6 cosas que hacemos inconscientes que arruina o aleja lo bueno que nos sucede.

Había hablado en un artículo de porqué que las cosas buenas les sucede a la gente buena, y en esta ocasión voy a mostrar unos factores de los cuales no somos conscientes; pero que muy comúnmente hacemos para que las cosas buenas se arruinen, o evitamos de que sucedan.

1) El apego y obligar a las cosas a permanecer más tiempo del que deben.  

Es natural en el ser humano, el buscar cosas buenas, es la razón de nuestra existencia, nacimos para ser feliz. Desafortunadamente, la vida tiene ciclos, las cosas nacen y mueren, las cosas tiene un periodo de intensidad, otro de utilidad, y hay cosas que vienen a nuestra vida para hacernos mucho bien, pero no será por toda la eternidad. Además las cosas son cambiantes, y nunca estáticas.

Desafortunadamente muchas de esas cosas buenas que vienen de afuera, nos generan un grado de adicción, de dependencia, que cuando nos faltan, nos dejan completamente desolados. Muchos tienen un amor con quienes son felices, tienen lindos recuerdos y en algún momento la relación debe terminar, y se esfuerzan en algo que no debe continuar. Otro ejemplo, es el que caso de quienes reciben ayuda del gobierno, de sus padres, de un amigo, y espera que les mantengan y le solucionen toda la vida siempre.

Es cuando encontramos eso que nos ayuda mucho, que nos gusta mucho, digamos el amor de nuestra vida, y luego este debemos dejarlo partir, entonces muchos prefierien no haber conocido el amor, porque les afecta tanto que haya terminado, les arruina tanto la vida, que es casi mejor que todo eso bueno que les haya pasado, mejor no hubiera sucedido. Entonces; ¿qué ganas le quedan a alguien el tratar de hacer feliz a otro, si después no le dejará marchar, y además el agravante de que le destruye la vida?. Esto aleja lo bueno, no te pueden suceder cosas buenas porque sencillamente te hacen daño, esclavizas lo bueno que te sucede para que te haga feliz egoístamente, y no quieres buscar otras cosas. Debes agradecer y disfrutar cuando tienes algo bueno, y cuando debes dejarlo ir, entonces dale la libertad, y aprende a disfrutar de otras cosas.

  1. El abuso de poder y de lo bueno que tienes. 

Se ha dicho que el poder corrompe, y es una gran verdad. Existen muchas clases de poder; el poder económico, el de mando, el de seducir y que otros hagan tu voluntad, el que tienen las estrellas de la música, las personas atractivas, etc. Es decir que el poder te da ciertas ventajas sobre los demás, y muchos usan esas ventajas no para construir y beneficiar a otros, sino para destruir. “con un gran poder, viene una gran responsabilidad”, y aunque suene a frase de película de las guerras de las galaxias, en el fondo dice una gran verdad.

Muchos cuando tienen dinero, lo usan para humillar a otros, para quitarle lo poco que tienen otros. El dinero puede dar placeres insospechados, alguien conoce el placer y el bienestar que da el dinero, y se olvidan de los demás, solo piensan en cómo pueden disfrutar más. Alguien recibe mucho personal a cargo, y solo usa ese puesto para llenar su ego, y humillar a otros. Muchos tienen el don de la palabra, de convencer a otros, y lo usan para arruinar y aprovecharse de los demás. Muchos lograr conseguir gran figura y presencia, y lo usan para jugar con los sentimientos de las personas. En mi artículo: “Porque las personas con poder suelen mentir y manipular”, hablo más del tema.

Muchos dicen, “yo no sabría qué hacer con tanto dinero”, “Me volvería loco”; entonces es porque solo piensan en sí mismo, y aquí viene una de esas frases que parece dicha por alguien que se la fumo verde: “solucionar el hambre del mundo”, y es que aunque suena a chiste, cuando alguien le sucede algo bueno, solo piensa en cómo le puede beneficiar a sí mismo y no a los demás, y son estos que cuando tienen el poder lo usan egoístamente. Una persona así, para qué va a recibir dinero, ella misma lo dijo, no sabe qué hacer con él. Por otra parte, están los que piensa que el dinero es malo, que el cuerpo es malo; entonces por supuesto, nadie va a tener y a permitir que algo malo le suceda. Y esto hace que el abuso con el dinero, el no saber que hacer con el, en lo aprovecharlo para el bien de todos, hace que el dinero corra a kilómetros de las personas, y también otras formas de poder no estarán al alcance de las personas.

  1. No valorar, ni cuidar lo bueno que se tiene.  

El ser humano es inconformista por naturaleza, si tenemos algo bueno, queremos algo mucho  mejor. Esto no es malo, el querer siempre más, es la esencia de la vida, hace querer mejorar, evolucionar hacia nuevos estados. Solo por alguien que no se conforma con volar en la tierra, si no volar en el espacio, es que hace que con su esfuerzo, en algún momento, se invente una nave para viajar a otros planetas. Alguien que no se conforma con su rendimiento físico, se esfuerza y se convierte en un gran atleta. Son este tipo de sueños, de gente inconforme, que permite crear nuevas cosas. Pero es esta misma fuerza de inconformismo, que hace que la gente no valore, ni cuide lo bueno que tiene.

Muchos logran por fin casarse con el amor de su vida, y luego se descuidan, dejan de ser detallistas, dejan de cuidar su apariencia, y de ser especial con el otro, luego se preguntan con asombro, porque esa persona que era tan especial, les abandonó. Muchos reciben un buen empleo, y hacen si no renegar por todo el  trabajo que tienen, porque el compañero es chismoso, porque debe de madrugar, y muchas cosas más, y este grado de estrés lo lleva a hacer las cosas de mala gana. Muchos reciben enormes sumas de dinero, y lo empiezan a gastar sin consideración, como si este no se fuera a acabarse, y luego terminan en la ruina. Miremos la salud, mucho piensan que como ahora no le duele, todavía puede caminar, entonces abusan y no cuidan de su cuerpo, no hacen deporte, y luego, después de años de intoxicación y abuso, vienen a valorar la salud perdida.

Si alguien no valora un buen trabajo, y fuera de eso reniegan por ello, entonces para que recibir algo que quizás otros si valora mucho, le va a sacar provecho personal, y va a ayudar a otros con su labor. Si no cuidas ni valoras a tu pareja, entonces porque debería permanecer a tu lado, cuando alguien si la valora como se merece. Todo lo bueno que hay en tu vida,  te olvidas de que existe, no lo valoras, no lo cuidas, entonces lo descuidas, y cuando no le brindas atención, termina por acabarse. ¿Dejarías en manos de una persona descuidada algo que es valioso para ti?. Hay tesoros y cosas muy buenas que no se pueden dejar a personas que no las van a valorar, ni cuidar.

  1. Lo bueno es difícil, y no está al alcance de quien no se lo merece.

Las cosas buenas son difíciles, lo malo es fácil. Miremos el nacimiento de un niño, de una nueva vida, el parto es duro, y luego hacer que este niño crezca, educarlo para que sea alguien útil a la sociedad es un esfuerzo que lleva gran parte de la vida de los padres, mientras que quitarle la vida a alguien y arruinar los años de esfuerzo y dedicación que esa persona hizo para construir algo, es algo que se puede hacer en segundos. Fácil es destruir la fama de otro, destruir sentimientos, burlarse y agredir; pero decirle algo que le ayude, eso sí que es difícil. Conseguir dinero rápido es fácil, es si no quitárselo a alguien que le se haya esforzado por años para conseguirlo. E incluso como sucede con esto blog, algunas personas, el artículo que escribo lo copia en otros blog para atribuirse a sí mismos el esfuerzo, y ni piden permiso, y ni hacen alguna referencia a que la fuente es este blog. Lo que a mí me demora 4 horas de mi descanso el domingo, que podría dedicar a ver televisión, a otro solo le toma un segundo de copiar y pegar.

Todo tiene unas consecuencias. Puedes robar el dinero de alguien, y luego no lo disfrutas como debes, debido a que permaneces encerrado huyendo de las autoridades. Puedes fácilmente lograr una relación en base a apariencias y mentiras, pero este fácilmente se derrumbará. Robar, mentir, engañar, rogar, someter, agredir a otros, son las herramientas que muchos usan para llegar fácilmente a las cosas sin hacer un esfuerzo, y luego, estas cosas se derrumban, porque en el fondo no hay nada que las sostenga.

Las cosas buenas no se consiguen tan fácilmente, requiere talento, esfuerzo, dedicación, sacrificio de años. Quien llega al dinero, por las vías del esfuerzo de años, fruto de la inteligencia, la planificación y la disciplina, entonces no lo perderá, porque en el fondo hay algo que es capaz de sustentarlo y volverlo a armar, aun cuando lo pierda por algún tipo de infortunio. Quien consigue las cosas de este modo, las valora, y no abusaría de este nuevo perder. Los amores que de verdad valen la pena no son fáciles de conseguir, los trabajos que de verdad son buenos, tampoco se encuentran a la vuelta de la esquina, exigen mucho de nosotros, y deberíamos estar a la altura.

  1. La falta de confianza y creencia en alguien o algo.  

La desconfianza es vital porque nos protege de algo que nos puede hacer daño, pero también nos aleja cosas buenas. Es como si usted construye una casa muy encerrada y aislada para protegerse del inclemente clima y de los ladrones, esto hará que ni el sol, ni el fresco aire llegue con facilidad a usted, y además le aísla de las personas. La desconfianza y la falta de fe, es una barrera que usted pone en frente de algo, anulando todo efecto que pudiera tener en su vida.

Cuantas veces no escuchamos historias de artistas que nadie creía en ellos y de un momento a otro alguien les dio la oportunidad y se volvieron famosos. Mal para quien no creyo en ellos, y bien para quien si creyo. Usted puede tener la oportunidad de su vida, a la persona de su vida, a la solución que necesita en su vida, en frente de usted, y como usted está cerrado a toda creencia, entonces no la vería. De pronto puede aparecer algo que le va a hacer millonario, y como usted piensa que eso es para engañar, entonces ni se toma la molestia de mirar, y la deja ir. La mayoría  de las veces esas cosas si son para engañar, pero habrá una que no, a la cual usted no dejó fluir, porque sencillamente usted no cree en ello ni en nada.

Cuando usted no cree en algo, lo desprecia, y en el peor de los casos lo ataca sin ni siquiera darle una oportunidad; entonces cómo puede atreverse algo bueno a acercarse, si corre el riesgo de ser atacado. Toda cosa en la que usted no cree corre a kilómetros de usted, si usted cree que el dinero es difícil entonces esta huirá de usted. Por otra parte usted atrae y acepta en su vida aquello en lo que usted cree. Si usted cree que la gente engaña, entonces los que les gusta engañar, estarán pendientes para entrar a su vida. La creencia abre la puerta, y la desconfianza la cierra. Muy pocos saben elegir en qué creer y confiar y a que cerrarle la puerta.

  1. La ansiedad, el abuso.

El cerebro por instinto se mueve hacia aquellas cosas que le brindan algún tipo de beneficio inmediato. Es por eso que los vicios son tan difíciles de abandonar, y los esfuerzos prolongados que en un futuro lejano nos van a brindar grandes beneficios son tan difíciles de lograr. Es más fácil que tu te comas el pastelillo que te brinda placer inmediato y te engorda, que tener meses enteros de disciplina en la alimentación, y que te ayuda a adelgazar, luego vendrá el sentimiento de culpa y frustración por ceder ante el impulso, y eso genera más ansiedad, y por tanto comerá con más desesperación.

Detrás de la desesperación y la ansiedad, viene una compulsión que lo devora todo. Es decir que si usted está ansioso porque comió algo, entonces le genera más ansiedad que hará que a la próxima vez, usted coma con mayor desesperación, se fume el cigarrillo con más ganas, gaste más de la cuenta, y no deje nada. De todo esto ya hablamos en nuestro artículo 19 claves para superar un vicio. Esto se aplica al amor, las personas ansiosas producto de la soledad, de relaciones conflictivas, se encuentran en un estado de desesperación, y si encuentran a alguien que las hace feliz, entonces la consumen, las secan, las ahogan, y por ello ante esta situación la otra persona no le queda más remedio que huir por su vida. De manera similar sucede con el dinero, una persona recibe una considerable suma, y empieza a comprar compulsivamente y se lo gasta todo en un momento. Este fenómeno, es muy similar a una plaga de langostas, que acaba con todo el cultivo y después no queda nada. A veces tenemos comportamientos de plaga, acabamos con todo, y no dejamos nada.

Debemos aprender a controlar esos ataques de ansiedad y desesperación. Cuando algo bueno suceda, no debería de salir desesperadamente corriendo ante ello, eso muestra el hambre, la necesidad y la desesperación. Si va a comprar, no se lo gaste todo, compre un poco y guarde otro poco para después, y ojala en vez de gastar, lo invierta. Si va a comer algo bueno, no lo consuma todo hambrientamente hasta quedar hastiado, guarde la mitad para luego, así siempre podrás disfrutar algo bueno sin que te haga daño, si alguien bueno llega a su vida, no lo amarre, no lo ahogue, y no abuse de él, siempre es mejor dejar un bonito recuerdo, una reserva para más adelante, alguien a quien acudir cuando todos te hayan olvidado. ¿Que bueno puede llegar a usted, si usted lo acaba en un instante, y no le da la oportunidad de que quede algo más?. Es cuestión de cambiar el chip, en vez de pensar cómo le va a quitar todo al otro para satisfacer su ansiedad, piense que puede aportar, no lo agote del todo, y así, muchas cosas buenas pueden llegar con tranquilidad.

Conclusión. 

El apego, la ansiedad, la falta de confianza, la falta de valorar las cosas, el abuso de lo bueno que se tiene, son cosas que hacemos muy fácilmente y requieren un gran grado de consciencia de lo que pasa en nuestra vida, y un verdadero compromiso por mejorar. Cuando algo bueno llegue a nuestra vida debemos darle el permiso para entrar, creer en ello, luego debemos brindarle lo mejor, a aquello que es lo mejor, no debemos consumir hasta acabar con todo y no dejar nada, y finalmente dejarle en libertad sin apego, de este modo las cosas buenas puedes fluir fácilmente en nuestra vida.

Si te gusto este artículo, da like y comparte. Luego no te pierdas nuestros artículos semanales, siguiéndonos en redes sociales y correo.

Foto vía: Lauren Rushing

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under:

2 Comments

Comments are closed.