas

1. La programación mental positiva

Si la mayoría de nuestras acciones están guiadas por una programación subconsciente que en su mayoría viene desde la niñez cuando no éramos conscientes ni maduros. Entonces tenemos que volver a hacer una nueva programación de la mente, esta vez de manera consciente, y con unos nuevas formas de pensar. Esas formas de pensar debe inicialmente ser nutridas de un conocimiento acertado, que un inicio nos de luces de esas programaciones negativas, y que luego nos ayude a reflexionar sobre cómo programar la mente para el logro de nuestros objetivos.

Cuando usted tiene claro que ordenes debe de dar a su mente, para luego convertir en un patrón de conducta, entonces usted empieza a repetirse una y otra vez esos pensamientos, que poco a poco irán formando una nueva forma de actuar. Pasará de darse órdenes dañinas para su mente como: “Porque todo siempre debe ser difícil”, “siempre me equivoco” a decirse otro tipo de cosas: “Yo hago las cosas cada vez más fácil”, “siempre encuentro la manera de corregir”. Entonces su programa cambia y por tanto su vida cambiará.

2. Motivaciones positivas, pensamientos positivos

Todos tenemos sueños, una gran meta, un estilo de vida en el que queremos estar, algo que amamos, que nos da fuerza para todos los días movernos. En su mente usted tiene que tener dibujada cada trazo de su meta motivadora. Ya sea estar al lado de quien ama, lograr una independencia financiera, disfrutar de un lugar de ensueño. Usted deberá escoger uno de sus sueños, para así poder enfocar más fácilmente sus esfuerzos. Luego, elaborar un plan de acción con un conjunto de tareas diario que lo acercan a cumplir ese sueño. En la medida que avanzas en el logro de cada acción, te sentirás motivado y más cerca de tus sueño.

3. Desacelerar la mente, aprender a relajarse

La mente en el día a día recibe una sobrecarga de información, se enfrenta a una cantidad de responsabilidades y conflictos que no es capaz de solucionar al mismo tiempo, todo eso compite con todos los traumas del pasado que se mueven en la mente. Todo esto unido ofuscan la mente, lo cual no deja tomar buenas decisiones. Entonces la mente confundida, cree que quiere algo cuando no es eso. Eso aumenta los niveles de estrés, ansiedad, deseo, malestar, ira, impotencia, amargura. Todos los mecanismos instintivos del cerebro empiezan a surgir ante cosas que siente que no pueden controlar.

Lo mejor en estos casos es desacelerar la mente, tranquilizarse, calmarse. Usted debe de apartar un espacio, para respirar suave lenta y profundamente, y darle órdenes a su mente que se tranquilice: “Estoy tranquilo”, “esta situación la voy a mirar con calma”, “debo de identificar lo fundamental”… Al aquietar su mente, e identificar hacia qué punto enfocarse, entonces disminuirá los niveles de estrés ansiedad y mal genio.

4. Auto observación y autonocimiento

Habíamos dicho que todo lo que pensamos e imaginamos afecta nuestras acciones y entorno. Es deber fundamental mirar que estamos haciendo, conocerse a si mismo. Analizar lo que acabamos de hacer, mirar si acción nos trae bienestar o malestar, luego mirar cuáles de nuestras acciones nos llevaron a actuar de esa manera y porque. ¿Porque estoy peleando con mi pareja?, ¿Porque insisto en hacer esta acción?, ¿Por qué no he vendido este mes?. Descubre qué pensamientos y emociones están detrás de sus acciones. Luego, está pendiente para no volverlo a hacer.

5. Inteligencia aplicada a la vida diaria

Vivimos en una sociedad donde nos acostumbrado a tener una mente pasiva, sin iniciativa, sin buscar soluciones. Muchos de los problemas se pueden solucionar con sentarse a pensar y buscar alternativas. En vez de mantener su pensamiento en modo pasivo, dedicando mucho tiempo a ver televisión, leer libros. Saque un espacio de su tiempo a “pensar” en soluciones. Entonces se deberá preguntar, ¿cómo solucionar problemas de pareja?, ¿cómo solucionar problemas familiares?, ¿Cómo hago para vender más este mes?, ¿Cómo puedo ayudar a mi madre?, en la medida que su mente se enfoca en encontrar soluciones, entonces los problemas dejarán de parecer complejas fórmulas matemáticas, y se parecerán a sumas y restas. ¿Por que esa insesante necesidad de buscar que alguién le diga que tiene que hacer?, ¿Qué no sabe que muchas de las cosas que le dicen pueden ser erradas?, deje la comodidad y dedique espación a plantear sus propias soluciones, con el tiempo, su mente habrá desarrolla un potencial que le servirá a la hora de plantear soluciones a cualquier tipo de conflicto. Igual que la memoria se desarrolla por el esfuerzo de recordar, la resolución de problemas se desarrolla por el esfuerzo de reflexionar al respecto.

Recomiendo leer mi artículo: “7 habilidades de la inteligencia que debemos desarrollar

Tagged under:

1 Comment

Comments are closed.