5 razones subconscientes por el que las personas te olvidan o te pagan mal

Porqué las personas se olvidan de uno

Las relaciones interpersonales son bastante complejas, y dentro de las cosas que más reclamamos es la correspondencia de ciertas personas, las cuales muchas veces se alejan y se olvidan, dejando una sensación incomoda, sentimos que son mal agradecidos, o te han pagado mal. Siempre nos preguntamos porque sucede esto, y en este artículo daremos unas razones subconscientes a dicho comportamiento.

Las cosas que nos unen a los demás seres humanos

Debemos pensar en el ser humano como un mecanismo, con un cerebro hecho para sobrevivir. Más allá de lo que puedan decir las novelas románticas, sobre almas gemelas, personas que vienen conectadas de otras vidas, o de que todos deberíamos abrazarnos como hermanos. Más allá de eso, debemos pensar en los mecanismos del cerebro.

Uno de esos mecanismos se llama la costumbre, cuando el cerebro ejecuta un proceso por mucho tiempo, entonces el cerebro acomoda todas sus acciones y genera una interdependencia con ese proceso. En muchos casos lo que nos une a otras personas es la larga convivencia de años, en la que se han vivido tantas cosas, en las que se ha generado una interdependencia, que se forma una unidad, una amistad muy sólida, que por mucho que se quiera abandonar u olvidar, no es fácil.

El otro mecanismo se llama interés. El cerebro en su búsqueda por sobrevivir, invierte un esfuerzo en acercarse a otro para establecer relaciones con un propósito definido. Las cuales, con la costumbre se puede convertir en amistades interdependientes y sólidas.

Finalmente tenemos un tercer mecanismo relacionado con los vacíos, en términos de la calle serían las personas que andan por el mundo con la actitud de “necesito amor”. Aquí estamos la mayoría, porque de cierta manera de niños sufrimos toda una cantidad de carencias emocionales, de inseguridades, que buscamos que otra persona nos brinde esa seguridad que no tenemos, que nos digan las palabras de afecto que no nos dijeron. Estos son los que más sufren en eso de las relaciones, por que enfrenta al mundo, y busca a los demás, desde una posición de carencia, de debilidad, y no de fortaleza. En los siguientes puntos trataremos de entender más a este tema.

Todo es un dar y recibir

Es un error pensar que lo que nos une a las personas es el amor universal, si lo miramos desde el punto de vista del cerebro, lo que nos une a otros, son facilidades y medios para sobrevivir. En este punto lo que te destaca dentro de un medio es tu capacidad de liderazgo, y tu capacidad de dar. Muchos se mueven dentro de un entorno, se acercan a otros y forman una relación con la intensión de recibir. Recibir dinero, recibir seguridad, recibir guía. Entonces es ahí cuando tienes todas las de perder, porque la mayoría de los seres humanos andamos con la intensión de recibir. Es ahí cuando hace esa larga lista de requisitos de lo que el otro debe de ser, que música le debe gustar, que profesión debería tener, y como se debería vestir, lo cual, en teoría, eso le haría feliz.

La mejor de las actitudes es moverse por el mundo con las manos llenas, no exigiendo a los otros como deben de pensar, sentir o hacer. Me refiero por manos llenas a las personas que, en vez de estar buscando seguridad en otros, el mismo es una persona segura, en vez de estar buscando comprensión en otros, el mismo se comprende y comprende a otros, y en vez de estar buscando quien le preste dinero, el debería de estar es disposición de prestar. En sí mismo debería ser un cúmulo de virtudes, lo cual lo vuelve una persona atractiva, que todos le buscan. Este último aspecto es el más difícil de lograr, porque la persona debería haberse superado así mismo.

Cuando alguien entra a una relación con la intensión de recibir, siempre tiene el temor de que el otro se vaya. Retiene a la otra persona a las malas, a través de distintos chantajes emocionales. Mientras que el que tiene las manos llenas, no le preocupa que el otro se vaya, ya que el mismo se vasta a sí mismo, y siempre podrá encontrar a alguien más.

Existes varios tipos de carencia. La carencia a nivel intelectual se llama ignorancia, la carencia a nivel física se llama pobreza, la carencia a nivel emocional se llaman complejos, vacíos, traumas, etc. Si bien todos los seres humanos somos iguales, hay que reconocer que no somos especialmente dados a acercarnos a los mendigos de la calle, a abrazarnos y preocuparnos por ellos. Tampoco lo hacemos con personas ignorantes, con ideas erradas. Finalmente, tampoco lo hacemos con personas con una cantidad de carencias emocionales. De carencias emocionales estamos llenos todos, pero son pocos los que aceptamos esto, y preferimos culpar a los demás, calificándolos de arrogantes, de despreciativos. Siempre es más fácil culpar a otros y no luchar por mejorar.

1. El error de comprar las amistades, el regalar la amistad

Todos necesitamos de los demás, nos hace mucha falta el calor humano, y muchos para conseguirlo empiezan a comprar la amistad de otros, dando cosas. Por supuesto no solo se trata de dinero, sino de regalar sentimientos y atenciones. Hay que tener en cuenta que los seres humanos no valoramos lo que no nos cuesta esfuerzo. Esto funciona para todo y en cuestiones de amistad no es algo que se debe regalar, sino que también se debe de ganar. La pregunta es, ¿eres de los que va por el mundo en busca de amistad con la actitud de: “necesito amor”?

Muchos compran la amistad de otros, haciendo invitaciones, regalando cosas, y si no tienen el dinero; entonces la compra con atenciones, con dar cosas que comprometen al otro. Esto no es algo que se haga conscientemente, sino que es un mecanismo del de comportamiento para ganar la amistad del otro. Luego, como has construido una relación en base a las cosas que das, entonces cuando no las tengas para ofrecer, o la otra persona las encuentre en otra parte, entonces, la persona sencillamente se va. Además, son cosas que se han regalado sin que el otro haya hecho un esfuerzo para obtenerlo, y es ahí cuando no se valoran las cosas.

Las amistades no se buscan, son cosas que simplemente se van dando, o simplemente no se dan. El hecho que conozcas a una persona, no es que deba ser tu amigo. Las relaciones duraderas requieren toda clase de vivencias, para que se genere esa interdependencia de la que hablamos.

2. Las personas tienes sus cosas en que pensar y hacer

Muchos andan por la vida exigiéndole a los demás. Pero hay algo que no se tiene en cuenta, el mundo y las personas no giran alrededor tuyo. Las personas tienen sus propios problemas, sus metas, sus ocupaciones, que sencillamente no tienen tiempo para pensar como amaneciste hoy, o incluso ni para saludarte. Debes dejar de pensar que eres el centro del mundo y que las personas tienen algún tipo de obligación contigo.

Imagina los cientos de personas que se conocen cada día, y además de que el ritmo de vida moderno consume mucho tiempo. Entonces tienes que pensar que dentro de las cosas que tiene que hacer cada cual, no hay espacio para pensar en ti. Es así de sencillo. Si pasas demasiado tiempo esperando a que esta u la otra persona te diga algo o haga algo por ti, es que dependes demasiado de otros.

También puede suceder que las personas quieren vivir otro tipo de vida, y se ha dado cuenta de que el medio en el que se envuelve no contribuye a esos cambios. Por ejemplo, la persona le gusta el reggaetón, pero se mueve dentro de un grupo de fanáticos roqueros que odian el reggaetón, entonces para sentirse libre y no escuchar comentarios, entonces sencillamente busca otro tipo de amistades que no siente que le cohíben.

3. No representamos valor para el otro

Esto es muy duro de decir, y yo no creo que nadie lo haya dicho así de claro, pero la verdad es que es así de claro, y en este blog nos gusta hablar clarito. Ya lo he dicho, esto no es un blog de motivación, donde escuchas cosas que quieres oír para sentirte bien, este es un blog de consciencia, donde el propósito es acercarse a la realidad de las cosas, y a veces la realidad es dura.

El hecho es que, si alguien no te busca, no te llama, no te saluda, es que claramente no ve necesario hacer un esfuerzo por llamar tu atención, por complacerte, porque no percibe en ti algo que le pueda beneficiar. Entonces te puedes decir, pero porque la gente es así, si todos somos hermanos, y deberíamos convivir en eterna confraternidad, ¿dónde está el amor?, Antes de reaccionar con sus sentimientos, siempre póngase en el lugar del otro y de su cerebro. Piensa que la otra persona tiene sus problemas, tiene sus luchas, conoce cientos de personas, y que quizás no tiene tiempo ni tampoco fuerzas, para ponerse a pensar en cómo te sientes, en que necesitas.

Además, todo en este mundo consume tiempo y energía. El que alguien te visite implica unas horas que dejará de dedicar a algo más, un dinero en el trasporte y en lo que debe de llevar, que quizás necesita para otras cosas. El cerebro siempre busca economizar procesos, nadie hace un esfuerzo grande, si ese esfuerzo no representa una ganancia. Entonces el hecho de que en medio de todas las cosas que alguien tiene que hacer, no saque un espacio de su tiempo y dinero para invertirlo en ti, es porque no representamos un valor para esa pesona. Que es eso del valor, pensemos como piensa el cerebro subconsciente: “Si voy a donde esa persona me empezará a contar sus problemas con su padre, probablemente me pida dinero prestado, además tiene esa fea costumbre de meterse los dedos a la nariz mientras hablamos, además hoy tengo examen, mañana es el final de mi serie favorita, y para pasado mañana, Natalia me invito a piscina, entonces para que visito a esa persona”. Por supuesto esto no sucede para relaciones que se han construido muy sólidas.

Antes de dedicar tu tiempo a maldecir a otros porque no te prestan la atención que mereces, deberías preguntarte que es lo que hace que la gente se aleje de ti, que cosas de tu personalidad debes mejorar. No deberías invertir tus esfuerzos en luchar contra el mundo, deberías invertir tus esfuerzos en mejorarte a ti mismo.

4. No se cultiva la amistad

El problema con la mente, es que olvida; el problema con los sentimientos, es que, si estos no se cultivan, desaparecen. No puedes pretender que alguien a quien no ves hace rato, te trate como si vivieran juntos. Es decir, las personas cada día conocen nuevas personas, muchas de ellas muy interesantes, y con el tiempo ya ni se acuerdan de ti.

Las relaciones se cultivan, se basan en detalles, es una construcción de valores. Si esto no se cultiva, entonces no quedarán vínculos emocionales y mentales que una a las personas. Los seres humanos actuamos en base a las cosas que recordamos, y si no hay algo que nos esté recordando algo, entonces nos olvidamos, independientemente si esa persona era una gran persona y si la apreciábamos.

5. Tu forma de ser aleja a la otra persona

Finalmente, el hecho de que alguien se olvide de ti, es por tu personalidad, porque eres un pesado. De este punto ya hablé ampliamente en uno de mis artículos más populares: 7 actitudes que alejan oportunidades y amigos. De verdad recomiendo su lectura, es bastante revelador.

Opt In Image
La superación personal es la capacidad para ubicarse en el lugar y las situaciones que quiere vivir. Aprende:
  • Fijar metas realistas.
  • Vencer la pereza y enfocarte.
  • Cultivar voluntad y concentración.
  • Fortalecer autoestima y confianza.
  • El uso de la mente a favor.

Tagged under: